Política Prometen un "nuevo vino" para captar consumidores

Los bodegueros pidieron beneficios impositivos y prometen un "nuevo vino" para captar consumidores

El presidente de la COVIAR reconoció avances y tuvo autocrítica respecto a la industria. Ayuda para financiamiento y mejoras impositivas, entre los reclamos.
Avatar del

MDZ

1/3
Los bodegueros pidieron beneficios impositivos y prometen un "nuevo vino" para captar consumidores(Alf Ponce / MDZ)

Los bodegueros pidieron beneficios impositivos y prometen un "nuevo vino" para captar consumidores | Alf Ponce / MDZ

Los bodegueros pidieron beneficios impositivos y prometen un "nuevo vino" para captar consumidores(Alf Ponce / MDZ)

Los bodegueros pidieron beneficios impositivos y prometen un "nuevo vino" para captar consumidores | Alf Ponce / MDZ

Los bodegueros pidieron beneficios impositivos y prometen un "nuevo vino" para captar consumidores(Alf Ponce / MDZ)

Los bodegueros pidieron beneficios impositivos y prometen un "nuevo vino" para captar consumidores | Alf Ponce / MDZ

El presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina,  Angel Leotta, reclamó mejoras impositivas para el sector en el discurso oficial del desayuno previo a la vendimia. El dirigente empresarial destacó los acuerdos alcanzados en la promoción del vino y también dio un anticipo de lo que viene: producir vinos más livianos y ligeros para poder mejorar las ventas. 

"Tenemos ante nosotros una prueba de fuego. Sin consumidores no hay vitivinicultura posible ni para productores ni bodegas. Sin mercados no hay vitivinicultura posible. Sin demanda no existimos. La magnitud de los desafíos nos motiva a todos a comprometernos utilizado la articulación entre lo público y lo privado para que la vitivinicultura sea política de Estado", dijo Leotta.

 "Esta actividad no pide ni quiere subsidios. Está acostumbrada al esfuerzo, a invertir y competir con los mejores. Pretendemos seguir compitiendo en los mercados del mundo. Creemos lógico e insistimos en un aumento de los reintegros a las exportaciones de vino, pasas y uva de mesa. Queremos insertar ese reintegro a la producción en inversión. Esto significarían 100 millones de dólares para la industria", expresó. En el mismo sentido, los bodegueros piden financiamiento blando para inversiones "auténticas" en condiciones similares a los que pagan en los países con los que compite el vino argentino.

El nuevo vino

En el marco de la autocrítica, Leotta reconoció la caída del consumo y la necesidad de aggiornar los productos a la demanda. "El diagnóstico es claro. El consumidor quiere propuestas innovadoras. Productos en envases más prácticos. Vinos de menor graduación alcohólica y livianos", dijo. 

Si bien Leotta destacó y agradeció al presidente Mauricio Macri haberlos escuchado para excluir al vino dentro de los productos con impuestos internos, reclamó, en nombre de la industria, que ocurra lo mismo con los espumantes. "Lamentamos el trato arbitrario con los vinos espumantes. Instamos a los legisladores de todas las provincias a que se elimine el impuesto a los espumantes", dijo Leotta.

"Nuestro deber como dirigentes empresariales es de tener todo el esfuerzo y ponerlo al servicio de lo que nosotros creemos que corresponde. Tenemos la obligación de crear condiciones mejores para nuestra industria. Para tener una industria mejor, un país mejor", cerró el dirigente empresarial.

En la previa, se anunció que el 24 de noviembre se festejará el Día del Vino bebida nacional y se firmaron acuerdos entre todas las provincias productoras. 

Los gobernadores de las provincias vitivinícolas saludaron y se mostraron juntos, a pesar de las diferencias partidarias. Estuvieron Sergio Uñac de San Juan; Juan Manuel Urtubey, de Salta y Gerardo Morales, de Jujuy.