López Murphy: "Con un cuarto de la ayuda que le llegó a Macri, en 2001 no hubiésemos tenido problemas"

El exministro de Economía de la Alianza Ricardo López Murphy habló con MDZ de la crisis actual y aprovechó para compararla con la situación en 2001. Sostuvo que en aquel momento, el problema no fue la convertibilidad, sino el desequilibrio fiscal que no se corrigió. "El 1 a 1 nos hubiese permitido evitar el estallido de pobreza de 2002", dijo. Su opinión sobre el gobierno de Mauricio Macri.

Santiago Montiveros

López Murphy: "Con un cuarto de la ayuda que le llegó a Macri, en 2001 no hubiésemos tenido problemas"

López Murphy: "Con un cuarto de la ayuda que le llegó a Macri, en 2001 no hubiésemos tenido problemas"

Ricardo López Murphy tuvo un paso fugaz por el Ministerio de Economía de Fernando de la Rúa, después de estar a cargo de Defensa. Sin embargo, en su breve gestión a cargo de las cuentas del Gobierno anunció un plan de ajuste para intentar reducir el déficit fiscal. Poco duró tras aquella conferencia de prensa y su lugar fue ocupado por Domingo Cavallo. Hoy, 17 años después, el reconocido economista (fue asesor del BID y del FMI, entre otros puestos) insistió en que el desequilibrio de las cuentas era el principal problema y no la convertibilidad.

En diálogo con MDZ Radio, López Murphy sostuvo que aquel panorama era menos grave que la crisis actual. Comparando las gestiones de De la Rúa y Mauricio Macri, sostuvo que "si en aquel momento hubiésemos tenido un cuarto de la ayuda internacional que están teniendo ahora, no hubiéramos tenido ninguno de los problemas que ocurrieron". Además, consideró que en 2001 "la economía era más sana; no había problemas estructurales como ahora que las jubilaciones y el empleo público se duplicaron".

-¿Está más focalizado en lo político, en asesorías, en la enseñanza?

-Yo diría que en lo académico. Soy profesor, aunque a la vez hago consultorías como parte de mi trabajo.

-¿Cuál es su balance de la gestión económica de este gobierno?

-Cualquier observación objetiva indica que está todo el país decepcionado. Si no íbamos al FMI, hubiésemos colapsado.

-¿Cómo reparte entre los gobiernos anterior y actual las responsabilidades de ese colapso?

-El Gobierno recibió una herencia compleja que nunca explicitó, de gran descapitalización. La herencia es de una gravedad extraordinaria. Además, la caída de commodities llevaba a una caída en nivel de vida, pero ésta no ocurrió porque nos endeudamos. La hipótesis gradualista no tenía fundamento técnico y terminó en una crisis.

-¿Sí o sí la salida es el ajuste?

-Si alguien nos presta durante 20 años 50 mil millones de dólares anuales (no habría que ajustar). Ahora, le pregunto: vendemos 50 mil millones anuales, ¿parece razonable que nos presten 40 mil millones cada año?. Acá no se trata de un problema de ajuste, sino de dejar de hacer tonterías. El país tiene que vivir de su producción, exportaciones, no de prestado. No puede haber ocho millones de personas trabajando para financiar a otras 20 millones que viven de los demás.

-¿Hay similitudes entre la crisis actual y la de 2001-2002?

-No, para nada. Si en aquel momento hubiésemos tenido un cuarto de la ayuda internacional que están dando ahora, no hubiésemos tenido los problemas que ocurrieron. La economía era más sana.

-Les llegó un blindaje del Fondo...

-El paquete actual del FMI es cercano a 60 mil millones de dólares, cuando el blindaje a De la Rúa fue de 10 mil millones. No había problemas estructurales como ahora. Desde 2001 se duplicaron los empleos públicos y la cantidad de jubilados; problemas estructurales que se van a arreglar en muchos años.

-¿Fue un error mantener el 1 a 1 que instauró el gobierno de Menem?

-Ésa era la institucionalidad argentina. El 1 a 1 es muy parecido al euro y ningún país salió de él porque vieron nuestra experiencia. Ése no era el problema, sino los desórdenes fiscales que había que corregir con persistencia. Hechas esas correcciones fiscales, con el 1 a 1 nos hubiéramos evitado la catástrofe de pobreza de 2002. El problema allí fue que se sumó la crisis asiática, que derrumbó los precios de commodities a la mitad de lo que tenemos ahora. Imagínese ahora qué pasaría si la soja valiera la mitad.

-¿Dujovne es la persona correcta para conducir el ministerio de Economía en esta crisis?

-En el quirófano no cambio el cirujano. Uno lo elige antes de entrar y una vez adentro, que lo opere el que está. El verdadero problema es entender las dificultades que enfrentamos. Argentina vivía financiándose de una manera extravagante en el exterior. El gasto se duplicó desde que yo era ministro. Lo que hace el gobierno es consolidar lo que le dejó el kirchnerismo y nos va a agobiar con un gasto público que no podemos pagar.

Temas
  • Entrevista con MDZ
  • crisis
  • economía
  • Fondo Monetario Internacional
  • FMI
  • blindaje
  • Argentina
  • Ministerio de Economía