Política En Diputados

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury

El radicalismo admitió al legislador de Protectora Mario Vadillo como integrante y esto permitirá que el organismo que juzga a los jueces salga de la parálisis. Indicios de que arranca una etapa de búsqueda de consensos.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/6
Parés, presidente de Diputados, junto a Vadillo y Niven.(MDZ)

Parés, presidente de Diputados, junto a Vadillo y Niven. | MDZ

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury(Alf Ponce / MDZ)

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury | Alf Ponce / MDZ

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury(Alf Ponce / MDZ)

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury | Alf Ponce / MDZ

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury(Pachy Reynoso/MDZ)

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury | Pachy Reynoso/MDZ

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury(Pachy Reynoso/MDZ)

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury | Pachy Reynoso/MDZ

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury(MDZ)

Llamativo acuerdo político para reactivar el Jury | MDZ

Después de los gritos y acusaciones de Alfredo Cornejo, arrancaron las negociaciones con la oposición. El posible cambio de estrategia política del oficialismo empezó a notarse ayer en la Cámara de Diputados, luego de que fracasara su intento de imponer la sanción del proyecto de ampliación de la Corte.

La sanción inicial de la ley de Movilidad, en la que se aceptaron aportes de casi todo el arco opositor, representó el gesto más visible. Pero no fue el único. También hubo un acuerdo sorpresivo en la designación de los miembros del Jury de Enjuiciamiento, que se había vuelto una novela en sí misma.

La definición pareció dejar contentos a todos. En especial, al socio de José Luis Ramón en Protectora, el diputado Mario Vadillo, quien pedía a los gritos una silla en el organismo que juzga a los jueces y al final la consiguió.

El presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés, convenció a sus pares de que los tres lugares de la oposición en el Jury se repartieran en forma salomónica: Carina Segovia (PJ), Jorge Tanús (Podemos) y Vadillo quedaron como miembros titulares.

Asimismo, entre los cuatro representantes del oficialismo, introdujo a un disciplinado legislador del PRO: Pablo Priore. Los radicales Jorge Albarracín, Jorge López y Analía Jaime completaron la formación.

Antes, había sido tal la traba que se generó en Diputados por la designación de miembros del Jury, que esto terminó paralizándolo del todo. La obstinada búsqueda oficialista de votos opositores para ampliar la Corte tuvo la culpa de eso.

El reparto que se dio en el Senado fue la prueba. Ignorando el escenario político que generaron las últimas elecciones, el oficialismo había marginado a Protectora del Jury, a pesar de que es la nueva tercera fuerza de Mendoza. Sin justificación razonable, los puestos en el organismo se distribuyeron entre radicales, peronistas y un representante de "Podemos". O sea, nadie de Protectora. 

Se notó en ese momento la maniobra: "Podemos" es un desmembramiento del PJ liderado por La Cámpora. El propio Cornejo trataba de negociar entonces la ampliación de la Corte con Anabel Fernández Sagasti, la principal referente del sector.

Cuando esa puerta se comenzó a cerrar, empezó el coqueteo fino con Vadillo en Diputados. Su participación en el Jury era uno de los caramelos para convencerlo de apoyar el proyecto oficialista.

El radicalismo se dejó devorar por la ansiedad y la calculadora: le faltaba un par de votos para el quorum de la sesión especial y apenas uno para la sanción definitiva del proyecto. Intentó que Protectora le diera los votos del quorum y que ausencias sospechosas en la bancada del PJ orgánico facilitaran el triunfo definitivo.

Pero todo fracasó, porque la doble maniobra para ampliar la Corte en medio de los partidos de Argentina en el Mundial de Rusia se hizo notoria y los diputados de Protectora se frenaron para no quedar escrachados.

Fue de público conocimiento la reacción de Cornejo, que pocos días después salió a disparar contra la oposición, trató de "chantas" a sus referentes y sugirió que había corrupción e intereses políticos que jugaban en contra de su proyecto más querido.

Sin embargo, esa catarsis de Cornejo no parece haberse reflejado en la Legislatura como estrategia a seguir. Sería un camino muy complicado, ya que el oficialismo todavía puede imponerse en el Senado, pero en Diputados no tiene los votos.

Los indicios de que algo cambió, al menos en la Cámara Baja, se notaron ayer, por las expresiones de la oposición. La Cámpora festejó la "llamativa" apertura del oficialismo en la ley de Movilidad. Vadillo, a su turno, destacó que su ingreso al Jury se generó por "el acuerdo de todos".

¿Tomó nota finalmente el gobernador de sus debilidades y se viene una etapa nueva, que estará marcada por la búsqueda de consensos? Lamentablemente la película se corta acá y habrá que esperar hasta después de las vacaciones de invierno de la Legislatura para saberlo.