Política Regalías e inversiones:

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo

Se postergó para fin de mes la apertura de sobres de 11 áreas petroleras. Buscan inversiones más sólidas que en experiencias anteriores.
Avatar del

Pablo Icardi

1/5
Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo(Alf Ponce / MDZ)

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo | Alf Ponce / MDZ

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo(Alf Ponce / MDZ)

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo | Alf Ponce / MDZ

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo

Las claves de la primera licitación petrolera de Cornejo

A fin de mes se abren los sobres de la primera licitación petrolera lanzada por el actual gobierno y será un momento clave no sólo para saber si hay empresas interesadas en invertir para mejorar una industria que está en caída, sino porque será la puesta a prueba del "modelo Cornejo" de contratos petroleros. Éste tiene tres ejes clave: control de cumplimiento de inversiones, regalías móviles y promoción de la exploración de los "petróleos caros". 

En el Gobierno mantienen la expectativa. Hasta ahora se han vendido 14 pliegos y celebran que entre los interesados haya empresas grandes como Pan American Energy y Total.

Antes de la definición, hubo varias idas y vueltas. Tantas, que ahora pasarán en limpio el pliego para despejar dudas, luego de que se emitieron 11 circulares aclaratorias. También se corrieron las fechas de apertura y se definió hacer todo junto el 23 de abril. Eso implicó postergar todo el proceso y desviarse de los planes originales. Según el pliego original, la apertura de sobres era a fines de marzo. 

En total, se licitaron 11 áreas, pero 9 son para explorar y otras 2 para explotación. Una de ellas tiene un contexto político particular: se trata del área Puesto Pozo Cercado, que fue parte de la causa judicial por la cual el exgobernador Francisco Pérez fue imputado y por la cual está a punto de ser exculpado por la Justicia. Esa área había sido renegociada en 2011 por la empresa Chañares Herrados, pero no cumplió con las promesas de inversión y el año pasado fue revertida al Estado. El área Atuel Norte también se presentó para explotación.

Los detalles

Una de la novedades de la licitación es que se plantea un esquema de "regalías móviles". Aunque asuste el título y la aplicación será distinta, es similar al sistema de retenciones que se intentó aplicar en 2008 a las exportaciones de soja: si el precio del petróleo aumenta, las empresas deberán pagar más regalías. Si baja, pagarán menos. La base es el 12% impuesto por ley. Pero la intención es acompañar a las empresas y "participar" de las ganancias extraordinarias cuando suba el precio del barril suba y "acompañarlas" cuando el negocio se complique por el bajo precio. Aclaran, por las dudas, que la suba de regalías será tenue (de un punto aproximadamente) y no confiscatorio.

El año pasado, Mendoza recaudó menos de lo esperado por regalías y la merma en la producción nacional de petróleo (que viene desde hace varios años) hace temblar el esquema productivo de esa industria y las cuentas públicas. Por eso, la búsqueda de nuevas alternativas. Con el cambio en la forma de cobrar las regalías buscan ese equilibrio: tentar sin espantar. 

Los otros dos temas que generaron inquietud fueron el control de las inversiones y la exigencia de invertir en los petróleos "caros". En realidad, el petróleo no es lo caro, sino el método de explotación. En el Ejecutivo entienden que Mendoza necesita avanzar en tres técnicas para mejorar la producción petrolera: la recuperación terciaria, la producción de petróleo pesado y la explotación de recursos no convencionales. En todos los casos los niveles de inversión necesarios son mayores. Ahora aseguran que en vez de obligar buscan "sugerir" que las empresas incluyan en sus propuestas proyectos de ese tipo.

Desde que la Provincia tomó posesión y se hizo cargo de los recursos naturales, los procesos para buscar inversiones han sido traumáticos. En 2008, se adjudicaron 11 áreas a empresas que no tenían solidez ni experiencia en la industria petrolera y esas adjudicaciones se usaron como "títulos inmobiliarios". Por eso, explican, ahora buscan que las promesas de inversión sean reales y no infladas para ganar por parte de empresas sin respaldo.

Del grueso de áreas creen que habrá disputa por 6. Y, sospechan, alguna puede quedar desierta. Según el resultado del proceso, la intención del Gobierno es que haya otra licitación antes de que Cornejo deje el cargo. "La idea es que haya un ritmo continuo para buscar inversiones. Las próximas licitaciones van a ser con áreas que están por caducar, algunas que se reviertan o las que queden desiertas ahora", explican en el Ejecutivo.