Política Datos oficiales

La verdad sobre la inversión del Gobierno en educación

El gasto educativo de este año representará el 24,1 por ciento de los gastos totales de la Provincia, sin incluir organismos descentralizados. Esa cifra se eleva al 33 por ciento, si se descuenta de la masa total lo que el Ejecutivo destinará a municipios y gastos de deuda. Fuerte suba de la "asistencia alimenticia" en los colegios.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/5
En 650 escuelas más se dará de comer este año.(Gentileza)

En 650 escuelas más se dará de comer este año. | Gentileza

La verdad sobre la inversión del Gobierno en educación(MDZ)

La verdad sobre la inversión del Gobierno en educación | MDZ

La verdad sobre la inversión del Gobierno en educación

La verdad sobre la inversión del Gobierno en educación

La verdad sobre la inversión del Gobierno en educación

La verdad sobre la inversión del Gobierno en educación

La verdad sobre la inversión del Gobierno en educación(Gentileza)

La verdad sobre la inversión del Gobierno en educación | Gentileza

El gasto educativo del gobierno de Alfredo Cornejo se ha convertido en el eje de una discusión entre el Poder Ejecutivo y el SUTE, en un momento clave: se define el aumento salarial para los docentes.

Los números de uno y otro bando difieren considerablemente. El SUTE ha difundido hace poco que el Gobierno ha llegado a un piso del 20,1 por ciento, cinco puntos menos que en 2015. El Ejecutivo, en cambio, ofrece cifras que, para el sindicato, transformarían a Mendoza en Finlandia en cuanto a la calidad de la educación: 33 por ciento de inversión en el área para 2018.

Pero de acuerdo con las cifras oficiales, para este año, la verdad está en el medio: el gasto educativo representa el 24,12 por ciento del gasto total de la provincia.

El "gasto total" de 2018, que es el equivalente al presupuesto del año sin contar a los organismos descentralizados o de "caracter 5" (no se los agrega porque generan sus propios recursos, según el argumento oficial), será de 85.440,17 millones de pesos. En tanto que el gasto educativo (que incluye el presupuesto de la DGE, más aportes de otras carteras e incluso un remanente de 2017) será de 20.614,9 millones.

Hay que decir de todos modos que el Gobierno logra llegar al 33 por ciento, porque hace un recorte. No cuenta en la masa total los fondos que reciben los municipios por coparticipación y tampoco suma los "gastos de deuda", entre otras cosas. Considera a la deuda como una suerte de "gasto fijo"; y a la plata de la coparticipación municipal, un recurso ajeno que tampoco puede engrosar el monto total.

De ese modo, llega a un "gasto total ajustado" cómodo, que se achica considerablemente: pasa de 85 mil millones de pesos a 62.107 millones. Ahí sí, el presupuesto educativo de 20 mil millones resulta de mayor impacto.

Otro dato en el que insiste el Gobierno para reforzar su posición en la mesa paritaria es que gasta el 95,4 por ciento del total de los fondos en sueldos. La cifra es muy parecida a la del resto de las provincias, aunque el promedio nacional da cerca de 70 por ciento. Esto se debe a que los fondos que invierte la Nación en Educación casi no van a salarios docentes, un costo que deben asumir los gobernadores.

Fuerte suba de la "asistencia alimenticia"

Un dato muy relevante de las cifras que ofrece el Gobierno para defender su inversión educativa es que este año aumentará de manera muy fuerte el gasto en "asistencia alimenticia".

De 6 millones de pesos que aportó para ello el área de Desarrollo Social en 2017, este año se saltará a 43 millones (en el gráfico de arriba, aparece como "Resto finalidad educativa") El incremento se debe a que la cobertura de alimentos (desayunos, meriendas o almuerzos) llegará este año a 650 establecimientos educativos más que hasta el año pasado.

En tanto, el aumento del aporte del Ministerio de Infraestructura, Economía y Energía también es bastante relevante, de acuerdo a los montos oficiales. De 285 millones de pesos en obras para las escuelas que se votaron en el Presupuesto 2017, se saltará este año a cerca del doble: 559 millones. En 2015, en tanto, apenas se habían votado 26 millones de pesos para infraestructura escolar.

Hay un elemento más que el Gobierno suma al presupuesto "puro" de la DGE, que es de 19.311 millones de pesos: se trata de los 700 millones que ha invertido el Ejecutivo para el pago de juicios por el ítem zona.

Suben otros gastos

El Gobierno no oculta en sus cálculos que en 2016 invirtió más en educación que en los siguientes dos ejercicios: el "gasto educativo" de aquel año representó 35 por ciento del "gasto total ajustado", mientras que esa relación disminuyó al 33 por ciento en 2017 y 2018.

También creció mucho el volumen de fondos para los municipios y para pagar deuda. El cuadro del Gobierno da cuenta de aumentos muy considerables entre 2015 y 2016 (de 5.344 millones de pesos a 9.539 millones de pesos) y entre 2017 y 2018 (de 12.245 millones de pesos a 23.332 millones de pesos).

Este detalle seguramente aparecerá en la mesa paritaria hacia fines de esta semana, cuando el Gobierno y el SUTE vuelvan a sentarse para tratar de cerrar un acuerdo.

La postura oficial no ha variado: se ofrecerá al sector docente el 15,7 por ciento de aumento en cuotas, con una cláusula gatillo que eleve automáticamente los sueldos si la inflación supera esa cifra.

Para el gremio, ese aumento es "insuficiente". Pero falta que la oferta se vote en las escuelas, lo que ocurrirá la semana que viene, a menos de 15 días del comienzo de clases.