La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

En el #Wok de hoy: A la hora de opinar, los lectores no tienen letra de médico + Con el presentismo en la gestión pública no alcanza + A las críticas no las escuchan, pero a las propuestas tampoco + Cosechar ideas para salir del bucle nacional y popular.
Avatar del

Rubén Valle

1/14
La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

La receta que no llegará del FMI: menos humo y más carne en el asador

{ Maridaje } Para musicalizar la lectura de esta columna, el autor propone Pyramid song, por Echo Collective


En una nota reciente, invité a los lectores de MDZ a participar de una encuesta abierta respecto de si es válido que un sector de la política cobre en virtud de su presentismo. Utilicé esa metodología porque yo también me canso del periodista opinador, todoterreno, que pretende que sus conclusiones se consideren la verdad revelada. Error, convengamos, en el que también caen otros tantos en las tribuneras redes sociales.

Aunque no resulte científico, destaco la contundencia del resultado: 92% a favor del Sí frente a un 8% por el No. Un elocuente respaldo a la idea original de un exintendente y actual edil que propone que sus pares cobren si realmente van a trabajar (asistencia a sesiones, participación en comisiones, presencia real en el Concejo Deliberante). Su propuesta no termina ahí, ya que plantea recortarles el 25% a los sueldos de los funcionarios municipales, eliminar los viáticos y cortar el gasto de celulares.

>

Por eso la encuesta que se proponía era más amplia, ya que incluía en ese requisito no solo a concejales sino también a legisladores y funcionarios públicos, tanto a nivel local como nacional. Todo esto en el contexto del publicitado recorte fiscal al que la crisis empuja a adherir como nueva religión de Estado.

Urna de aportes

Independientemente de lo simbólico del sondeo, vale rescatar con especial interés las distintas visiones, aportes, críticas y análisis que surgieron detrás de la consigna propuesta porque es ahí donde se expresa una riqueza de miradas fundamentales para sustentar una opinión seria y no hablar al voleo -deporte nacional- como está pasando en temas tan sensibles como el aborto, la minería o las razones de la crisis económica.

Una de las observaciones recurrentes fue que con el presentismo no alcanza sino que habría que hacer hincapié en la productividad de nuestros representantes. En criollo, cobrar por resultados. 

En rojo y para la página del debe: la falta de preparación de muchos, el acceder a una banca, cargo o puesto por la sola militancia y no por vocación ciudadana, que no importa si tienen asistencia perfecta sino cuánto producen en beneficio de la sociedad, que ganan más que los docentes y para ellos no aplica un símil "ítem aula". Que a ellos no los alcanza la crisis como al resto.

De la queja a las propuestas: crear una comisión de ciudadanos independientes que los fiscalice, que los asesores y los celulares los paguen de sus propios bolsillos, que el trabajo en los Concejos sea parcial (no hacen falta tantas horas, acotan), que vuelvan como en un principio a trabajar ad honorem, sacar a los punteros políticos "disfrazados" (sic) de asesores de legisladores, que se vote a un concejal por distrito y que sean los vecinos los que lo controlen, que los concejales/legisladores/funcionarios públicos recorran los departamentos y la provincia en general. En síntesis, que se enfoquen en la causa común, no en la personal.

Uno de los comentarios instó a los funcionarios a que opinen acerca de estos temas. A no sacarle el traste a la jeringa. Y no se trata de una observación ingenua. La única respuesta de los aludidos suele ser un silencio ex profeso que da pie a especulaciones de todo tipo. La principal, que no les calienta la sabia vox populi.

No obstante, hubo casos como el del Concejo Deliberante de Guaymallén, donde algunos acusaron recibo y aún no compartiendo el tenor de la nota madre, adelantaron que están trabajando en un proyecto para poner en caja la labor de los ediles.

A grosso modo, la conclusión es que no se trata de que este país no tenga destino, carezca de ideas o de compromiso para dar el salto cualitativo. En realidad, la receta (y no la del FMI, claro) para nuestros políticos incluye honestidad a prueba de toda lupa, aprender a escuchar, tener generosidad -y oltato- para aceptar las buenas iniciativas aunque provengan de la camiseta contraria y, sobre todo, ser más pragmáticos para salir del eterno bucle en el que estamos suspendidos desde años ha. Menos humo y más carne en el asador, muchachos/as. 

..........................................

#El Resaltador

Estar en el lugar justo

"No hay ninguna duda de que la buena información, de calidad y veraz, tiene presente y futuro. Pero los medios tienen que adaptarse... No hay que esperar que los cambios sucedan sino ser parte de ellos. Hace 3 o 5 años se estimaba que los autos autónomos podrían estar en el mercado en dos décadas, pero hoy ya estamos en la fase final de prueba para contar con productos y servicios de vehículos sin conductor para la segunda mitad de 2018. Esto demuestra que quien especuló con esa tecnología perdió el tren. Un paper de la Universidad de Oxford proyecta que, en los próximos 15 años, el trabajo del 47 % de la población económicamente activa podría ser reemplazado por robots y/o inteligencia artificial... Un periodista ubicado en el lugar justo con la pregunta adecuada siempre tendrá la oportunidad de contar una buena historia. Y en particular en esta época: los políticos mienten tan descaradamente que hay más chances de hacer buen periodismo en los medios".

{ Ben Hammmersley, periodista especializado en desarrollo tecnológico }

..........................................

#LaDataFlora

15.795 pasajes donó al Ministerio de Salud de la provincia la línea aérea Flybondi. Se destinarán a personas en situación de vulnerabilidad social. Desde el 1 de marzo, por cada pasaje o billete vendido por la empresa con origen o destino a la ciudad de Mendoza, la firma dona un ticket a Salud. El acuerdo tiene vigencia hasta diciembre de 2018.

.................................................

#TodoEsPolítica

La democracia en obra es una muestra artística colectiva dedicada a los 35 años de democracia en la Argentina. Desplegada a través de 10 salas y dos pisos del Centro Cultural Kirchner, se podrá ver hasta el 1º de diciembre.

.................................................

#Tuiteado