La preocupación de los intelectuales K

Ricardo Forster es fundador de Carta Abierta y aseguró que la historia demostró que "ante una devaluación, algo grave le sucede a la sociedad". "El Gobierno intentó, por todos los medios, no ir a una devaluación", aclaró.
Avatar del

MDZ

1/2
La preocupación de los intelectuales K(Telam)

La preocupación de los intelectuales K | Telam

Ricardo Forster, uno de los fundadores de Carta Abierta.(Telam)

Ricardo Forster, uno de los fundadores de Carta Abierta. | Telam

"La preocupación tiene que ver de qué manera se logra, con lo que se viene desplegando en los últimos días, sostener un equilibrio delicado entre un cambio competitivo, que mejore las condiciones de exportación, que frene la puesta por una degradación del peso, con sostenimiento del salario, del consumo interno", afirmó el filósofo en declaraciones al programa "Mundo roto", de La Once Diez (AM 1110).

Aseguró que "difícilmente una devaluación no implique o no tenga dentro suyo una distorsión a la distribución de ingresos que es negativa para los sectores asalariados", además de aclarar que de ahora en más resta ver "qué medidas van a acompañar este reacomodamiento que ha decidido el Gobierno Nacional", sobre la negociación de salarios, de mantener el consumo, y que es "el gran desafío".

"Esto es lo más delicado y es lo que, yo entiendo, el Gobierno está intentando sostener porque, esto hay que reconocerlo, el Gobierno se esfuerza y se viene esforzando por generar condiciones a partir de las cuales se construya un proyecto de desarrollo económico en la Argentina que, al mismo tiempo, tenga como centro la inclusión social y el mejoramiento de las condiciones de la vida de sectores de la sociedad que habían quedado postergados", apuntó Forster.

El filósofo afirmó que se debe "encontrar un equilibrio entre lo que ha sido una devaluación importante, desde finales del año pasado hasta ahora que llegó el dólar oficial a 8 pesos, y de qué manera aquello que implica una distribución regresiva se compense con otras medidas de protección social, inversión del Estado".

Y fustigó que "hay sectores del poder económico financiero que, desde siempre, han buscado debilitar cualquier proyecto alternativo a su propia capacidad de hegemonía. Y eso también estuvo en disputa".

"Quizás antes deban haberse tomado medidas en materia energética, que significa una erogación de divisas muy importante para el país", explicó sobre las fallas de las políticas que el Gobierno lleva adelante, además de asegurar que "quizás se demoró mucho en avanzar en un cambio en la política de subsidios".

Forster cerró aclarando que "el Gobierno intentó, por todos los medios, no ir a una devaluación"  y consideró, incluso, que sería "mucho más fácil bajar la inflación abriendo las fronteras y que entren todos los productos chinos y al mismo tiempo excluimos el trabajo de los argentinos", pero que el kirchnerismo decidió privilegiar la industria nacional.