La muerte de un hombre consecuente

Gustavo Gutiérrez recuerda en medio del pesar por la muerte de Roberto Vélez a su amigo en las diferencias.
Avatar del

Gustavo Gutiérrez

1/4
La muerte de un hombre consecuente

La muerte de un hombre consecuente

La muerte de un hombre consecuente(Pachy Reynoso / MDZ)

La muerte de un hombre consecuente | Pachy Reynoso / MDZ

La muerte de un hombre consecuente

La muerte de un hombre consecuente

La muerte de un hombre consecuente(Pachy Reynoso / MDZ)

La muerte de un hombre consecuente | Pachy Reynoso / MDZ

La temprana partida de un hombre íntegro del que nos separaron ideas y nos unieron conductas; mi orgullo de haberlo acompañado en campañas en Las Heras.

Roberto Vélez fue el único hombre de la democracia que enfrentó la corporación política de su departamento desde la soledad de su banca.

Honesto en su taller mecánico de mañana para escribir libros de tarde y noche, y luchar por sus principios siempre.

Orgulloso de su padre dirigente sindical, y padre orgulloso de sus hijos y nietos. Preso y torturado, nunca violento, buscador de memoria y justicia siempre. Merece el reconocimiento póstumo de la Universidad Nacional de Cuyo y de la Facultad de Ciencias Políticas que no le fue dado en vida.