La interna de Cambia Mendoza tiene réplicas fuertes en Buenos Aires

La elección del candidato a Gobernador por parte del oficialismo genera tensiones entre el radicalismo local y Casa Rosada. Ignacio Zuleta analiza esa realidad. 

Avatar del

Redacción MDZ Online

La interna de Cambia Mendoza tiene réplicas fuertes en Buenos Aires

La interna de Cambia Mendoza tiene réplicas fuertes en Buenos Aires

La interna del frente Cambia Mendoza es uno de los temas que más tensa la cuerda en Cambiemos, la alianza nacional del oficalismo. Y se mantendrá hasta que se definan las candidaturas, ya cerca de finales del verano. El lanzamiento oficial de Omar De Marchi como precandidato a la gobernación no hizo más que generar más incertidumbre. 

El analizata Ignacio Zuleta puso el foco en el tema y en particular sobre la incomodidad del gobernador Alfredo Cornejo, que está obligado por restricciones constitucionales a heredar el poder. Incluso Zuleta pone como único posible destino de Cornejo ser candidato a diputado nacional, sin tener en cuenta la posibilidad de formar parte de alguna fórmula presidencial. 

Según el periodista mendocino, el lanzamiento de De Marchi y su buena relación con Casa Rosada pueden poner en jaque la continuidad radical en el poder. Claro que en ese esquema obvia el impacto que puede tener el acercamiento de Cornejo a cualquier candidato para ungirle la buena imagen que tiene el Gobernador. "El conservador Omar De Marchi, desenfundó una encuesta que lo pone con la mejor intención de voto para la elección de gobernador. Está por encima del mejor candidato del radicalismo que gobierna por allá, Rodolfo Suárez. Detrás viene el candidato del gobernador Alfredo Cornejo, presidente además de la UCR nacional, y que no tiene reelección en el cargo, el ministro Martín Kerchner. De Marchi, además, es bien visto por Olivos, y ha recibido ya visitas en el municipio que administra, Luján de Cuyo, de enviados de la Nación", relata Zuleta. 

El avance del Pro orgánico sobre Mendoza genera problemas y parece poner el jaque el acuerdo tácito de Cambiemos, donde aseguran que "quien gobierna, elige". "Eso molesta a Cornejo, que tampoco tiene muy buenas relaciones con el mejor de todos los radicales, Julio Cobos, que hasta ahora se niega a volver a la gobernación. Panorama espinoso el de Mendoza, porque pone en peligro el dominio radical en la provincia, de la máxima autoridad partidaria, cuyo único destino que tiene por delante es ser candidato a diputado nacional", asegura Ignacio Zuleta.

La base del análisis del futuro del oficialismo es que Macri necesita, como ocurrió en 2015 garantizarse la llegada a una segunda vuelta para ser reelecto como presidente.  "Más importante es la amenaza en el terreno político de las disidencias, que pueden resentir al Partido del Ballotage que necesita Macri para su reelección. El punto es el debate de las candidaturas para 2019, y el lugar que ocuparán los postulantes de cada partido de la coalición en las provincias", asegura el analista. 

Temas
  • Análisis
  • Cambia Mendoza
  • Cambiemos
  • Gobernador
  • Macri
  • Cornejo
  • De Marchi