La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La muerte hace 65 años de Juan Duarte y las circunstancias que rodearon el hecho. Las sospechas sobre asesinato y su decapitación posmortem.
Avatar del

MDZ

1/6
La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

La extraña muerte del hermano de Evita y su cabeza, como trofeo

Juan Duarte era un auténtico bon vivant. El paso por el poder de su cuñado y su hermana lo catapultaron a una posición social que jamás había soñado ejercer. Sin embargo, la mañana de un día como hoy, pero de 1953, su mayordomo, Inajuro Tashiro, entró en la habitación ubicada en el quinto piso de la avenida Callao 1944, con la bandeja del desayuno y se encontró con un espectáculo dantesco: Juan Duarte, secretario privado del presidente de la República, Juan Domingo Perón -que un año antes había enviudado de Evita- yacía en un charco de sangre, vestido con calzoncillos, camiseta, medias y ligas. Tenía un orificio de bala. Según contó La Nación, Duarte estaba arrodillado ante la cama como si hubiera muerto mientras rezaba. En el suelo se veía un revólver Smith & Wesson calibre 38 y sobre la mesa de luz una carta manuscrita en la que se despedía de su cuñado y jefe, Juan Domingo Perón.

Fue el único varón de los cinco hijos ilegítimos que tuvieron Juan Duarte y Juana Ibarguren. Su hermana menor fue Eva Duarte, Evita. Era conocido por su sobrenombre de Juancito. Al igual que su hermana, Juan Duarte no fue reconocido por su padre, quien vivía en Concubinato con su madre, al tiempo que mantenía una familia legítima en Chivilcoy.

Poco después de morir su padre, debió comenzar a trabajar con 16 años para aportar a la difícil situación económica de su familia, que en 1930 se había radicado en Junín buscando prosperar en la ciudad. Al comenzar a trabajar como viajante de comercio para la empresa de jabones Guereño, Juancito se convirtió en el principal sostén de la familia. En 1934 migró a Buenos Aires y pocos meses después lo siguió su hermana Eva.

Con cinco años de diferencia entre ambos, Eva y Juan Duarte mantuvieron siempre una estrecha relación. Juan cuidaba a Eva, cuando ésta era una adolescente pobre intentando abrirse camino como actriz en la gran ciudad.

Cuando Eva conoció a Perón en 1944, quien sería elegido presidente dos años después, y contrajo matrimonio con él, volviéndose una de las personas más poderosas del país, ella pasó a cuidar a Juan Duarte, dándole empleo como secretario privado de Perón.

Durante el gobierno de Perón, Juan Duarte, Juancito, se destacó públicamente por su vida frívola y de derroche. La oposición lo señaló siempre como la cara visible de la corrupción.Mantenía relaciones oficiales con dos actrices, Elina Colomer y Fanny Navarro, y decenas de evidentes aventuras que daban pie a su fama de mujeriego y seductor. "Hombre de la noche"tenía un palco permanente en el famoso salón de tango Tabaris. Lo llamaban el soltero más codiciado del país.

Juan Duarte estableció una estrecha amistad con Héctor Cámpora, conocido como Camporita, quien en 1973 sería elegido presidente de la Nación. Fue empresario de cine adquiriendo el 25% de las acciones de la empresa Argentina Sono Film y gran parte de la empresa Emelco. Gestionó y firmó el contrato de creación del Fondo de Fomento Cinematográfico, institución que tuvo un papel fundamental en el desarrollo 

del cine argentino a lo largo de su historia.

Juan Duarte y su inexplicable fortuna han sido relacionados con actos de corrupción y particularmente con tratativas con criminales nazis interesados en radicarse clandestinamente en la Argentina, luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial.

El 26 de Julio de 1952 Evita murió debido a un cáncer de útero. Juan Duarte sufrió mucho y fue profunda y sinceramente afectado por la muerte de su hermana.

Poco después, en noviembre Juan viaja a Europa, con el fin de atenderse una sífilis, pero los médicos le informan que es incurable.

Simultáneamente, Duarte perdió la confianza de Perón y se vio muy comprometido en una investigación sobre hechos de corrupción que lo llevó a renunciar. En esas circunstancias Perón hizo una declaración por radio sobre las medidas que iba a adoptar en las investigaciones sobre corrupción, en el que sin mencionar explícitamente a Juan Duarte hizo una clara referencia al decir:

El 9 de abril de 1953, tres días después de la declaración radiofónica de Perón, Juan Duarte apareció muerto con un disparo en la cabeza. Oficialmente se anunció que fue un suicidio. La oposición sostuvo que se trató de un asesinato.

Según la investigación de Silvia Mercado publicada en su libro El inventor del peronismo, el periodista Raul Alejandro Apold en persona habría sido el ejecutor de Juan Duarte.

Juan Duarte fue enterrado en la tumba familiar del Cementerio de la Recoleta, donde también se encuentra Evita. En el funeral Juana Ibarguren, la madre de ambos, gritaba: ¡Asesinos! Me han matado a otro de mis hijos!

Para apoyar a Perón frente a las acusaciones de la oposición sobre su responsabilidad en la muerte de Juan Duarte, la CGT llamó a realizar una marcha a la Plaza de Mayo el 15 de abril. En esa marcha un grupo terrorista nunca identificado puso una bomba entre la multitud asesinando a 6 personas e hiriendo a 95.

En 1955, producido el golpe militar que derrocó al presidente Perón, Próspero Germán Fernández Albariños, conocido como el Capitán Gandhi, uno de los jefes de los grupos parapoliciales antiperonistas llamados comandos civiles, exhumó el cuerpo de Juan Duarte, le cortó la cabeza y la mostraba en su oficina a los visitantes para demostrar que había sido asesinado.

VIDEO. La película completa sobre su historia, disponible en YouTube. 

Año 2004

Duración

115 min.

Dirección

Guión

José Pablo Feinmann, Héctor Olivera

Música

Osvaldo Montes

Fotografía

Willi Behnisch

Reparto

, , , , ,

Productora

Aries Cinematográfica Argentina

Género

Drama

Web oficial

http://www.ayjuancito.com/

Sinopsis

Juan Ramón Duarte es el único hermano varón de Evita, que lo encumbra y quien, con su prematura muerte, lo lleva a la destrucción. Ésta es la historia del ascenso y el derrumbe de un simpático trepador cuyos años de gloria y de crisis coinciden con el apogeo y el comienzo de la caída del presidente Juan Domingo Perón. (FILMAFFINITY)