Política El tema educativo ganó presencia

La encuesta que celebran Baradel y los suyos

Según un reciente sondeo, la educación es lo que más le preocupa a los argentinos. Más que la corrupción, la inseguridad e incluso que la indomable inflación.
Avatar del

Rubén Valle

1/3
La encuesta que celebran Baradel y los suyos

La encuesta que celebran Baradel y los suyos

La encuesta que celebran Baradel y los suyos

La encuesta que celebran Baradel y los suyos

La encuesta que celebran Baradel y los suyos

La encuesta que celebran Baradel y los suyos

Ah, si las encuestas fueran infalibles y nos sirvieran a ciudadanos y gobernantes para transformar en serio la realidad, leer que la Educación está a la cabeza de los problemas que más preocupan a los argentinos sería una señal de la providencia. Una noticia de las buenas; algo así como el avión que llega, no el que cae.

Aclaremos, según la encuesta realizada a fines de marzo/principios de abril por Gustavo Córdoba & Asociados en una muestra de 1.200 personas, la situación de la Educación preocupa más que la Corrupción (2º), la Pobreza (3º), la Inseguridad (4º), el Desempleo (5º), la Inflación (6º), el Narcotráfico (7º) y la Salud (8º).

Música para los oídos de los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Luis Caputo (Finanzas) que la inflación, ese quiste casi imposible de extirpar, haya caído a un lejano 6º puesto.

Sin duda, el tema educativo ganó presencia (sobre todo mediática) y consideración general debido a los últimos y reiterados paros docentes, sobre todo en la explosiva Buenos Aires, con la "Escuela Itinerante" como protesta simbólica de referencia y marketing ad hoc para los ciudadanos de a pie. Un conflicto aún sin fecha de vencimiento y que sólo habrá de destrabarse si se llega a un acuerdo salarial que satisfaga al gremio de Roberto Barandel y el gobierno habilita una esquiva paritaria nacional, opción que ya desechó de cuajo.

Una encuesta anterior, realizada en febrero y con similar muestreo, erigía a la corrupción como la mayor preocupación de los argentinos y la educación estaba -vacaciones de por medio, claro- en un cómodo 6º puesto.

La inseguridad ocupaba el 2º puesto y la pobreza el 4º. La inflación se hacía sentir, pero en un modesto 3º lugar. Cerraba, igual que en esta última consulta, la salud, desmintiendo el dogma popular de que "lo primero es la salud".

Volviendo a la economía, rubro que sintoniza mejor con lo que se percibe en el pulso diario de la calle, consultados acerca de "¿Cómo cree usted que estará la situación económica del país dentro de un año?, las respuestas obtenidas resultaron tan contrarias como que las preguntas estaban en función de a quién habían votado en el balotaje. Así es como desde la trinchera de Macri el 58,5% dijo que estará "mejor" y el 58,6% de la orilla sciolista que estará "peor".

Como colorario de este sondeo, el sondeado respondió por el nivel de aprobación del gobierno nacional. Macristas (o votantes de) aprobaron en un 77,1% y desaprobaron en un 22,3%. Los sciolistas (o K que lo votaron o antimacristas), le dieron un mazazo de 82,6% en contra al gobierno de Mauricio y un mínimo changüí de 15,9%.

Licuando ambos sectores, los números resultantes expresaron que el rubro "desaprueba totalmente" se llevó el 37,5%, "aprueba algo" el 25,4%, "aprueba totalmente" el 23,3% y "desaprueba algo" el 12,7%.

La desaprobación le ganó la pulseada a la aprobación por un finito 1,5% (50,2% a 48,7%).

Así las cosas, una vez desactivado el conflicto docente, quizás la próxima encuesta ponga en el podio a rubros que los gobiernos cuidan con celo a la hora de informar como se debe, leáse inseguridad o corrupción.