Política Histórica condena a Amado Boudou

La causa Ciccone también comenzó por un cuaderno

La exesposa de Alejandro Vandenbroele y una de las personas que sacó a flote el caso, Laura Muñoz, reveló detalles a MDZ Radio. "Yo elegí no ser la mujer de un mafioso", explicó.
Avatar del

MDZ Radio

1/4
1

1

1(Télam)

1 | Télam

2(web)

2 | web

0(Télam)

0 | Télam

La ex esposa de Alejandro Vandenbroele, Laura Muñoz, es la mendocina que se animó a denunciar las presuntas irregularidades que derivaron en la "causa Ciccone" por la que el exvicepresidente Amado Boudou recibió este martes una histórica condena de 5 años y 10 meses con prisión inmediata.

Laura Muñoz, impulsora de las denuncias.

Durante la jornada en la que se definió la sentencia al exvicepresidente Amado Boudou, Muñoz conversó con MDZ Radio:

- ¿Qué sentís tras la condena de Amado Boudou y quien fuera tu marido,  Alejandro Vandenbroele?

- Un día muy especial, un día muy esperado. Pensé que no iba a llegar. Estoy realmente contenta, contenta de que la justicia funcione. Más allá de la sentencia, que haya una condena a los corruptos, a la gente que nos robó a todos. En este país donde no estamos acostumbrados a las condenas de corrupción; me parece algo inédito y súper positivo.

- ¿Por qué decís más allá de la sentencia? ¿Te parece poca la sentencia de Boudou?

- No, porque no soy quién para opinar sobre la sentencia de los jueces. Me parece positivo que vayan presos y que esa prisión se haga efectiva. Me parece que en este caso, es una situación que nos marca que la justicia está cambiando, marca un precedente.

- ¿Te sentís responsable del desenlace de esta historia?

- Si, por supuesto, me siento partícipe de lo que sucedió. Esto ocurrió porque yo hablé en su momento y perseveré. La primera denuncia la hice frente a un fiscal que no me la quiso tomar, después recién acudí a los medios. No fue solamente lo mediático que sostuve después; yo todo el tiempo mandaba al juez expedientes vía fax. Yo traté de que esta causa fuera una causa y que no muera. Tenía que demostrarle a mis hijos que nosotros no estábamos empeñando nuestras vidas en vano, sino yo no lo iba a poder ver. Creo que todos lo deberíamos hacer, si no, ¿cómo construimos un país mejor?

- ¿Cuáles fueron los primeros indicios de que algo raro estaba pasando o cómo sospechaste de todo lo que estaba pasando?

- No fue que mi marido me comentó o me quiso decir, sino que yo me fui dando cuenta que había situaciones nuevas y extrañas que antes no acontecían. Yo le preguntaba: "¿Cuál es tu trabajo?" No me lo quería decir. De a poco, fueron surgiendo temas en nuestra familia, en el cambio yo le dije que no lo iba a acompañar. Yo elegí no vivir encerrada en un country, no ser la mujer de un mafioso, tener que usar esa plata sucia, manchada con la plata de los argentinos, para darle de comer a mis hijos. Ahí nuestro matrimonio se termina disolviendo, porque él no cambió de opinión y yo tampoco.

Muñoz: "Yo elegí no vivir encerrada en un country, no ser la mujer de un mafioso".

- La historia seguramente te hace revivir algunos momentos. Hay parte de la historia que tenía que ver con datos, reuniones, que también te enteraste por unos cuadernos que quedaron en casa...

- Claro, eso es como un paralelo (con la causa de los "cuadernos de la corrupción"). Él tiene como la manía de anotar todo. Como trabajaba desde mi casa, cuando estaba en Mendoza, estaban todas las anotaciones. Cuando hace abandono de hogar deja las anotaciones en mi casa. Esta reunión de French Market que tanto se habló hoy antes de la sentencia, era una de las que estaba anotadas allí.

"Cuando (Vandenbroele) hace abandono de hogar deja las anotaciones en mi casa".  

- ¿Eso sirvió de prueba? ¿Se lo entregaste a la justicia?

- Sí, por supuesto. Yo no solamente di la testimonial sino que mi casa fue allanada dos veces. Siempre estuve dispuesta a que la justicia trabaje. Lo que pasa es que la justicia me rebotó, entonces fui a los medios, o los medios vinieron a mí. Mi intención era que ocurra lo que hoy ocurrió; para mí esto era un sueño mágico, fue muy ardua la lucha.

- Esto comenzó hace seis años, que empezaste a aparecer en los medios de comunicación. Hace seis años, Boudou era vicepresidente. ¿Sentiste algún tipo de cambio? Te decepcionó que en esos dos años y medio de otro color político no había respuesta a tu denuncia?

- En este último tiempo donde ya no están los K en el gobierno, para mí la justicia pudo actuar con más libertad. Me parece que la dejaron trabajar libremente y el resultado se vio hoy. Yo creo que lo peor que tenemos en nuestro país es el sistema judicial. Si la justicia fuese totalmente libre, muchas cosas ni sucederían por temor. Ojalá esto sea un cambio de paradigma, que los políticos piensen que pueden terminar como Boudou.

Escuchá la entrevista completa a Laura Muñoz, en MDZ radio: