La casa en donde pasa sus días encerrada "Isabel" Martínez de Perón

El diario español El Confidencial mostró la casa en la que vive María Estela "Isabel" Martínez de Perón, en Madrid. La expresidenta argentina es retratada por el investigador argentino Marcelo Larraquy sobre el siniestro mayordomo de la pareja presidencial que llegó a la cima del poder, José López Rega. Un interesante artículo para repasar una historia que muchos han preferido dejar al margen, negarla o no recordarla

Avatar del

Redacción MDZ Online

Fachada del adosado de Isabelita Perón. (Enrique Villarino, El Confidencial)

Fachada del adosado de Isabelita Perón. (Enrique Villarino, El Confidencial)

El diario El Confidencial de España, con la firma de Carlos Prieto y fotos de Enrique Villarino puso en foco la zona de Villafranca del Castillo, "una de esas urbanizaciones confortables del noroeste de Madrid en las que uno puede pasear sin cruzarse con casi nadie, con los suficientes servicios para ser considerada ente autónomo, pero donde todo parece cocerse en la intimidad de los chalets".

Allí, describieron que "en uno de ellos pasa sus últimos días una de las figuras políticas más misteriosas -por incomprensible- del pasado siglo: María Estela Martínez (1931), popularmente conocida como Isabelita Perón, segunda esposa de Juan Domingo Perón, que pese a carecer del carisma de la primera, Evita Perón, llegó más lejos en el escalafón político: presidenta de Argentina entre julio de 1974 y marzo de 1976… con la inestimable ayuda del mayordomo más siniestro que haya pasado nunca por el Madrid burgués. Bienvenidos a una historia de presidencias por accidente, cadáveres en la cuneta, salones de te, esoterismo, brujos y la diferencia entre ser tonta y hacerse la tonta. Isabelita Perón, o el cardado más controvertido del siglo XX".

“Puta, puta, puta y la reputísima concha de su madre, ¿pero quién se cree que es la gringa esta?”. La gringa esa es Ava Gardner y la mujer que la increpa, Isabelita Perón, según una escena de ‘Arde Madrid’, exitosa serie de Paco León que fantasea con un hecho histórico: Ava Gardner fue vecina de los Perón -calle Doctor Arce- en el Madrid de los sesenta. La gringa díscola que perturbaba el sueño de sus sobrios vecinos argentinos. Lo que no sabía entonces la diva fiestera era que los Perón harían en su siguiente domicilio -mansión en el residencial de alto standing de Puerta de Hierro- cosas más raras y salvajes de las que ella nunca pudo imaginar… Los Perón sí que iban a quemar Madrid.

Mirá los videos que propone la nota y luego, accedé a la nota completa:

Evita Perón murió en 1952, cuando su marido era aún presidente de Argentina. Tres años después, el general fue derrocado por un golpe palaciego militar. Los golpistas secuestraron la momia de Evita para evitar cultos revolucionarios. El cadáver acabó en Italia. Perón la reclamó durante años desde su exilio madrileño. En septiembre de 1971, el cadáver de Evita llegó a la mansión de Puerta de Hierro -la quinta 17 de octubre- donde vivían los Perón junto a un ex policía reconvertido en chico para todo, José López Rega, conocido como ‘el Brujo’, mayordomo, secretario, asesor espiritual… e instigador de oscuras ceremonias con la momia de Evita…

1) “Isabelita ayudó a cambiarle la ropa al cadáver [de Evita] y a colocarla en una mesa cubierta con una sábana blanca ubicada en el primer piso… López Rega insistía a Isabel que la presencia del cadáver la ayudaría a afirmar su personalidad, para que pudiera valerse por sí sola cuando el general [Perón] no estuviera. Ésa era la misión que él se había impuesto desde que la conoció en 1965: lograr que Isabel tuviera una personalidad avasalladora, como la de Evita. Para que Isabel adquiriera el espíritu de Evita… debía desconectarse de la persona que era, dejar de ser ella misma, y ese vacío sería ocupado por el espíritu de Eva. Ella iba a apoderarse de su cuerpo, obraría a través suyo y guiaría sus acciones”.

Isabel se acostaba sobre una larga mesa, cabeza a cabeza con el cadáver de Evita, y el secretario iniciaba los pases mágicos

2) “López Rega comenzó a realizar los ejercicios de transferencia del espíritu. Subían a la habitación, Isabel se acostaba sobre una larga mesa, cabeza a cabeza con Eva, y el secretario iniciaba los pases mágicos... Uno de los primeros que difundió la noticia de la transferencia del espíritu de Evita a Isabel fue Jorge Paladino. Cuando volvió a Buenos Aires, dijo haber visto una sesión de magia negra una noche en que subió al primer piso. El espectáculo lo paralizó”.

Lo cuenta el periodista e historiador Marcelo Larraquy en un ensayo recién publicado en Argentina: ‘López Rega: el peronismo y la Triple A’, versión actualizada de su clásica biografía del ‘Brujo’ Rega.

Leé el artículo completo haciendo clic aquí.

Temas
  • Historia