Política Desplazaron a sus gestores

La Justicia intervino la principal empresa de Cristóbal López

El juez en lo Comercial, Javier Cosentino designó como administradores plenos a Francisco Cárrega, Liuba Lencova y Carlos Bianchi.
Avatar del

MDZ Política

1/2
La Justicia intervino la principal empresa de Cristóbal López

La Justicia intervino la principal empresa de Cristóbal López

La Justicia intervino la principal empresa de Cristóbal López

La Justicia intervino la principal empresa de Cristóbal López

La Justicia avanzó en la toma de control del grupo Indalo, perteneciente al empresario Cristóbal López, y resolvió su intervención directa en la compañía Oil, a la que la AFIP le reclama una deuda de $17.000 millones y apartar a sus actuales gestores, Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre.

El juez en lo Comercial, Javier Cosentino designó como administradores plenos a Francisco Cárrega, Liuba Lencova y Carlos Bianchi.

El triunvirato de coadministradores informó al juez que Rosner y Dellatore "dieron de alta otras contrataciones de personal sin asignación específica de sector y con importantes salarios".

Según explicó hoy Clarín, algunas de esas irregularidades detectadas por los tres coadministradores Carlos Bianchi, Liuba Lencova Besheva y Francisco Cárrega -ahora interventores de la compañía- fueron: la falta de suministro de información requerida por el juzgado; "notable aumento del pasivo posconcursal, tanto impositivo como comercial y desconocimiento por los administradores de lo relativo al incremento de dicho pasivo"; "aprobación de honorarios por sumas de importante magnitud, hallándose la sociedad en concurso e incluso en situación de reducción de capital obligatoria, montos incrementados, no obstante el aumento de las pérdidas". También la "conformación de un Centro de Costos Corporativos, que implicó un pasivo de más de dos millones de pesos en dos meses a cargo de Oil, que se halla en una situación de crisis extrema; contrataciones de servicios externos por sumas relevantes, sin que al menos en algunos casos se haya justificado la prestación de tales servicios; desatención de la regla de prudencia y austeridad aconsejada invariablemente por la sindicatura desde hace tiempo".