Con críticas a la Junta de Calificadora, Correas bochó el pedido de la senadora Mariana Caroglio

A principios de octubre, la Junta Calificadora de Méritos de la DGE no permitió que la senadora acceda a un traslado de colegio. Sus pares determinaron que no podían autorizar el traslado a la escuela Eva Perón porque se encuentra "pasiva" en el ejercicio de la profesión. Pese a criticar fuertemente lo actuado por la Junta,  Jaime Correas ratificó que Caroglio no podía ser trasladada.

Mariano Bustos

Con críticas a la Junta de Calificadora, Correas bochó el pedido de la senadora Mariana Caroglio

Con críticas a la Junta de Calificadora, Correas bochó el pedido de la senadora Mariana Caroglio

La Dirección General de Escuelas le puso punto final al papelón que protagonizó la senadora Mariana Caroglio en el marco del Concurso de Traslados en la Junta Calificadora del Nivel Primario. Mediante una resolución firmada por Jaime Correas, ratificó que el pedido de la legisladora está prohibido y lo rechazó de plano, pero al mismo tiempo le tiró las orejas a la Junta Calificadora y sostuvo que había avanzado más allá de sus facultades jurídicas. Incluso, argumentan que existe persecución política porque en oportunidades anteriores la misma Junta accedió a traslados de similares características y por eso ordenaron revisar todo lo actuado entre el 2008 y el 2018.

Para entender el conflicto hay que retrotraerse al 8 de octubre de este año. Ese día se definían los traslados pedidos por docentes, pero una situación puntual rompió la armonía del concurso. Se trató del pedido de la senadora Mariana Caroglio de ser trasladada de la Escuela Avelino Maure a la escuela Eva Perón. Miembros de la junta rechazaron ese pedido y se fundaron en que la maestra se encuentra en situación pasiva mientras ejerce como senadora, por lo que no puede solicitar su traslado.

Por mayoría la Junta Calificadora rechazó el traslado argumentando que el decreto 313/85 establece claramente que el personal que se encuentra pasivo no tiene derecho a solicitar traslado. Además, señalaban que el pedido de Caroglio significaría un aumento sustancial en su salario, ya que del 10% de ítem zona que percibiría en la escuela Maure, pasaría a un 40% de zona que le corresponde a la escuela Eva Perón.

Luego de la negativa de la Junta, Caroglio denunció ser víctima de "persecución política, discriminación y violencia de género", por lo que solicitó que se dje sin efecto la resolución de la Junta y se haga efectivo su traslado. Finalmente, el director General de Escuelas Jaime Correas tomó cartas en el asunto y resolvió sobre la cuestión.

La senadora Mariana Caroglio, junto al gobernador Cornejo
La senadora Mariana Caroglio, junto al gobernador Cornejo

Por un lado Correas rechazó la petición de traslado de la profesora Mariana Virgina Caroglio "en razón de estar ejerciendo funciones políticas electivas, incursa en una situación de docente pasivo y estando en uso de licencia sin goce de haberes por reserva de dicho cargo de representación electiva". Por ese motivo aclara que "no puede acceder al movimiento que pretende por la expresa prohibición legal del Estatuto del Docente".

Sin embargo, por el otro revocó la resolución de la Junta Calificadora y lo declaró "un acto jurídicamente inexistente" argumentando que la junta avanzó más allá de sus facultades. En concreto, argumenta que se trata de un órgano con competencia consultiva y no resolutiva. 

Por ese motivo asegura que es "un acto manifiestamente ilegal, con usurpación por parte del órgano con competencia consultiva de la competencia activa de esta Dirección General".

Para la DGE el pedido de Caroglio no era procedente, pero la Junta Calificadora actuó de forma subjetiva al dejarla participar en el concurso de traslado para luego rechazar su solicitud. Además, argumentan que la Junta se arroga funciones que la exceden y que en el pasado resolvió a favor de traslados como el que requirió Caroglio.

La DGE afirma que la resolución de la Junta Calificadora fue "grosera" y "muy gravemente viciada", obligando a su revocación. Incluso, agrega que "resulta una odiosa vulneración de la garantía de igualdad" en cuanto al cúmulo de vicios y una "flagrante violación de las facultades regladas".

En conclusión, resuelve que todos los actos dictados por las Juntas Disciplinarias pueden estar "groseramente viciados" y dispone que se revise lo actuado entre los años 2008 y 2018.

"La Dirección General de Escuelas revisará aquellos traslados de docentes (años 2008/2018) que se encontraban en las mismas situaciones de revista pasiva que presenta la profesora Caroglio, a fin de determinar la concurrencia de otros vicios que agraven en el caso concreto la implicancia de lo resuelto, así como el criterio con el que dicho Cuerpo Colegiado actuó en cada caso concreto. Lo que habrá de confirmar o descartar la existencia de favoritismo o amiguismo político, sindical u otro que importe vicio en la finalidad o voluntad del acto, al haberse otorgando o denegando los traslados, con resultado contradictorio, ante la misma y expresa imposibilidad legal y conforme al color político o preferencia sindical u otra categoría sospechosa en el docente interesado, lo que desnudare una actuación injustificable por parte de la Junta Calificadora de Méritos, como parece revelarlo el caso de esta Senadora de la Provincia de Mendoza", argumenta la Resolución 3030 firmada el 13 de noviembre por Correas. 

Temas
  • Junta Calificadora
  • Junta
  • Dirección General de Escuelas
  • Junta Calificadora de Méritos de la DGE
  • Concurso de Traslados
  • DGE
  • Junta Calificadora del Nivel Primario
  • Escuela Avelino Maure