Política Se discute la constitucionalidad del ítem

La Corte se puso plazo para dictar sentencia en la causa del ítem aula

A través de una resolución, estableció que el alto tribunal tendrá 30 días hábiles para estudiar la causa y emitir el fallo. Cada ministro dispondrá de 4 días. Dejó en firme, en contra de un planteo del SUTE, la decisión de que el plenario resuelva el caso.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/2
La Corte se puso plazo para dictar sentencia en la causa del ítem aula

La Corte se puso plazo para dictar sentencia en la causa del ítem aula

El SUTE denunció al Gobierno por el ítem aula en marzo de 2016.

El SUTE denunció al Gobierno por el ítem aula en marzo de 2016.

La Corte provincial llamó a dictar sentencia en el dilatado caso de la constitucionalidad del ítem aula y dispuso que ese fallo plenario se produzca en el plazo de 30 días hábiles.

También se fijó el "orden de estudio" de la causa, que será el siguiente: primero, Valerio; segundo, Pedro Llorente; tercero: Mario Adaro; cuarto, Alejandro Pérez Hualde; quinto, Omar Palermo; sexto, Julio Gómez; y séptimo, Jorge Nanclares.

Cada uno de los ministros dispondrá de cuatro días para definir su posición respecto de un tema muy espinoso, que lleva dos años de meneos en la Corte.

La causa del ítem aula se generó a partir de una acción de inconstitucionalidad que elevó al alto tribunal el SUTE en marzo de 2016.

A fines del año pasado, cuando se estaban por cumplir los plazos para que la Sala Segunda de la Corte (Valerio, Adaro y Palermo) emitiera el fallo, el Gobierno provincial reclamó que la causa fuera a plenario.

La Corte aceptó el pedido del Gobierno, pero esta disposición generó un "incidente de nulidad" por parte del SUTE.

El viernes pasado, el presidente Nanclares; y el titular de la Sala Segunda, Valerio resolvieron que ese incidente era procedente, en forma parcial.

Por un lado, descartó que el llamado a plenario fuera extemporáneo, como sostenía el gremio. También rechazó los planteos respecto de que, con esta medida, se habían violado el derecho a la legítima defensa y la garantía del juez natural. "La división en Salas sólo obedece a cuestiones de estructura y organización interna del Poder Judicial, lo que de modo alguno puede atentar contra la competencia originaria constitucionalmente asignada a la Suprema Corte provincial ni, por tanto, a la garantía del juez natural", señala, en ese sentido, la resolución.

Sin embargo, por otro lado, sí tuvieron en cuenta Nanclares y Valerio la cuestión de los plazos. El recurrente había planteado que en la convocatoria a plenario se cometía una grave irregularidad al otorgársele a los jueces 20 días a cada uno para emitir su voto, con lo cual se llegaba a 140 días hábiles en total.

En ese punto, la Corte le dio la razón al gremio y reconoció que "los justiciables" tienen derecho a que se dicte la sentencia "dentro de un plazo razonable". Es por ello que dispuso de 30 días hábiles para el dictado de la sentencia en pleno, sujetándose de esa manera al nuevo plazo que fija el Código Procesal Civil (antes era de 60 días).

Más allá de haber acotado los tiempos para el fallo, la acordada de la Corte no atendió el reclamo principal del SUTE, que era anular el plenario para que la sentencia del caso se redactara en base a los votos de Palermo y Adaro ya depositados en el expediente.

Hay que recordar que, a fines del año pasado, había trascendido que Palermo y Adaro habían consensuado sus votos en la Sala Segunda. El resultado de los votos "ensamblados" de estos dos ministros iba a ser que el ítem aula era "constitucional, con excepciones". Sólo quedaba que se expresara al respecto Valerio.

La resolución del viernes pasado parece disponer, en cambio, que todos los ministros de la Corte vuelvan a emitir sus votos. Aunque para algunos miembros del tribunal esto no queda claro.