Política Martín Kerchner

Kerchner: "El Gobierno no presiona a ningún legislador"

El ministro habló a nombre del Gobierno de la polémica por la ampliación de la Corte y el fracaso de la sesión especial a la que se convocó ayer en Diputados. Estuvo en una actividad junto al gobernador, pero Cornejo se retiró y no quiso hablar con la prensa.
Avatar del

Mariano Bustos

1/2
Kerchner:

Kerchner: "El Gobierno no presiona a ningún legislador" | Alf Ponce / MDZ

Kerchner:

Kerchner: "El Gobierno no presiona a ningún legislador" | Alf Ponce / MDZ

Después de la fallida sesión para tratar la ampliación de la Suprema Corte se esperaba para hoy la reacción del gobernador Alfredo Cornejo. Sin embargo, luego de un acto en Luján para anunciar una inversión de 100 millones de dólares de una empresa de papas pre fritas, el mandatario provincial se fue y no quiso hablar con la prensa.

En su lugar, el encargado de referirse a la situación de ayer en la Cámara de Diputados fue el ministro de Economía, Martín Kerchner. El funcionario apuntó contra el diputado nacional José Luis Ramón y lo acusó de ser el responsable de que el bloque PI-Protectora no diera quorum a la sesión, pese a que ya lo habían acordado. En este sentido, aseguró que Ramón es un legislador que para ser elegido hizo campaña cuestionando al justicialismo, pero que ahora se pone del lado del PJ. 

"Dice que defiende a los consumidores y a los ciudadanos, pero después se da vuelta en sus convicciones y los perjudica", manifestó el ministro. "No querer dar la discusión es querer que les vaya mal a los mendocinos", agregó.

"Queremos que la Corte tenga otra dinámica y otra velocidad. Y eso se logra con sangre nueva para hacer los cambios que se necesitan" justificó Kerchner. Al mismo tiempo, aseguró que no hay presiones desde el Ejecutivo provincial sobre ningún legislador para votar el proyecto.

Sin lugar a dudas la palabra buscada era la del gobernador Cornejo, que se retiró sin dar declaraciones sobre el fracaso de la sesión especial que se convocó para el día en que Argentina se jugaba su continuidad en el Mundial. Mientras todos los ojos estaban puestos en la Copa del Mundo, en la Legislatura estaba previsto que se tratara una de las reformas institucionales más importantes de los últimos años.

La fecha elegida y el modo en que se realizó la convocatoria fueron muy cuestionados. Sobre todo, teniendo en cuenta que dos diputados del peronismo no iban a poder asistir por motivos personales. Aunque desde el oficialismo nadie lo reconoce abiertamente, fuera de micrófono confirman que, justamente, las ausencias fueron el motivo por el cual se apuraron a convocar a sesión especial. Con dos legisladores de la oposición fuera del recinto, tenían números para aprobar la ley de ampliación de la Corte. 

Lo que no esperaban era que el Partido Intransigente faltara a su palabra y dejara sin quorum la sesión.

Al respecto, Kerchner aclaró que "siempre faltan legisladores" a las sesiones y defendió la convocatoria para el día en que jugaba la selección. "La sesión fue después del partido, hay que seguir trabajando. Yo vi el partido y después seguí trabajando", argumentó. "Lo demás son todas especulaciones", concluyó el ministro de Economía, Infraestructura y Energía.