"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

En el #Wok de hoy: Tras el sacudón financiero, reaparecen las promesas de austeridad + Macri dijo que hay que dar el ejemplo y bajar el gasto político + A comienzos de año anunció un fuerte recorte del gasto público, pero los nombramientos políticos siguieron + Por los "gestos" empieza el ahorro.
Avatar del

Rubén Valle

1/13

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

"Ítem ejemplo": recortes y freno de mano para combatir la mala praxis política

{ Maridaje } Para musicalizar la lectura de esta columna, el autor propone Sleepwalkers, por Omar Klein 

 

Una vez pasada la "turbulencia financiera" (sic) y calmadas -provisoriamente- las aguas, el gobierno mira lo que quedó en pie y no le queda otra que revisar lo que se hizo mal, hacer una profunda autocrítica y sin demora encauzar el rumbo del país.

En este proceso, el resto de los argentinos no somos convidados de piedra. Somos los principales damnificados, pero también -nobleza obliga- aportamos nuestra cuota de especulación, de complicidad con el comercio ilegal y otros tantos "hábitos" non sanctos propios del adn argento.

Siendo la clase política la que está en la mira, y en merecida penitencia, la frase que salió de boca del presidente Macri el jueves en Córdoba cobra una mayor dimensión: "Hay que bajar los gastos de la política. Dar el ejemplo". Ya a principios de año había anunciado un fuerte recorte del gasto público con palabras similares: "Tenemos que dar el ejemplo. La austeridad tiene que partir desde la política. Todos tenemos que ceder algo para que gane el conjunto". La batería de medidas incluía: reducción del 25% de los cargos políticos, un decreto para prohibir familiares de los ministros en la función pública y congelamiento de los sueldos más altos. Sin embargo, los nombramientos políticos no tienen freno y así lo atestigua casi a diario el Boletín Oficial, tal como lo publicó MDZ

Vale preguntarse si hay que estar con el agua al cuello para llegar a la conclusión de que nuestros representantes deben dar el ejemplo de austeridad y mesura, sobre todo en tiempos de crisis. 

Desde hace años sabemos, vemos, padecemos, los excesos en el gasto público y especialmente cómo la corporación política se vale de esos fondos finitos para alimentar un monstruo que, está a la vista, nos termina fagocitando a todos.

Lo más cercano, aunque lamentablemente no el único caso, es el tour de 18 personas que viajó a Europa para una supuesta capacitación. Un all inclusive financiado por Irrigación, el emblemático "gobierno del agua" de Mendoza. Claro, hay muchos más (malos) ejemplos de desmesura financiera, pero tampoco se trata aquí de una cacería ni de estigmatizar a la política cuando, qué duda cabe, es la herramienta fundamental para la transformación de una sociedad. 

El problema recurrente es la impericia de buena parte de la clase dirigente que no sabe -o no quiere- darle un uso más generoso, más inteligente, menos cortoplacista a los fondos públicos.

Así como aplica para los docentes el ítem aula, el cual según datos oficiales redundó en un mayor presentismo docente y de alumnos, sigue faltando un mecanismo correctivo que resulte efectivo y, sobre todo, de rápida aplicación para castigar o amonestar a aquellos funcionarios, legisladores y demás personas con cargos políticos, que no hacen bien las cosas. Que olvidan que el lugar que ocupan no es de ellos, que directa o indirectamente los puso ahí el ciudadano. En otras palabras, la camiseta no les pertenece. Están de paso como ese jugador que si hace bien las cosas será convocado a la selección, irá a jugar a ligas mayores o por sus errores pasará al más completo olvido. 

Está demostrado que los organismos de control a lo sumo tiran orejas o multan simbólicamente, un chas chas como para que parezca que nadie puede hacer lo que quiere. Por lo tanto, no hay mayor sanción que la social y la que ofrecen las urnas en cada elección. Y esto, también, se termina pagando con credibilidad. 

Una encuesta realizada por la consultora Taquion consultó, entre los temas más obvios (imagen del Presidente, impacto de las medidas económicas, comparación con gestiones anteriores), a qué referentes y personalidades les cree más. En el siguiente cuadro, se puede apreciar qué lugar ocupan en la consideración popular nuestros políticos. Atenti: peor miden los empresarios, pero ese ya es otro capítulo. 

En cuanto a por dónde debería continuar el ajuste en el Estado, Macri dijo: "Vamos a sentarnos con los gobernadores y diputados para que la gente se saque esa mochila que durante años aplastó a la Argentina". Los $30.000 millones de la obra pública fue parte del obligado arranque, pero en el mientras tanto no se puede postergar otro gesto básico en tiempos de crisis: recortar fuertemente el gasto político.

Convocados los oyentes de la #MesaMDZ (MDZ Radio) a opinar qué ideas aportarían para ese ahorro puntual, la respuesta mostró con claridad cómo reaccionamos los argentinos frente a estos temas: desde proponer algo práctico como desprenderse de asesores y secretarios innecesarios o que los concejales vuelvan a ser ad honorem hasta la catarsis más visceral de "¿por qué tenemos que tirarles nosotros las propuestas de ahorro a ellos que no se les cae una idea?".

La respuesta de perogrullo a esto último es que los ciudadanos también tenemos que involucrarnos en la cosa pública, no sólo opinando con el voto y esperar todo a cambio. Deberíamos ser el mayor y mejor contralor de una gestión, siempre y cuando no sólo exijamos sino también cumplamos nuestra parte de ese laxo contrato social.

Se puede estar genuinamente en contra del FMI y sus consabidas recetas de ajuste, pero si puertas adentro cada uno hace la suya, el resultado no es otro que el que venimos padeciendo desde hace décadas. Dar el ejemplo, como planteó Macri, obviamente debe empezar por él y sus ministro (por cierto, poco afectos a confiar en la economía que está en sus propias manos). Si desde ahí no parte el gesto, será mucho más difícil que el imprescindible "ítem ejemplo" prenda en los demás.

..........................................

#El Resaltador

Lo que vale es lo que ocurre

"La postverdad es veneno. Todo un sistema de responsabilidad personal, de confianza, de comprensión del universo depende de que las cosas están sucediendo y, si erosionamos esa confianza profunda en que las cosas suceden, es como si fuéramos monos colgados de las ramas...Los hechos son más interesantes de lo que uno dice sobre ellos, y cuando la gente entra en problemas, no importa lo que digas sobre los hechos, lo que vale es lo que ocurre".

{ Richard Ford, escritor estadounidense, en su paso por la Feria Internacional del Libro en Buenos Aires }

..........................................

#LaDataFlora

Unos 400 comercios del microcentro de Capital fueron encuestados por el Instituto de Desarrollo Comercial (IDC) para opinar si el horario de comercio debe ser corrido, extendido o quedar como está. Los resultados, a continuación.

..........................................

#Expertise

¿Los líderes políticos latinoamericanos tienen características similares? Responde el politólogo y consultor Mario Riorda.  

..........................................

#ArchivoVintage

Dique Valle Grande. Comenzó a construirse en 1957 y fue puesto en funcionamiento en 1965. Para su inauguración, el 2 de octubre de ese año, visitó San Rafael el presidente Arturo Illia, junto a su vicepresidente, ministros y legisladores. Los anfitriones fueron el gobernador Francisco Gabrielli y el intendente Tulio Angriman.

..........................................

#Tuiteado