Política Irrigación

Irrigación: lo apartaron, lo reubicaron y ahora lo ascendieron

El exsecretario de Gestión Hídrica, Fernando Gomensoro, fue separado del cargo luego de que se supiera que estaba involucrado en una investigación de la Oficina Anticorrupción. Su nueva función.
Avatar del

MDZ Política

1/3
Irrigación: lo apartaron, lo reubicaron y ahora lo ascendieron

Irrigación: lo apartaron, lo reubicaron y ahora lo ascendieron

Irrigación: lo apartaron, lo reubicaron y ahora lo ascendieron

Irrigación: lo apartaron, lo reubicaron y ahora lo ascendieron

Irrigación: lo apartaron, lo reubicaron y ahora lo ascendieron

Irrigación: lo apartaron, lo reubicaron y ahora lo ascendieron

En febrero de este año, Fernando Gomensoro fue separado como secretario de Gestión Hídrica, el cargo político más importante dentro del gabinete del "gobierno del agua" por las sospechas que tiene la Oficina Anticorrupción por supuesto tráfico de influencias. Sin embargo, siguió trabajando en el Departamento General de Irrigación. Según pudo confirmar MDZ, en mayo se le dio un nuevo cargo al  funcionario.

Al ser empleado de planta, nunca dejó de trabajar en el DGI. Al separarlo de la secretaría de Gestión Hídrica, el superintendente Sergio Marinelli le asignó la "coordinación técnica de los equipos dedicados al estudio y tratamiento de la problemática que los cursos de aguas interjurisdiccionales implican en general, y de manera particular al conflicto con la provincia de La Pampa por el río Atuel".

Pero ahora Gomensoro vuelve a tener un cargo importante en la secretaría que supo dirigir. Según consta en la resolución 232 firmada por las autoridades del Departamento General de Irrigación, en el mes de mayo pasó a desempeñarse en la jefatura del Departamento de Hidrología, dependiente de la Dirección de Gestión Hídrica.

En la resolución, con fecha del 15 de junio, establece que Gomensoro debe cobrar el adicional por subrogancia de ese cargo con retroactivo al 24 de mayo, fecha en la que comenzó a desempeñarse en esa función.

A principios de año el funcionario había sido denunciado por la Oficina Anticorrupción por supuesto tráfico de influencias para beneficiar a una empresa constructora (Ceosa) en las licitaciones de obras hídricas ejecutadas por el Prosap.

En base a denuncias anónimas y cruce de información, creen que Gomensoro y sus ex socios de la consultora Hydrotec usaron sus influencias para favorecer a la empresa constructora CEOSA. Puntualmente, las sospechas giran en torno a las tareas adjudicadas a CEOSA en el proyecto Belén - Pomán y Rincón de Catamarca.