Insólito: intendenta va a la Corte contra el Concejo Deliberante

La intendenta Norma Trigo acudió al máximo tribunal para que intervenga en el conflicto que tiene con el Concejo Deliberante. Diferencias en torno a 150 nombramientos.
Avatar del

Mariano Bustos

1/4
Insólito: intendenta va a la Corte contra el Concejo Deliberante

Insólito: intendenta va a la Corte contra el Concejo Deliberante

Insólito: intendenta va a la Corte contra el Concejo Deliberante(Pachy Reynoso/MDZ)

Insólito: intendenta va a la Corte contra el Concejo Deliberante | Pachy Reynoso/MDZ

Insólito: intendenta va a la Corte contra el Concejo Deliberante

Insólito: intendenta va a la Corte contra el Concejo Deliberante

Insólito: intendenta va a la Corte contra el Concejo Deliberante(Pachy Reynoso/MDZ)

Insólito: intendenta va a la Corte contra el Concejo Deliberante | Pachy Reynoso/MDZ

 Santa Rosa es un departamento en el que los conflictos políticos están a la orden del día. Su ex intendente, Sergio Salgado, acaba de ser condenado a cinco años de prisión, un hecho inédito en la historia de la provincia. Pero más allá de eso, sin Salgado en el Poder el municipio conducido por la radical Norma Trigo sigue dando que hablar en los pasillos del Poder Judicial. Esta semana, la intendenta presentó ante la Corte un pedido para que la Justicia se expida sobre un conflicto de poderes que mantiene con su Concejo Deliberante.

En concreto, la jefa comunal solicitó que la Corte declare inválidas dos ordenanzas emanadas del Concejo Deliberante en el año 2018 entendiendo que avanzan sobre la autoridad del Ejecutivo municipal. Según Trigo, ambas ordenanzas "han puesto en riesgo la Institucionalidad del Departamento de Santa Rosa". El conflicto gira en torno a la cesantía de empleados que fueron nombrados en planta por Sergio Salgado antes de las elecciones, nombramientos que Trigo dio de baja por considerarlos contrarios a lo dispuesto por la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Por decreto Norma Trigo dispuso declararlos nulos, pero mediante una ordenanza el Concejo Deliberante se arroga "facultades para dictar ordenanzas sobre la administración comunal, bienestar económico de sus habitantes" y revierte lo dispuesto por la intendenta.

Específicamente, el Concejo Deliberante solicitó lisa y llanamente dejar sin efecto los decretos de revocatoria emanados del Ejecutivo municipal.

En la presentación que llevó hasta el máximo tribunal de la provincia, Trigo pone énfasis en los fundamentos por los cuales declaró nulos esos pases a planta y aclara que los involucrados no se quedan sin trabajo, sino que vuelven a ser empleados con contratos de locación.

"Debe prestarse especial atención a los fundamentos por los cuales se dejan sin efecto las designaciones y las recategorizaciones efectuadas, se pone énfasis en la vulneración de la Ley 7.314,que es una norma de carácter provincial que coloca en cabeza de los Municipios la obligación de respetar ciertos plazos que la misma ley estipula", explicó.

En detalle, se refiere al artículo 46 de esa norma, el cual remarca que: 

"En los años de elecciones para gobernador y o intendentes se aplicarán, adicionalmente a las disposciones de la presente ley, las siguientes restricciones para el sector público provincial y municipal:

-Durante los dos últimos trimestres del año, estará prohibida cualquier disposición legal o administrativa que implique un aumento en las erogaciones corrientes de tipo permanente, a excepción de nombramientos de personal policial, penitenciario, médicos, enferemeros, personal de administración y técnicos del ámbito del Ministerio de Desarrollo Social y Salud y Docentes, o actividades de emergencia social o servicios especiales municipales, siempre de acuerdo con el presupuesto de cada año".

"Claramente hubo en los nombramientos y recategorizaciones bajo análisis un avasallamiento por parte del Ejecutivo Municipal, al incumplir de manera contundente la restricción impuesta por la ley", asevera Trigo en su presentación ante la Corte.

"Sin lugar a dudas la designación masiva por parte del Ejecutivo Municipal de empleados municipales, sin contar con los recursos necesarios para afrontar el pago de los haberes, y en franca violación a los claros dispositivos legales que prohibían tales designaciones y re-categorizaciones, es un tema que debe ser solucionado por el Ejecutivo Municipal, es inherente a su esfera de atribuciones, tiene que ver con la ejecución del presupuesto y el nombramiento de los empleados permanentes municipales", concluye Trigo.

Ahora será la Sala Primera de la Corte la que deberá determinar si los nombramientos deben ser nulos o no. Sobre todo, teniendo en cuenta que cuando la intendenta vetó la ordenanza que dejaba sin efecto la cesantía, el Concejo Deliberante desconoció el veto mediante otra ordenanza posterior.