Insólita amenaza: "Van a juntar Matemática con Artes Visuales"

Los colegios de la UNCuyo están viviendo una realidad difícil ante la puja gremial y la encerrona de las autoridades que no consiguen destrabar lo que pasa.
Avatar del

MDZ Política

1/2
1(Pachy Reynoso/MDZ)

1 | Pachy Reynoso/MDZ

0(MDZ)

0 | MDZ

Divide y reinarás (en el cementerio educativo).  Lo que ocurre en los colegios de la UNCuyo no tiene fin. Los activistas sindicales saben que encuentran un rectorado permeable a sus reclamos y que no adhiere a los conceptos del Ítem Aula de la provincia. Así, saben que con condenar a esos establecimientos a perder más días de clases no solo generan revuelo, sino que dividen al radicalismo. El de Alfredo Cornejo y Jaime Correas, por un lado, Julio Cobos y Daniel Pizzi, por el otro. Recientemente reelecto en el cargo, el rector de la UNCuyo necesitó acordar con muchos sectores y en la Universidad esos favores se cumplen. 

El malestar de los padres. Si los docentes tienen malestar, paran. Si los padres lo tienen porque sus hijos no tienen clases, ¿qué hacen? Esa intriga los domina y están buscando que comprendan su situación, sobre todo, cuando creen que no corresponde ir al paro por cuestiones políticas y menos si se hace por tiempo indeterminado. Sienten que se los "entretiene" en conversaciones y convocatorias en las que les dicen, siempre, que "todo se resuelve en Buenos Aires". La Universidad es autónoma y el gobierno de Mendoza solo puede opinar, pero no intervenir.

Rehenes. La legislación y el Código Civil sancionan el uso de niños, niñas y adolescentes por parte de cualquiera. Imaginemos qué es, entonces, si un docente los instiga a tomar los colegios para poder mostrarse más fuerte ante un reclamo sin tiempo de finalización. Los alumnos de los colegios de la UNCuyo están preocupados por la situación que dicen sufrir con sus salarios los docentes. Eso habla de su sensibilidad. Pero no corresponde que las clases sean utilizadas para sumarlos políticamente a alguna causa, sino para que aprendan lo que tienen que aprender y, de esa forma, posiblemente en el futuro, no haya más injusticias. Si se los toma como "mascotas" maleables, manipulables, violando todas las leyes (pero, además, dejando de lado hasta el sentido común) se los condena a repetir la historia. Así, algunos jóvenes sostienen que les han dicho que es "fundamental" que tomen los colegios "porque si no en 20130 van a unir Matemática y Artes Visuales", entre otros dislates.

Rifando el prestigio. Los colegios de la UNCuyo, a fuerza de años de trabajo de toda la comunidad educativa se ganaron un prestigio educativo que los hace "deseables" por todos, aunque también es cierto que han logrado constituir una élite que impide que gente que no pertenezca a su círculo ingrese, en forma contradictoria con el principio de la Reforma Universitaria que todos enarbolan aun 100 años después de los hechos. Pero si no consiguen siquiera que se den clases en la cantidad de días mínimos que establece el calendario escolar, ponen en subasta al mejor postor toda esa historia. No podrá recuperarse tan pronto. Inclusive, si la oposición ganara la conducción de la Universidad o del país. ¿Quién desearía el atraso, el caos, el embrutecimiento y la condena a tener que discutir una agenda gremial extrema en lugar de los temas inherentes a cada curso del ciclo lectivo?

Llamen al Chapulín. Los padres están desconcertados. No saben a quien llamar. El Chapulín Colorado no está disponible y está solo en el terreno de las fantasías. Ese mismo plano en el que se sostiene que "... en el año 2030..." tal como andan diciéndoles a los alumnos para coptarlos. Pero hace falta alguien con astucia que el Chapulín para resolver el entuerto. Dentro de las fuerzas gremiales y en la Universidad. Y más difícil aun: en la realidad, pronto y con respuestas concretas.