Política El juez habló con MDZ

Inminente vacante en la Corte: "Antes que termine este gobierno, me retiro"

Le salió la jubilación a un juez "incómodo" para Cornejo. Un nombre resuena para su reemplazo en los pasillos de Casa de Gobierno.
Avatar del

Jimena Catalá

1/2
Inminente vacante en la Corte: "Antes que termine este gobierno, me retiro"(MDZ)

Inminente vacante en la Corte: "Antes que termine este gobierno, me retiro" | MDZ

Pérez Hualde junto al presidente de la Corte, Jorge Nanclares(MDZ)

Pérez Hualde junto al presidente de la Corte, Jorge Nanclares | MDZ

Mientras el gobierno de Alfredo Cornejo continúa militando su reforma integral de la Corte -que busca entre otros aspectos elevar de siete a nueve la cantidad de ministros que la integran-; uno de los magistrados que con sus fallos incomoda al Ejecutivo (Alejandro Pérez Hualde), obtuvo su jubilación y su renuncia sería inminente.

"El 9 de abril me notificaron formalmente que está otorgada la jubilación. Ahora tengo que presentar la renuncia y con la constancia de recepción más un certificado de que 'no estoy en juicio político' empieza el trámite de liquidación que suele tardar entre dos y seis meses", confirmó Pérez Hualde en conversación con MDZ.

Evitando indicar cuándo tiene pensado elevar su dimisión, apuntó que tiene ciertos trabajos pendientes para cerrar y sugirió: "Si fuera agosto estaría fantástico porque quiero habilitar la parte académica", y sabiendo que su puesto es mirado por el Gobierno de Cornejo, lanzó: "Antes que termine este Gobierno me retiro; estoy más cerca que antes".

Cabe repasar que Pérez Hualde suma 14 años de servicio en la Corte y que ingresó en 2004 de la mano del entonces gobernador Julio Cleto Cobos. Pese a surgir de cierta extracción radical, el magistrado ha mantenido una relación distante y muy crítica con la gestión de Cornejo. 

A propósito de ello, Pérez Hualde difundió oportunamente una nota en la que cuestionó el plan que, contra la inseguridad, desplegó la gestión actual, puntualmente presentó una serie de contrargumentos con la Ley de Cornejo que endureció el sistema de prisiones preventivas. 

"¿Estamos tan nerviosos como para bajar los estándares internacionales requeridos para detener personas, meterlas en prisión por semanas o meses, asumiendo concientemente la posibilidad de que se trate de un inocente? Estamos obligados a respetar parámetros de seguridad en la decisión. Un preso injustamente (por inocencia o por desproporción) no es un precio admisible a pagar en aras de la seguridad", fue uno de los párrafos que, en octubre de 2016, Pérez Hualde le dedicó a Cornejo; a su ministro de Seguridad, Gianni Venier y al entonces candidato a la Corte, José Valerio.

Sin embargo, en esta oportunidad y próximo a despedirse del Palacio Judicial, Pérez Hualde bajó el tono y evitó confrontar con el Gobierno de Cornejo. Tampoco quiso referirse a la aún trunca ampliación de la Corte que pretende hacer el Ejecutivo: "No opinamos sobre ello porque si se hiciera mal, nosotros deberíamos salir a resolver al respecto", se limitó a indicar. 

Paran la oreja en Gobierno

En Casa de Gobierno están al tanto de la inminente renuncia de Pérez Hualde y aunque muchos minimizan el puesto vacante, otros, cercanos al despacho de Cornejo, se animan a tirar nombres para su reemplazo. "Dalmiro Garay es uno de los elegidos para ocupar la vacante que dejaría Pérez Hualde", juran unos, mientras que el propio ministro de Gobierno niega estar en la mente de Cornejo.

A propósito de la novedad, el subsecretario de Justicia de Cornejo, Marcelo D'Agostino, aprovechó para separar los tantos y aclarar que "más allá de que se produzca esta vacante, nosotros vamos a insistir con la reforma integral del funcionamiento de la Corte". Bajándole la temperatura al tema, el funcionario que trabaja cerca de Garay apuntó: "Estamos al tanto que se ha jubilado (Pérez Hualde); ahora, la presentación de su renuncia es cuando él quiera hacerlo".

Y reforzó que la reforma de Cornejo, más allá de dos pliegos más o menos, pasa por publicar las acordadas, las licencias y mejorar "en serio" la lógica de funcionamiento del Palacio Judicial. 

"Si el Gobernador piensa un nombre en su cama, al otro día quema la almohada"

Cerca de la oficina de Cornejo juraron y perjuraron que la vacante que dejaría Pérez Hualde no le "mueve la aguja" al gobernador y que, incluso, el elegido para sucederlo podría enterarse tres horas antes de ser propuesto. "Si el Gobernador piensa un nombre a la noche en su cama, al otro día quema la almohada", deslizaron, dejando entrever el estilo conservador del Jefe del Ejecutivo.