Incomprensible silencio

Resulta preocupante el silencio de la mayoría de los actores políticos y sociales de Mendoza ante las desafortunadas declaraciones de Zaffaroni y Barrionuevo.
Avatar del

MDZ

1/6
Incomprensible silencio

Incomprensible silencio

Incomprensible silencio(ellitoral.com.ar)

Incomprensible silencio | ellitoral.com.ar

Incomprensible silencio(ellitoral.com.ar)

Incomprensible silencio | ellitoral.com.ar

Incomprensible silencio(NA)

Incomprensible silencio | NA

Incomprensible silencio(NA)

Incomprensible silencio | NA

Incomprensible silencio

Incomprensible silencio

Frente a las desgraciadas y destituyentes declaraciones del sindicalista Luis Barrionuevo y del exmiembro de la Corte Suprema de la Nación y actual juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Raúl Zaffaroni, resulta sorprendente y preocupante el silencio de la mayoría de los actores políticos y sociales de Mendoza.

Duro y triste ha sido el precio pagado por la democracia y el país por las salidas anticipadas de los gobiernos de Raúl Alfonsin y Fernando De la Rua: nadie discute ya el "golpe civil" que precipitó la prematura y apresurada salida del poder por ambos expresidentes.

Las desafortunadas y graves declaraciones de Barrionuevo y Zaffaroni merecen el rechazo y repudio inmediato y masivo de los principales referentes políticos, económicos y sociales de nuestra provincia.

Desde MDZ esperamos un tiempo prudente para que se expresaran en apoyo de la institucionalidad y sólo hubo un funcionario público en levantar la mano: el ministro de Seguridad, Gianni Venier, quien apuntó contra el juez de la CIDH. Sin embargo, fue el único.

Ante el pertinaz silencio general, expresamos nuestra preocupación.

En menos de dos años, la ciudadanía decidirá quién guiará sus destinos desde la máxima investidura. Ése es el tiempo legal, legítimo y democrático de duración del mandato. El sindicalista Barrionuevo ni el abolicionista kirchnerista Zaffaroni tienen entidad para amenazar o impulsar la destitución del presidente.

El caso del sindicalista no es nuevo, porque ya nos tiene acostumbrados a sus exabruptos impunes: recordemos el "hay que dejar de robar por dos años". Pero desde su posición y estudios, lo del doctor Zaffaroni asombra e indigna doblemente.

Todos los argentinos, y en nuestro caso los mendocinos, debemos bregar por el respeto institucional democrático y por el cumplimiento indefectible de los plazos. En este caso, el silencio no es salud y el temor o la indiferencia, tampoco.