Impulsan cambios en las horas de trabajo de sectores en crisis

El Gobierno avanza en la implementación de una reforma laboral que incluya la reducción de las jornadas de trabajo de 8 a 6 o 4 horas en sectores en crisis, la promoción de un fondo de cese laboral en actividades temporales para sustituir la indemnización y la habilitación de acuerdos por productividad.

Avatar del

Redacción MDZ Online

Impulsan cambios en las horas de trabajo de sectores en crisis

Impulsan cambios en las horas de trabajo de sectores en crisis

El Gobierno avanza -por ahora de manera reservada- en la implementación de una reforma laboral que incluya la reducción de las jornadas de trabajo de 8 a 6 o 4 horas en sectores en crisis, la promoción de un fondo de cese laboral en actividades temporales para sustituir la indemnización y la habilitación de acuerdos por productividad.

Para la Casa Rosada, los retoques de los convenios colectivos de algunas actividades servirán de atajo ante el rechazo del Congreso a debatir los proyectos de reforma laboral que envió en 2017 y 2018.

Este año, el oficialismo lo intentará por tercera vez, aunque con una iniciativa más acotada, con la inclusión únicamente del tramo sobre blanqueo de trabajadores, que prevé eximir del pago de multas al empresario que regularice la situación de sus empleados.

Las limitaciones para avanzar con la reforma laboral mediante la vía legislativa no fueron impedimento para cambios profundos en algunos sectores. La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) aceptó modificar su convenio con una flexibilización en la cantidad de horas de la jornada de trabajo. En 2018, hubo 13 empresas que activaron un esquema de reducción horaria y de suspensiones de hasta 10 días por mes.

Según consigna La Nación, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, pretende ampliar el caso de la UOM a otros sectores en los que se acumulen suspensiones y haya personal inactivo. Lo explorarían con los mecánicos de Smata y buscarían incorporar a la industria textil. El funcionario también desea replicar el fondo de cese laboral que se aplica en el ámbito de la construcción. 

Otra de las ideas que el Gobierno pone seguido sobre la mesa en las negociaciones con los sindicalistas y empresarios son los acuerdos por productividad y la necesidad de reducir costos laborales. Entre los desafíos urgentes que se trazó Sica, está convencer a Hugo Moyano de sumarse a un acuerdo para generar mayor competitividad en lo relativo al transporte de cargas y la logística.

Sica está convencido de que esta vez prosperará el debate legislativo sobre el blanqueo de trabajadores, uno de los tres capítulos del proyecto original. En el país hay actualmente 4,5 millones de asalariados que están en negro, que no aportan al sistema y que no tienen obra social ni derechos laborales. 

Temas
  • reforma laboral
  • congreso
  • dante sica
  • crisis
  • jornada laboral
  • indemnizaciones