Política Despenalización del aborto

Iglesias: "Si los hombres nos embarazáramos, abortar sería un sacramento"

Parafraseando al chileno Benjamín Viel, considerado el padre de la salud reproductiva en América Latina, el intendente de Guaymallén sentó postura a propósito del debate histórico que se dará en el Congreso.
Avatar del

MDZ Política

1/2
Iglesias: "Si los hombres nos embarazáramos, abortar sería un sacramento"(Alf Ponce / MDZ)

Iglesias: "Si los hombres nos embarazáramos, abortar sería un sacramento" | Alf Ponce / MDZ

Iglesias: "Si los hombres nos embarazáramos, abortar sería un sacramento"(Alf Ponce / MDZ)

Iglesias: "Si los hombres nos embarazáramos, abortar sería un sacramento" | Alf Ponce / MDZ

 Fiel a su estilo concreto y directo, el intendente cornejista Marcelino Iglesias se metió en la polémica por la despenalización del aborto y sostuvo: "Si los hombres nos embarazáramos, el aborto ya sería un sacramento". 

Parafraseando al chileno Benjamín Viel, considerado el padre de la salud reproductiva en América Latina, el jefe de la comuna más poblada de la provincia se expresó en favor de la legalización y regulación de la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 14 semanas de gestación inclusive y superado ese plazo, en casos de violación, riesgo para la vida o la salud de la gestante, o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto.

Evitando polemizar con los legisladores que aún están indecisos y sin cuestionar el giro de 180 grados de José Luis Ramón, Iglesias recordó: "Siempre dije con todas las letras que estaba a favor de despenalizar el aborto", y repasó algunas de sus gestiones en ese sentido, cuando siendo ministro de Bienestar Social en 1987 insistió con la Educación Sexual y cuando, luego, hacia 1995, se mostró a favor de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva. "Recuerdo que fue una batalla campal y donde escuché todas las formas de agravio posible por parte de los grupos llamados Pro Vida. Pero los derrotamos porque fuimos sinceros, pusimos la cara y los argumentos y dejamos en offside a muchos políticos". 

Luego, recobrando su paso como titular de la Osep, el sucesor de Luis Lobos en Guaymallén contó: "Estando en la obra social sentamos el primer antecedente jurídico para la realización de las ligaduras tubarias -anticoncepción quirúrgica-, y por último también fuimos pioneros con las vasectomías, y predicando el ejemplo me practiqué la primera el 20 de abril de 2007 en el Hospital El Carmen".

Finalmente, calificó de "un gran avance" el debate que se está dando en el Congreso y en la sociedad toda independientemente de lo que ocurra en términos jurídicos. "Y si bien me molesta que algunos integrantes de la clase política pretendan mostrarse en primera fila como piadosos defensores de la vida, afortunadamente Mendoza todavía es una sociedad pueblerina donde nos conocemos bastante. Para bien y para mal", cerró.

Y por último, destacó: "Quiero utilizar una frase de Benjamin Viel, un chileno que es considerado uno de los padres de la salud reproductiva latinoamericana, democratacristiano y funcionario del gobierno de Frei (padre). Decía Benjamín Viel: 'El día que los hombres quedemos embarazados, el aborto va a pasar a ser un sacramento'".