Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano

El exfuncionario Mario Cimadevilla acusó al ministro Garavano de querer "salvar" a dos cuestionados exfiscales de la causa AMIA.
Avatar del

MDZ, Nacionales

1/5
Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano

Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano

Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano

Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano

Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano(publicada por La Gaceta)

Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano | publicada por La Gaceta

Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano

Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano

Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano(publicada por La Gaceta)

Fuego amigo: un dirigente radical denunció penalmente a Garavano | publicada por La Gaceta

El extitular de la extinta Unidad AMIA, el radical Mario Cimadevilla, presentó una denuncia penal contra Germán Garavano. Allí, acusó al ministro de Justicia y a otros funcionarios del área de pretender un "control absoluto" de la querella para desistir de acusar a los cuestionados exfiscales de la causa AMIA Eamon Mullen y José Barcaccia.

"La decisión (de Garavano de desistir de la acusación) no respondía al criterio y parecer del equipo de abogados de la Unidad AMIA que se encontraba dedicado al seguimiento del juicio y a la representación del Estado", manifestó Cimadevilla en su denuncia en el juzgado de Julián Ercolini. Allí, el dirigente radical pidió que se investigue a Garavano y a otros diez funcionarios y colaboradores.

Los acuso de los delitos de "abuso de autoridad" y "encubrimiento".

Según precisó La Nación, Cimadevilla presentó un escrito de 43 páginas en el que puso al descubierto presuntas internas que se vivieron al interior de la Unidad AMIA en los últimos dos años, especialmente, entre la abogada Mariana Stilman (cercana a Elisa Carrió) y Miguel Inchausti, un hombre de confianza de Garavano.

El exfuncionario detalló desacuerdos entre ambos en relación con las posturas a tomar en el juicio por encubrimiento del atentado. 

La denuncia de Cimadevilla está en sintonía con la postura que en los últimos días hizo pública Carrió. La diputada de Cambiemos anunció que apoyará una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra el Estado argentino por haber incumplido los compromisos internacionales en la Unidad AMIA.

Mario Cimadevilla.

"No formamos parte ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno", sostuvo la diputada.

También indicó que Stilman tomó distancia de la representación de la querella "debido a las reiteradas intromisiones en su trabajo por parte de otro abogado que respondía a órdenes del ministro y sus asesores".