Política Servicios públicos

Fin para un organismo de control: EPRE absorberá al EPAS

El Gobierno prepara un proyecto de ley para generar la unificación de los entes de electricidad y de agua. El EPRE sólo aceptaría a los técnicos del órgano a suprimir.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/2
Fin para un organismo de control: EPRE absorberá al EPAS(Nacho Gaffuri / MDZ)

Fin para un organismo de control: EPRE absorberá al EPAS | Nacho Gaffuri / MDZ

Fin para un organismo de control: EPRE absorberá al EPAS(Nacho Gaffuri / MDZ)

Fin para un organismo de control: EPRE absorberá al EPAS | Nacho Gaffuri / MDZ

El Gobierno provincial prepara la unificación de dos organismos de control de los servicios públicos: el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) y el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS). 

En los hechos, el primero absorbería al segundo, cuyo rol quedó muy desdibujado después de la estatización de Obras Sanitarias Mendoza y la creación de AYSAM.

Desde hace algunas semanas se viene trabajando en el proyecto de ley respectivo, que creará un ente de servicios único para la electricidad y el agua. En la Legislatura, el diputado justicialista Jorge Tanús presentó el año pasado una iniciativa similar, aunque en su caso proponía que el ente único abarcara, además, al gas, el transporte y el riego agrícola.

Quienes conocen el plan del Gobierno, señalan que esta fusión elevará aún más el rango del titular del EPRE, Elián Japaz, el justicialista que controla el servicio eléctrico. El Poder Ejecutivo acaba de prorrogar sin término el mandato de Japaz, por lo tanto, es un hecho que el funcionario peronista tendrá a su cargo los dos organismos.

Pero justamente en el EPRE advierten que la absorción del EPAS no sería plena, ya que sólo pasarían a su plantel los técnicos, no los administrativos. En ese sentido, Mario Draque, quien hoy está al frente del EPAS, consignó que apenas 15 de los 58 empleados del organismo son técnicos.

Es por ello que algunos ven venir un conflicto parecido, aunque en una escala menor, al que se produjo cuando el Gobierno provincial decidió privatizar la Empresa Provincial de Transporte Público.

El EPRE, "eficiente"

Marcando con claridad en qué consiste la fusión, desde la Secretaría de Servicios de Servicios Públicos, se informó lo siguiente: "Apuntamos a una forma distinta de controlar, dándole al sector de agua y saneamiento la eficiencia del EPRE".

Sin embargo, las fuentes de esa secretaría no detallaron cómo se abordará la fusión. "Es como unificar a Gimnasia y la Lepra, tenemos que decidir qué camiseta usan", sugirieron en el Poder Ejecutivo.

A pesar de la falta de precisiones, todo indica que la nueva camiseta tendrá colores más similares a los del EPRE que al EPAS. En el organismo eléctrico ya afirman que el EPAS se convertirá en "un agregado" del EPRE y prometen mejorar el control de AYSAM y las cooperativas que prestan el servicio del agua y cloacas.

Aunque los dos servicios no tienen mucho que ver, en el EPRE se habla de prestarles "mayor atención a los cooperativas" y a buscar la "eficiencia energética" de aquellas que dependen de la electricidad para poder llevar agua a las casas.

"Si nos dan el poder, vamos a controlar a AYSAM, no importa que sea del Estado", señalan también en el EPRE.

El EPAS trata de resistir

En el EPAS, en tanto, se resisten a creer que la fusión los vaya a hacer desaparecer. "Se está conversando el tema de una ley donde los servicios quedarían unificados en un ente de control centralizado", reconoció Draque, cuyo origen político es el Partido Demócrata.

Poco más sabe el funcionario sobre los planes del Gobierno, que parece tener al EPAS en la mira desde hace tiempo. De hecho, Draque ejerce la jefatura, pero sólo es el vicepresidente del organismo: el Poder Ejecutivo nunca designó un presidente para completar el directorio, después de que terminara la gestión justicialista.

La unificación del EPRE y el EPAS sería el primer paso para tratar de mejorar los organismos de control. De hecho, el tercer servicio que maneja la Provincia, el transporte público, podría tener en el futuro un "Ente de la Movilidad". El Estado provincial está en deuda con eso desde el año 2005, cuando se creó por ley un ente de control para el servicio de micros que nunca fue convertido en realidad.

En cuanto al EPAS, se trata de una oficina que depende de la Secretaría de Servicios Públicos y que no dispone de presupuesto. Por el contrario, en el organismo señalan que "desde el 15 tenemos que empezar a pedir por favor los fondos para el pago de los sueldos".

"Me dijeron hace 20 días que se está trabajando en el proyecto de unificación de organismos, pero yo no se nada más. Nosotros estamos atrás de AYSAM para que no haya pérdidas y que no falte el agua en los barrios. Estamos apagando incendios", afirmó el vicepresidente Draque.