Política Una "grieta" peronista irreversible

Félix: "Me hace mucho ruido el cambio de postura de Fernández Sagasti"

El único "cacique" peronista que marcó tarjeta en la penúltima Asamblea Legislativa de Cornejo, hizo una lectura de la interna peronista. Una fisura evidente e irreparable.
Avatar del

Jimena Catalá

1/2
Félix: "Me hace mucho ruido el cambio de postura de Fernández Sagasti"(Pachy Reynoso/MDZ)

Félix: "Me hace mucho ruido el cambio de postura de Fernández Sagasti" | Pachy Reynoso/MDZ

Félix: "Me hace mucho ruido el cambio de postura de Fernández Sagasti"(Pachy Reynoso/MDZ)

Félix: "Me hace mucho ruido el cambio de postura de Fernández Sagasti" | Pachy Reynoso/MDZ

"Me hace mucho ruido el cambio de postura de Fernández Sagasti", disparó Emir Félix, el único "cacique" peronista que dijo presente en la penúltima Asamblea Legislativa del gobernador Alfredo Cornejo y que, de ese modo, dejó entrever una grieta profunda e irreversible en el peronismo provincial.

A unas semanas del "pacto" que selló La Cámpora con el cornejismo para avanzar en una reforma integral de la Corte y del revuelo interno que se desató en el peronismo provincial a propósito de ello, referentes de uno y otro bando se vieron las caras en la Legislatura, en el marco de la apertura de sesiones ordinarias de 2018. 

La "grieta" entre quienes responden a los "caciques" peronistas y quienes, por el contrario, se identifican con consignas kirchneristas y camporistas, resultó evidente y manifiesta en lo que fue la penúltima Asamblea Legislativa de Cornejo. 

A propósito de esta "guerra fría", el intendente de San Rafael, Emir Félix, se mostró contundente: "Me hace ruido el cambio de postura de los legisladores y en el caso de Fernández Sagasti sí, porque cuando uno abandona fundamentos ideológicos lo hace por intereses y eso nos hace ruido", lanzó el hermano del actual conductor del peronismo, Omar Félix. 

En ese sentido, aprovechó la consulta periodística para volver a atacar la idea de Cornejo de elevar de siete a nueve el número de ministros que integran el Máximo Tribunal: "Decidir, con mayoría simple, el futuro de la Corte de la provincia para los próximos 30, 40 o 50 años, nos hace ruido y mucho". "De hecho, esto abre la puerta a que el día de mañana cualquier gobernador, que tenga mayoría parlamentaria, va a poder seguir agregando miembros de la corte según le convenga", argumentó buscando, a su vez, minimizar la interna peronista: "Sólo se ha formalizado una división que venía de hace tiempo".

Más vehemente aún fue Omar Félix, el actual líder del peronismo y referente del sector que responde a los intendentes, al deslizar, tras el discurso anual de Cornejo, que éste pretende instalar una "dictadura" con su iniciativa de ampliar la Corte provincial.  "Acá lo que se está haciendo es propender a que un poder del Estado avance y tenga preeminencia sobre otro. La verdad es que una dictadura no es un golpe de Estado sino que se produce cuando un poder del Estado quiere tener el control y conducir a los otros", sentenció el también diputado nacional. 

Marcando cierta distancia física e ideológica con los hermanos Félix, la senadora nacional y referente provincial de La Cámpora, Anabel Fernández Sagasti, le restó importancia a la interna del PJ y sostuvo: "Estamos muy bien y muy decididos a seguir haciendo a lo que venimos haciendo", reflexionó tras el quiebre del bloque del PJ en la Legislatura y continuó: "Lo que sí, había diferencias desde hace bastante pero, más allá de eso, por supuesto que tenemos buena relación y vamos a seguir dialogando en tanto somos parte del mismo partido", cerró tras la Asamblea Legislativa y manifestándose nuevamente en favor de dar un debate para reformar la Justicia.