En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En el #Wok de hoy: Cuando se debatía la ley, la elección del auditor anticipaba una polémica que recién empieza + El gobernador eligió a otro radical y confirmó las especulaciones + El sector civil fue consultado en su momento, pero olvidado a la hora de sumar candidatos a este espacio clave para la transparencia.
Avatar del

Rubén Valle

1/11
En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

En la fábula de la ética pública, el lobo cuida a otros lobos

{ Maridaje } Para musicalizar la lectura de esta columna, el autor propone Denial of love, por Tony Tixier.


Fue la profecía autocumplida. Cuando se aprobó la ley de Ética Pública en agosto del 2017  la principal conjetura que tuvo esta norma, por cierto muy esperada para avanzar en la transparencia del Estado, es que sería potestad del gobernador designar a un auditor, aunque con acuerdo del Senado. Lógicamente, este punto fue el más cuestionado por la oposición y el más debatido en su paso por ambas cámaras. Sin embargo, se impuso y hoy quién se ponga ese estratégico sayo es el tema que divide las aguas.

¿Cuál es la misión que tendrá quien esté a cargo de la Oficina de Investigaciones Administrativas y Ética Pública? Tendrá a su cargo, entre otras tareas, fiscalizar las declaraciones juradas de los funcionarios de los tres poderes, de los municipios, Fiscalía de Estado, Superintendencia General de Irrigación y Tribunal de Cuentas, e incluso de autoridades de organizaciones sindicales, contratistas y proveedores. Pero también estarán bajo su celosa lupa más de 100 mil trabajadores estatales. 

En los papeles, se tratará de un organismo técnico e independiente con autonomía funcional, financiera y presupuestaria. Además, será el encargado de los registros y las investigaciones administrativas necesarias para el cumplimiento de la Ley de Ética Pública.

Esta semana, Cornejo disparó una polémica previsible al proponer para esta tarea al actual diputado Gabriel Balsells Miró, quien terminará su tarea como legislador en abril y tendrá el camino casi expedito para hacerse cargo del nuevo organismo de contralor. En realidad, no se objetó la persona de Miró sino que se tratara de alguien del propio palo radical en lugar de una figura que garantizara una independencia sin sospechas para este nuevo espacio. Conociendo el modus operandi político, y sin justificar al gobernador, nada que la oposición no hubiera hecho en caso de estar gobernando. Y si no, hagamos memoria con fiscales de Estado y símiles.

El oficialismo mostró que padece de indignación selectiva. Mientras salió casi en masa a linchar al juez de la Corte, Omar Palermo, por la licencia de seis meses sin goce de sueldo para capacitarse en Alemania y considerar que su ausencia afectará a la justicia de Mendoza, no mensuraron de igual forma que un organismo que debe velar por la ética pública quede en manos de uno de los suyos. Ahí no hubo quien levantara la mano para plantear parar la pelota y repensar si no fue una jugada política desacertada.

El sector del PD que no comulga con el frente Cambia Mendoza lo sintetizó con un juego de palabras: "Cornejo quiere controlar a quienes deben controlarlo" . No conformes con la queja, los gansos históricos se valieron de la plataformachange.org  para salir en busca de firmas que apoyen su proyecto -actualmente en Diputados- sobre "Influencia política en organismos de control". En él proponen que "ninguna persona que ejerza o haya desempeñado funciones con rango ministerial o de subsecretario en el Poder Ejecutivo o un cargo electivo nacional o provincial podrá, durante un plazo de cuatro años a contar del cese de sus funciones o finalización de su mandato, ser designada como integrante de la Suprema Corte de Justicia, del Tribunal de Cuentas o de todo organismo de control de servicios públicos, ni ser nombrada Fiscal de Estado".

Buen punto, aunque un tanto extemporáneo, ya que debería haberse planteado e incorporado cuando se debatía la ley en cuestión.

Desde las organizaciones ciudadanas también hubo peros. Federico Morandini, director de Relaciones Institucionales del Centro Latinoamericano de Derechos Humanos (CLADH), y uno de los que participó en la gestación de esta ley, fue al hueso: "Desde la sociedad civil consideramos indispensable que el cargo de auditor de la Oficina de Ética Pública sea una persona con acreditados antecedentes, con idoneidad técnica y moral, e independencia del poder político... Recordemos que el auditor no solo deberá controlar las declaraciones juradas de políticos, contratistas, sindicalistas, sino que también deberá velar por el correcto actuar en la función pública y deberá ser también el órgano encargado de la implementación y cumplimiento de la ley de Acceso a la Información Pública... Esperamos que el gobierno recapacite y establezca un procedimiento participativo, abierto y transparente para que quien resulte seleccionado sea el mejor candidato posible".

Vale preguntarse a quién le sirve poner al lobo a cuidar a otros lobos. A la corporación política, tal vez; al resto de los mendocinos, seguro que no. "El lobo siempre es el lobo, y por ello, aunque adopte piel de oveja y se camufle entre un rebaño, seguirá actuando como lobo a la mínima oportunidad que se le presente, o ante cualquier descuido del pastor", interpretaba en un caso similar el periodista y escritor Ismael Alvarez de Toledo.  

La única forma de que la transparencia que tanto se menta sea genuina y no una mera puesta en escena es que este espacio y este cargo sustentados por una ley aprobada por mayoría no sea funcional a quien transitoriamente ocupa un cargo ejecutivo. 

..........................................

#El resaltadoR

También uno se harta

"Yo no escribo para 'provocar', sino para intentar pensar lo no tan pensado. Pero el pensamiento individual está hoy mal visto, se exigen ortodoxia y unanimidad.. Lo que resulta desalentador es la falta de comprensión lectora y la tergiversación deliberada...Muchos se quedan con eso y se inflaman. No leen, o no entienden lo que leen, o deciden no entenderlo. Uno se pregunta de qué sirve explicar, argumentar, matizar, reflexionar con el mayor esmero posible.Los ataques no importan, las mentiras sí. Y vivimos una época en que, si las mentiras halagan, se las aplaude".

{ Javier Marías, en una de sus columnas en el diario El País }

..........................................

#Librería

El origen, de María Zuvic (Sudamericana, 240 páginas, $399)

Narrado en primera persona, la autora -que conoció a Néstor K. y Cristina F. desde pequeña- cuenta cómo Santa Cruz fue el laboratorio del modus operandi de hacer política que luego quienes gobernaron al país durante 12 años trasladaron a la Nación. La investigación de Zuvic junto a Elisa Carrió -quien prologa este libro- fue clave para llevar a la justicia las denuncias por malversación de fondos públicos del gobierno kirchnerista.  

..........................................

#LaDataFlora

Entre 2015 y 2017, la ANSES redujo el tiempo de espera de 34 a 16 minutos y pasó de 15 a 25 millones de trámites procesados al año. Fuente: Ministerio de Modernización.

..........................................

# Tuiteado