El tuit de Felipe Pigna en el que algunos vieron malicia

El historiador tuiteó un párrafo en el que recuerda cómo fue destituido el virrey Sobremonte, "precedente de autodeterminación popular".
Avatar del

MDZ Política

1/3
El tuit de Felipe Pigna en el que algunos vieron malicia

El tuit de Felipe Pigna en el que algunos vieron malicia

El tuit de Felipe Pigna en el que algunos vieron malicia

El tuit de Felipe Pigna en el que algunos vieron malicia

El tuit de Felipe Pigna en el que algunos vieron malicia(Alf Ponce / MDZ)

El tuit de Felipe Pigna en el que algunos vieron malicia | Alf Ponce / MDZ

El historiador Felipe Pigna despertó alguna suspicacia al tuitear, en medio de la catarata de justificaciones sobre un posible final anticipado de la gestión de Mauricio Macri que surge desde sectores vinculados al peronismo, lo que llamó como "un interesante precedente de autodeterminación popular" cuando destituyeron al virrey Sobremonte, algo que pasó en un febrero como el que transcurrimos, pero en 1807. 

El texto, afirmo, es parte de un próximo libro, y da cuenta de cómo los criollos se sacaron de encima a una autoridad que, estimaban, sería más flexible a una segundo ataque inglés como el ya repelido.

Más allá del hecho histórico, lo que hizo ruido en la red es la mención a la "autodeterminación popular" como herramienta, en días en los que el exministro de la Corte, Raúl Eugenio Zaffaroni, además de algunos capos millonarios de diversos gremios, hablan en términos más mundanos más o menos de lo mismo, solo porque no tienen el mismo poder durante el actual gobierno que el que gozaban durante el kirchnerismo.

Sobre todo, cuando utiliza el término "precedente", que según la Real Academia de la Lengua Española define como "acción, dicho o circunstancia que sirve para comprender o valorar hechos posteriores".

Por eso, un dirigente radical mendocino, Pablo Gómez, cruzó en Twitter a Pigna y, afortunadamente, éste respondió. "Usted dice que el pueblo puede usar ese antecedente, por ejemplo, para destituir a Macri", le preguntaron. Y respondió: "Para nada, no lo digo ni lo insinúo". Más que nunca, oportuna aclaración.