El jueves deciden si "Caballo" Suárez vuelve a prisión

1/2
El jueves deciden si "Caballo" Suárez vuelve a prisión

El jueves deciden si "Caballo" Suárez vuelve a prisión

El jueves deciden si "Caballo" Suárez vuelve a prisión

El jueves deciden si "Caballo" Suárez vuelve a prisión

La Cámara Federal porteña resolverá el jueves próximo si confirma el arresto domiciliario o dispone que regrese a prisión el ex titular del gremio marítimo SOMU, Omar "Caballo" Suárez, procesado como supuesto jefe de una asociación ilícita y por extorsión.

La defensa había solicitado una postergación de la audiencia, fijada inicialmente para el próximo lunes 8, que se le concedió para el jueves 11, según adelantaron fuentes judiciales a Télam.

El abogado defensor del sindicalista, Carlos Broitman, criticó la apertura de la feria judicial para evaluar si se confirma el arresto domiciliario o Suárez vuelve a prisión.

"No son cuestiones que motiven la apertura de la feria judicial; no hay riesgo de fuga, no puede abandonar su domicilio, no sólo por cuestiones de salud, sino que ya se le ha colocado un dispositivo electrónico de seguimiento y tiene una consigna permanente en las dos entradas del domicilio por parte de Prefectura", argumentó en declaraciones radiales.

La Cámara Federal debe tratar la apelación del fiscal federal Gerardo Pollicita contra la decisión del juez federal Luis Rodríguez, quién concedió el arresto domiciliario al ex sindicalista de los marinos mercantes, fundamentada en su estado de salud.

La concesión del beneficio será revisado por la Cámara Federal porteña que ayer dispuso habilitar la feria, con el fin de que las partes expongan sus argumentos.

El juez federal Sergio Torres, que reemplaza a su colega Rodolfo Canicoba Corral en la causa contra el "Caballo" Suárez ya había restringido la prisión domiciliaria del ex líder del SOMU, que cumple en la casa de su hija, en Olivos, localidad del norte del conurbano bonaerense.

Ahora, Suárez solo podrá estar dentro de ese domicilio, mientras que antes podía llegar hasta a 100 kilómetros de distancia del mismo.
Además, Suárez fue sometido a una serie de estudios médicos y se concluyó que su estado de salud no requiere internación. Ante esto, el juez Torres dictaminó que los análisis que pueda requerir Suárez se realizarán de manera ambulatoria, según fuentes judiciales.
Broitman advirtió que, en caso se que se disponga que regrese a la cárcel, podría producirse un nuevo cuadro neurológico o cardiológico y "no llegaría vivo" a un centro de alta complejidad.
"Ni en Ezeiza ni en Marcos Paz va a llegar vivo", dijo.
Broitman habló del "particular ensañamiento" en el hecho de que "ni siquiera autorizan un traslado al hospital del penal de Ezeiza. El Sistema Penitenciario Federal para detenidos es muy perverso, en un 60 por ciento, y, en un 40 por ciento, está particularmente ensañado", aseveró.
Agregó que "acá esto es política, es presión" por considerar que su defendido aparece vinculado a lo que fue la gestión del Frente para la Victoria "y no es así".
Broitman aseveró que Suárez, con prisión domiciliaria en la casa de su hija, en Olivos, está virtualmente condenado a "pena de muerte" por la Justicia a raíz de la negativa a concederle permiso para permanecer internado y ser sometido a estudios médicos. 

"Hay como una pena de muerte justificada; él en las condiciones de salud en las que se encuentra no puede estar ni en Marcos Paz ni en Ezeiza", declaró Broitman a radio La Red.

Explicó que el "Caballo" Suárez "tiene una enfermedad de base muy compleja y todas las interconsultas dicen que tiene que estar cerca de un centro de alta complejidad porque tiene entre un 70 y 80 por ciento de posibilidad de un cuadro neurológico o cardiológico". 

De hecho, indicó que, merced a "un ACV que tuvo en el 2016" mientras se encontraba detenido "tuvo secuelas graves, como la pérdida de visión del ojo izquierdo en un 98 por ciento, pérdida de la audición del oído izquierdo y trastornos en la movilidad". 

"Esto derivó en que tuviera que tener cuidados especiales que nunca fueron cumplidos", volvió a enfatizar el abogado que, por estos días, tiene centrada su estrategia en apuntar al estado de salud de su defendido para lograr su internación, luego de haber conseguido el arresto domiciliario ahora con estrictas restricciones impuestas por el juez federal Sergio Torres. 

Suárez es investigado como presunto jefe de una asociación ilícita, extorsión y defraudación a la obra social del gremio Sindicato Obreros Marítimos Unidos, SOMU.