Política Brecha explícita entre el gober y la vice

El fuerte mensaje de Montero a Cornejo

En la previa de una actividad oficial, la vicegobernadora se expresó en favor del aborto no punible y, a propósito del reciente nombramiento de Garay a la Corte, insistió con que es "imprescindible" poner a una mujer.
Avatar del

MDZ Política

1/2
El fuerte mensaje de Montero a Cornejo(Pachy Reynoso/MDZ)

El fuerte mensaje de Montero a Cornejo | Pachy Reynoso/MDZ

El fuerte mensaje de Montero a Cornejo(Pachy Reynoso/MDZ)

El fuerte mensaje de Montero a Cornejo | Pachy Reynoso/MDZ

En la previa de una actividad oficial, cerca de los oídos del gobernador Alfredo Cornejo y de su candidato a la Corte Dalmiro Garay, la vicegobernadora Laura Montero se despachó con un fuerte mensaje para el jefe del Ejecutivo: además de pedir la urgente implementación de los protocolos de aborto no punible, volvió a reclamar por una fémina en la cúpula del Máximo Tribunal. 

Antes del arranque del tercer foro nacional de Gobierno Abierto y Tecnología Cívica "Argentina Abierta 2018", que se realiza por estas horas en el Salón de Grado de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Cuyo, Montero aprovechó el contacto con la prensa para cuestionar la performance de los senadores opositores de la Nación por su contraposición a los tarifazos y, en ese tren, se metió con dos temas sensibles de la agenda local: aborto no punible y falta de mujeres en cargos importantes del Estado. 

"Siguen haciendo lo mismo en la oposición, enmascarando la realidad y no contribuyendo a solucionar los problemas", descargó Montero en contra de quienes pidieron retrotraer los aumentos de las tarifas de los servicios públicos a noviembre de 2017. 

En otro orden de cosas, y a propósito de las consultas periodísticas, la jefa del Senado provincial se expresó en favor de que Mendoza adhiera al protocolo de aborto no punible: "No puede ser que una mujer que ha sido violada tenga que ir a la cárcel. No puedo dar más explicaciones sobre esto. Tengo una posición política como jefa de un poder del Estado y la hago pública con la valentía y convicción de mis ideas", y a propósito de su relación con Cornejo, deslizó: "Sí me siento escuchada por el Ejecutivo pero ahí hay una visión distinta". 

Seguidamente, se expresó en contra del nombramiento de Garay para la Corte. "Ya lo he dicho y esto no provoca nada a nivel institucional. Alfredo y yo siempre fuimos una fórmula que se compuso con visiones complementarias sobre todo en estos temas. Él quiere un tipo de funcionario para la Justicia y eso no lo satisface para él ninguna mujer. Yo, por mi parte, sigo insistiendo que es imprescindible que haya mujeres en puestos de decisión y particularmente en la Corte". 

"Y lo digo porque tenemos que acortar las distancias, porque la sociedad que viene y la que está nos demanda otro tipo de participación y los ejemplos se dan desde arriba y las políticas se implementan desde arriba. Tenemos muchas brechas por vencer. Éramos declaradas incapaces relativas de hecho casi hasta la década del 70 por el código civil argentino y tuvimos los derechos políticos también cercenados hasta la década del 50 que recién pudimos votar. Entonces venimos desde atrás pero ahora ya estamos equiparados. Este código civil nos equiparó pero hay una brecha en la implementación", soltó Montero. 

Por último, argumentó que la equiparación y la reducción de la brecha entre hombre y mujer "no se hace de abajo para arriba. No borro con el codo lo que escribo con la mano. Cuando Gómez se postuló pedí una mujer; ahora sigo pidiendo una mujer. Siempre he trabajado por la paridad. Hay que sacar leyes que hagan efectiva la paridad", cerró. 

Informe: Mariano Bustos.