El desdoblamiento electoral asoma como inevitable

Desde el cornejismo emanaron este martes voces de dirigentes que están convencidos de que se respetará el cronograma electoral que fijó la reforma de la ley 8619 votada en 2017, según el cual, el próximo gobernador y los intendentes se elegirán el 9 de junio (PASO) y el 29 de setiembre (generales). También se dijo en el entorno del gobernador que no hay presión de la Casa Rosada para unificar. Julio Cobos apuró por su lado la definición: "Creo que las elecciones tienen que ser desdobladas", afirmó.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

El desdoblamiento electoral asoma como inevitable

La amenaza del intendente Mario Abed que reflejó ayer MDZ tuvo efecto: el camino hacia el desdoblamiento de las elecciones provinciales sería inevitable .

Abed tiene alguna duda al respecto y disparó este lunes que si Alfredo Cornejo no se compromete a separar los comicios provinciales de los nacionales, el próximo fin de semana desdoblará las elecciones en Junín.

noticia_6f7a1989-1d9b-11e9-9b98-0ef48ab09a3e

Sin embargo, desde el cornejismo emanaron este martes voces de dirigentes que están convencidos de que se respetará el cronograma electoral que fijó la reforma de la ley 8619 en 2017.

Ese calendario establece como fechas para la elección del próximo gobernador e intendentes el 9 de junio (PASO) y el 29 de setiembre (generales). O sea, en días diferentes que el comicio presidencial, que se hará el 11 de agosto (PASO) y el 27 de octubre (generales).

De todos modos, la propia ley electoral provincial deja abierta la puerta para la unificación de elecciones provinciales y nacionales. Como esa posibilidad todavía existe para algunos intendentes oficialistas, Abed salió a advertir que podría convocar a elecciones en Junín (se elegirá a su sucesor en el cargo) el 27 de este mes.

Esa es la fecha tope que tiene para el llamado, ya que, en el caso de las elecciones municipales desdobladas de la provincial, las fechas que fija la ley electoral son el 28 de abril (PASO) y 1 el de setiembre (generales). En esos días se elegirá intendente en cuatro comunas peronistas: San Martín, Lavalle, San Rafael y Tunuyán.

La amenaza de Abed de sumar una comuna radical fue para muchos inesperada y dejó flotando un silencio tenso en el Gobierno provincial. Nadie salió a responderle ni a aclarar nada, ya que Cornejo está en España. Abed sólo agregó una frase: "Estoy tranquilo" , dijo.

El gobernador y los intendentes radicales hablaron de las elecciones por última vez antes de la Navidad, en un asado que se hizo en la residencia oficial. Aquella vez quedó claro que el grueso de los jefes comunales está seguro de que les irá mejor en elecciones desdobladas que si se unifica el calendario electoral . En otras palabras, blanquearon que piensan que la imagen de Macri los puede perjudicar. También hubo un acuerdo de seguir la estrategia que fije el gobernador.

Ese acuerdo se comenzó a desgajar esta semana. El massista Jorge Difonso había dicho que acompañaría la decisión del gobernador, pero le entraron las dudas en los últimos días y ahora es probable que desdoble en San Carlos. Pero fue Abed el que se convirtió en emblema de los intendentes que se expresan "sin miedo" a cómo puedan caerle sus palabras al gobernador.

La polémica se empezó a abrir desde ayer. Hubo intendentes radicales que ayer consideraron "una locura" que algún colega correligionario apure las definiciones electorales del gobernador.

Rodolfo Suárez (Capital) ratificó el apoyo a lo que decida Cornejo, pero del otro lado, en algunos municipios, como Las Heras, dijeron que es "una posibilidad" seguir el mismo camino que Abed, si no hay desdoblamiento de elecciones provinciales asegurado.

Es la convicción que tiene el cobismo. El propio Cobos se hizo cargo: "Creo que las elecciones tienen que ser desdobladas", le dijo el senador radical a Radio Mitre. " Hay mucha ansiedad en algunos intendentes de nuestro espacio que están esperando esa definición", agregó.

En tanto, en el círculo de confianza del gobernador sugirieron que Cornejo tranquilizará a Abed cuando vuelva de España. También confirmaron que no existe presión de la Casa Rosada para unificar los comicios de este año.

Para estos cornejistas, en diciembre no quedaron dudas de que Cornejo desdoblar. La gran pregunta es si podrá seguir estirando la definición (tiene hasta el 11 de marzo) en medio de una presión interna que ha crecido.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?