Política Apoyo y críticas a Macri

El canje de pasajes desató una guerra en el Congreso

El sobresueldo que los legisladores consiguen al cambiar pasajes aéreos y terrestres no utilizados sigue generando discordia en ambas cámaras. El oficialismo apoyó las críticas de Macri, pero también hubo fuertes rechazos.
Avatar del

MDZ Política

1/4
El canje de pasajes desató una guerra en el Congreso(Télam)

El canje de pasajes desató una guerra en el Congreso | Télam

El canje de pasajes desató una guerra en el Congreso(Télam)

El canje de pasajes desató una guerra en el Congreso | Télam

El canje de pasajes desató una guerra en el Congreso(Télam)

El canje de pasajes desató una guerra en el Congreso | Télam

El canje de pasajes desató una guerra en el Congreso(Télam)

El canje de pasajes desató una guerra en el Congreso | Télam

 El reflotamiento de la polémica por el canje de pasajes de legisladores generó una pequeña guerra dentro del Congreso, que se agravó cuando el presidente Mauricio Macri opinó que el sistema actual "no es algo que esté bien".

Anoche se produjo un nuevo capítulo del efrentamiento, cuando la diputada massista Graciela Camaño interpeló a Macri por "los pasajes que canjeó cuando fue Diputado".

La legisladora mandó la acusación sin dar mayores precisiones, pero el canje de pasajes es más común para los diputados y senadores de Capital y Provincia de Buenos Aires.

El diario Clarín recogió además testimonios de legisladores que comparten con Macri la idea de que es necesario un cambio en el sistema. El diputado del Pro Pablo Tonelli admitió que "es evidente que hay que cambiar el sistema". "Hay que incorporar ese monto a la dieta, de modo que la dieta neta de lo que uno percibe pase a ser alrededor de 140 mil pesos, y después el que necesita pasajes, que los pida, y la Cámara le descuente de la dieta el importe que corresponda. Creo que es lo mejor y lo más sencillo".

El macrista Eduardo Amadeo coincidió con el presidente, y adelantó que "estamos trabajando para reformarlo (al sistema de pasajes). Son muchas dimensiones las que hay que tener en cuenta; entre otras, que los diputados del interior tienen muchas más necesidades de pasajes por los pedidos que reciben. Pero estamos cambiando el sistema desde hace seis meses".

Desde el justicialismo evitaron defender o atacar el sistema, pero pidieron "un debate sin hipocresía". Diego Bossio, referente del bloque Justicialista, opinó que "hay que dar un debate sensato, sin hipocresía, y discutir todos los sueldos de todos los poderes del Estado, porque nadie puede ganar mas que el presidente".

"Cualquier letrado de la Corte gana dos o tres veces más que un diputado de la Nación, o un diputado gana la mitad que cualquier camarista, o los gastos de representación que tienen los ministros son mayores", planteó el bonaerense a Clarín, y se quejó: "Siempre somos nosotros los que pagamos el pato de la boda".