"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

El camarista Gustavo Estrella es juzgado por violencia de género y es el primer funcionario del Poder Judicial acusado por ese delito. La denuncia original  es “desorden de conducta”, pero la estrategia defensiva busca que se le aplique la causa de "mal desempeño”. El magistrado asegura que las lesiones "fueron recíprocas" y que se produjeron mientras se "defendía de las agresiones de la mujer", hecho sucedido en 2014.

Avatar del

Redacción MDZ Online

1/6
"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

"Me dijo que lo estaba boludeando y comenzó a golpearme"

El jury decidió avanzar en el juicio contra el camarista Gustavo Estrella, quien fue denunciado por su expareja por violencia de género. La acusación que pesa sobre Estrella es “desorden de conducta”, pero la estrategia defensiva busca que se le aplique la causal “de mal desempeño”. El camarista se convertirá en el primer magistrado mendocino que se someterá al jury de enjuiciamiento por un presunto caso de violencia de género.

El camarista laboral de la provincia alegó problemas de salud mental para intentar suspender el inicio del jury de enjuciamiento previsto, tras ser acusado por violencia de género por su ex pareja en 2014. Pero ese cuerpo colegiado rechazó la excusa y el proceso sigue adelante. El acusado no estuvo presente en la sala. 

En mayo de 2014 la entonces pareja del juez, quien está citada para declarar en el jury junto con más de una decena de testigos, denunció que la había golpeado e intentado ahorcar.

El dramático relato de la ex pareja del camarista

María Benedicta Ortiz, la ex pareja del camarista que lo denunció por violencia de género, brindó una versión muy distinta de los hechos en el salón de actos del Poder Judicial. La mujer recordó que, la noche de la agresión, el magistrado le preguntó si "lo iba a seguir queriendo dentro de 10 años", a lo cual ella contestó que "no sabía".

"Me dijo que lo estaba boludeando, que era una loca autista. Me preguntó si creía que su casa era una pensión. Le dije que no sabía lo que podía suceder en 10 años. Quise abrazarlo para que habláramos, pero me agarró del pelo y me empujó contra una pared", recordó la mujer.

"Reaccioné y le di una cachetada. Me dijo que me fuera, me tiró del pelo y me dio la cabeza contra la pared. Me senté en el sillón y me dio piñas en la cabeza y en la cara. No paraba de insultarme. Me agarró contra la heladera y me dio una piña en el ojo", agregó Ortiz.

"Me agarraba las manos y forcejeaba. Le pedía que me perdonara por la cachetada y que habláramos, pero me seguía por el living golpeándome. Agarró mi mochila y la revoleó al pasillo. Agarró mi material de estudio y lo revoleó al pasillo también. Me di cuenta que a él no le importaba nada de mí"", continuó su relato la denunciante.

"Me seguía insultando y fui a buscar la campera a la habitación de su hija. Me caí y quería darme la cabeza contra el piso. Me agarró en el pasillo, me envolvió el pelo en el cuello y tiraba. Me corría alrededor de la mesa y como no podía alcanzarme me tiró con una silla. Me empezó a salir sangre de la boca y manché el mantel", siguió Ortiz.

"Me dijo que era una negra hija de puta y me echó. Agarré la mochila y me fui a dar conocimiento a la policía de lo ocurrido. Hice la denuncia y el hombre me dijo que tenía que ir al otro día a los médicos en Godoy Cruz para completar la denuncia", recordó la mujer.

La defensa de Estrella

En su defensa, leída en el comienzo del proceso, el magistrado aseguró que las lesiones que sufrió su ex pareja fueron producto de "bloqueos defensivos" que debió realizar ante las agresiones de la mujer.

En su relato, Estrella recordó que la noche del hecho "echó de su departamento a su ex pareja y ésta comenzó a agredirlo e insultarlo". "La pelea fue producto del cese de la relación. Me dijo que no sabía si en 10 años me iba a seguir queriendo y le pedí que se fuera hasta que tuviera las cosas claras", indicó el magistrado.

Y agregó: "Comenzó a insultarme y a decir que no se iba a ir. Se abalanzó sobre mí y comenzó a golpearme con todas sus fuerzas. No me la podía sacar de encima. El episodio se prolongó durante varios minutos".

"En ningún momento quise lesionarla, pero se lanzó en varias oportunidades contra mí mientras estaba en una actitud defensiva, bloqueando sus embates. Niego haber golpeado a la señorita Ortiz y que sea un caso de violencia de género. Las lesiones se produjeron por el bloqueo defensivo de los golpes", se defendió Estrella.

Temas
  • Violencia de género