Sin refinanciación de deuda, se aprobó en el Senado el Presupuesto 2019

El proyecto, que ya había sido tratado por Diputados, obtuvo 21 votos positivos y 16 negativos en la Cámara Alta. La pauta de gastos es de 117.000 millones de pesos (sin organismos autárquicos) y no contempla nuevo endeudamiento. Tampoco permite que el Gobierno refinancie deudas, tal como había pedido el Poder Ejecutivo, por un total de 3.700 millones. El peronismo, Unidad Ciudadana y otros legisladores opositores lo rechazaron en general y en particular.

Juan Carlos Albornoz

El resultado de la votación fue de 21 votos positivos contra 16 negativos.

El resultado de la votación fue de 21 votos positivos contra 16 negativos.

Pasar rápido el mal trago. Ese fue el objetivo del radicalismo, que este martes apuró el tratamiento y aprobación del Presupuesto 2019 en el Senado, después de perder la pulseada con el PJ por el endeudamiento en la Cámara de Diputados.

La pauta de gastos fue convertida en ley por 21 votos positivos contra 16 negativos y un ausente. A favor votaron el bloque radical completo, más Ernesto Mancinelli (Libres del Sur) el pastor Héctor Bonarrico (Masfe) y Eduardo Galdeano (PI). En tanto, lo hicieron en contra el peronismo orgánico, Unidad Ciudadana, el FIT, el senador de Protectora Marcelo Romano. Estuvo ausente a la hora de votar el peronista Luis Böhm.  

El Gobierno, por primera vez en la era Cornejo, no quería tomar nueva deuda para financiar el próximo ejercicio. Planteaba en la pauta de gastos, en cambio, la refinanciación o "roll over" de deudas de distintos ejercicios, por un total de casi 3.700 millones de pesos. Además, ofrecía a través de un artículo la posibilidad de ser el "puente" entre organismos internacionales y municipios para que estos últimos tomaran créditos para hacer obras.

Sin embargo, el PJ se plantó fuerte en Diputados contra cualquier tipo endeudamiento, a pesar de que las refinanciaciones se aprueban comúnmente a "libro cerrado". Sin ir más lejos, eso ocurrió en el Presupuesto 2018. 

Como las autorizaciones de deuda requieren dos tercios de los votos, esos artículos quedaron eliminados del Presupuesto 2019. Así llegó el proyecto al Senado, que aceleró su tratamiento.

No es habitual que un presupuesto se vote en la Cámara Alta a la semana siguiente de haberse discutido en Diputados. Pero esta vez, era innecesario para el oficialismo estirar la discusión. "Para qué hacerlo, si no nos iban a dar los dos tercios", reconoció un senador radical.

En la Cámara Alta, el acuerdo político con el justicialismo consistió en que el partido opositor aportara los dos tercios necesarios para el tratamiento en el recinto. Esta mayoría especial era requerida porque el proyecto de Presupuesto 2019 no tenía despacho de comisión.

Pero rápidamente quedó claro que el peronismo (bloque orgánico y Unidad Ciudadana), así como el resto de la oposición, se abroquelarían en contra, una vez más.

No pudo el oficialismo, en este sentido, evitar una larga lista de oradores por parte de la oposición. 

Ya en el debate, el senador radical Alejandro Diumenjo afirmó que el Presupuesto 2019 "es un reflejo de las políticas públicas que ha llevado adelante esta gestión". Además, el legislador criticó a la oposición por negar en Diputados el acceso a crédito para amortización de la deuda ya existente.

"Es mentira que se ha puesto en juego a la provincia por los niveles de deuda. Hoy representa el 11,1% del PBG, el mismo porcentaje que representaba en 2015", subrayó Diumenjo y remarcó que la amortización de deuda es un instrumento que sirve para manejar de forma eficiente la deuda que ya existe. "El roll over permite que la deuda se pueda refinanciar y acceder a mejor financiemiento. Es un ahorro para el bolsillo de los mendocinos", explicó.

Además, el legislador radical sostuvo que la decisión de negar esa herramienta obliga al Gobierno a quitar dinero de la partida destinada a obra pública, afectando obras provinciales y municipales.

Por su parte, el legislador peronista Luis Böhm criticó al informante del oficialismo por no recordar que durante los últimos años de gestión de Francisco Pérez no le aprobaron el presupuesto. "Al gobierno de Cornejo lo linchó escupir para arriba al no darle presupuesto a Pérez", sostuvo.

Al cruce también le salió Adolfo Bermejo, del mismo bloque. Bermejo hizo mención a la falta de inversión de la gestión Cornejo en los municipios que conducen los intendentes justicialistas. Al cierre de su participación en el debate, leyó declaraciones de Cornejo que databan de 2014, cuando era intendente de Godoy Cruz, en las cuales manifestaba su férrea oposición a la toma de deuda por parte del gobierno de la provincia.

El Presupuesto 2019 también provocó las reacciones de Unidad Ciudadana, el senador de Protectora Marcelo Romano (quien se cruzó con Héctor Quevedo, del bloque radical) y del legislador del FIT Víctor Da Vila.

Entre varias apreciaciones críticas, se escuchó la palabra de Alejandro Abraham (UC), quien sostuvo que Mendoza está en peligro de default, por el volumen de su deuda.  

A su turno, Patricia Fadel, jefa de la bancada del PJ, aseguró que "Mendoza ha decrecido" en esta gestión y criticó a Cornejo por acompañar la gestión de Mauricio Macri. "No queremos seguir fomentando la industria financiera, por eso votamos negativamente este presupuesto".

El oficialismo volvió a tener la palabra recién en el final, a través del senador Diego Costarelli, jefe del bloque radical, quien defendió la administración de Cornejo.

Luego se aprobó, con rapidez, primero el despacho, y luego, el proyecto, tanto en general como en particular. Hubo al final algunos roces entre los senadores Juan Carlos Jaliff (UCR) y Fadel (PJ), ya que la legisladora del justicialismo pidió que se consignara la aprobación por mayoría simple. "Supongo que los jueces saben de matemática", retrucó el radical.

En total, el Presupuesto 2019 prevé un gasto de 140 mil millones de pesos para el funcionamiento de todo el aparato estatal (117 mil millones, sin los organismos autárquicos).

Para el año próximo se destinarán 12.500 millones de pesos a inversión pública, lo que representa un incremento del 52% en comparación con la pauta de gasto del 2018.

Además, se ha proyectado un "superávit operativo" (más recursos en la caja que gastos) de 6.773 millones de pesos.

Sobre la deuda, a pesar del cepo opositor, el Gobierno provincial podrá utilizar la autorización de este año, que asciende a 1.914 millones de pesos.

Con participación de Mariano Bustos

Temas
  • legislatura