Política Fue de 3,7 por ciento

El Gobierno provincial salió a minimizar la inflación de enero

Facundo Biffi, titular de la DEIE, dijo que los rubros que más subieron "no tienen aumentos todos los días" y sostuvo que el índice no se puede proyectar a futuro: "No es ni por asomo lo que va a pasar el resto del año". Incidieron en mayor medida los aumentos de la luz y los combustibles.
Avatar del

Juan Carlos Albornoz

1/2
El Gobierno provincial salió a minimizar la inflación de enero(Alf Ponce / MDZ)

El Gobierno provincial salió a minimizar la inflación de enero | Alf Ponce / MDZ

Facundo Biffi, jefe de la DEIE. El organismo comenzó a medir la "inflación núcleo".(Alf Ponce / MDZ)

Facundo Biffi, jefe de la DEIE. El organismo comenzó a medir la "inflación núcleo". | Alf Ponce / MDZ

El jefe de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia, (DEIE), Facundo Biffi, afirmó que en el índice de precios de enero impactaron "aumentos que no se producen todos los días". Además, el funcionario descartó que el 3,7 por ciento de incremento registrado se pueda proyectar para los siguientes meses: "No es ni por asomo lo que va a pasar el resto del año", aseguró.

Por boca de Biffi, el Gobierno buscó suavizar el impacto de la inflación en el primer mes del año. Indicó que en buena medida se debió al nuevo cuadro tarifario de energía eléctrica, que surgió a fines de diciembre, por lo cual incidió recién en el índice de precios de enero.

El otro elemento importante fue el incremento de los combustibles (nafta, gasoil y GNC). Combustibles y energía eléctrica produjeron por sí solos una suba de 2,7 por ciento, según indicó Biffi. En cambio, los alimentos y bebidas tuvieron una incidencia menor.

Siempre con el objetivo de minimizar las cifras, el Gobierno provincial incorporó la "inflación núcleo" y separó este índice de otros conceptos, como la "inflación estacional" y de los "servicios regulados".

Este tipo de inflación sirve para calcular tendencias a mediano plazo, ya que no depende de factores estacionales o externos. Y era el dato más amable que el Gobierno tenía para dar: la "inflación núcleo" que midió la DEIE subió sólo entre 1 y 1,2 por ciento, con picos de 1,4.

>

Dentro de la inflación núcleo figuran, además de alimentos y bebidas, servicios médicos, cortes de pelo, comidas afuera de la casa y elementos de aseo, entre otros. "Esa es la inflación que carcome", expresó Biffi.

"Es un análisis que vamos a incorporar", afirmó Biffi, en relación a la novedad de la inflación núcleo. A diferencia de lo que hace normalmente, esta vez el funcionario dio declaraciones antes de que se publicara el informe técnico de la inflación en la página web de la DEIE.

Lo cierto es que el organismo que mide la inflación en Mendoza no mostraba un aumento tan fuerte desde octubre de 2016, cuando el índice fue de 4,7 por ciento. Más cerca en el tiempo, hubo subas parecidas, pero inferiores: 3,6 por ciento en marzo de 2017 y 3,2 en abril del año pasado.

El Gobierno provincial ha proyectado para todo el año un aumento de la inflación del 15,7 por ciento y en base a esa proyección ya acordó el incremento salarial con la mayoría de los sindicatos de empleados públicos. Pero le falta nada menos que el SUTE, con el cual se reunirá una vez más el viernes en la Subsecretaría de Trabajo.

Es complejo para esa negociación que la inflación del primer mes del año haya sido del 3,7 por ciento. Aunque algunos negociadores oficiales confían en que el índice reforzará el valor de la bala de plata del Gobierno: una "cláusula gatillo" que subirá los sueldos estatales apenas el costo de vida supere el 15,7 por ciento. Esa cláusula sólo se aplicará si los docentes dan el sí a la oferta oficial en la mesa paritaria.