Política Paritaria docente

El Gobierno minimiza la negativa del SUTE

El gremio rechazó el aumento del 15,7% y amenaza con paro. Desde el Ejecutivo lamentaron la postura y relativizaron el efecto de una medida de fuerza.
Avatar del

Jimena Catalá

1/2
El Gobierno minimiza la negativa del SUTE(Gobierno)

El Gobierno minimiza la negativa del SUTE | Gobierno

Ulpiano Suárez, la voz de Cornejo en las negociaciones paritarias(Gobierno)

Ulpiano Suárez, la voz de Cornejo en las negociaciones paritarias | Gobierno

El Gobierno creyó que esta tercera paritaria docente sería la vencida y que el SUTE no se arriesgaría a perder la posibilidad de que se actualicen sus haberes según la inflación (cláusula gatillo). Sin embargo, a una semana y días de que comiencen las clases, en pleno plenario provincial, los educadores rechazaron la oferta del 15,7 por ciento y dejaron abierto el camino a un paro para el 5 de marzo.

>

"Pensamos que iban a paritar con buena fe. Si hay buena fe existe posibilidad de acordar. No fue el caso del SUTE", lamentó el referente paritario del Gobierno de Alfredo Cornejo, Ulpiano Suarez, la decisión del sindicato docente de no aceptar la oferta del 15,7 por ciento en tres tramos. 

Mostrándose envalentonado tras haber acordado con 18 sectores, el Ejecutivo creyó que no habría un tercer decreto para la Educación provincial y buscó sin éxito "prender" con una cláusula "gatillo". "Lamentamos que el SUTE deje a los trabajadores de la Educación sin cláusula gatillo y que haya dilatado dos meses el cobro del aumento", continuó Suarez al tiempo que aclaró que, pese a la negativa del gremio, la oferta no será mejorada: "El 15.7 es la mejor propuesta, es lo que la provincia puede cumplir. Los restantes gremios así lo entendieron y lo demostraron acordando", aseveró.

Previendo un posible paro del gremio, el hombre que depende de la cartera que conduce Dalmiro Garay se mostró confiado: "Los docentes no quieren hacer paro. Las clases van a empezar el 5 de marzo", apostó sus fichas recordando lo que ocurrió en 2017 cuando hubo huelga pero sin acatamiento significativo. En este punto, el Gobierno sabe que por los descuentos al presentismo y el ítem aula es factible que no haya una importante adhesión. "El año pasado hubo varios paro convocados por gremios estatales y en sectores que, incluso, no tienen ítem aula y tampoco hubo acatamiento", aseguró Suarez.

>

 "Los docentes no quieren hacer paro. Las clases van a empezar el 5 de marzo", Suarez. 

Tras los plenarios departamentales, esta mañana se realizó el plenario provincial en el que el gremio docente que conduce Sebastián Henríquez analizará la oferta salarial que hizo el Gobierno de Alfredo Cornejo. A modo de repaso, la misma consiste en un 15.7 por ciento de aumento retroactivo a enero, en tres cuotas (5 % en enero, 5,2 % en junio y 5,5 % en noviembre) más una ayuda para útiles escolares ($2.500) e indumentaria para celadores ($2.000) a depositar en marzo por única vez y una cláusula gatillo a aplicarse una vez acumulado el porcentaje de incremento salarial. 

Como se veía venir, Henríquez salió a confirmar este mediodía que buena parte de los mandatos departamentales se expresaron por el rechazo mostrándose a favor, a su vez, de elevar una contrapropuesta que contemple dos puntos básicos: una recomposición del 7,6 por ciento por el desfasaje sufrido en el salario por la inflación y una cláusula gatillo que se aplique de manera mensual, con cada "disparada" del IPC.

"Cada vez estamos más abajo de la línea de pobreza", cuestionó Henríquez como vocero de los docentes afiliados al SUTE y haciendo un análisis del sector apuntó: "Hoy hay escuelas en Mendoza que están inhabilitadas porque no tienen edificio, porque se llueven, escuelas en donde hay situaciones de violencia porque no hay personal ni recursos suficientes, escuelas en donde la merienda sigue llegando tarde y creen que ofreciendo 500 pesos de aumento a una maestra por seis meses y 400 pesos de aumento a un celador 400 van a tener calidad educativa", se quejó.

Desde allí, ratificó la movilización convocada por el SUTE para el 26 de febrero a las 18 desde el Kilómetro Cero y dijo que de existir un aumento por decreto se discutirá en plenario la posibilidad de ir a un paro.

Luego, aprovechó la ocasión para referirse a los dichos de Cornejo, quien ayer volvió a mandarlo al psiquiatra por pedir una recomposición salarial del 50 por ciento: "Eso de hacerse el Donald Trump del subdesarrollo, me parece patético. Estamos evaluando de ir al Inadi por sus insultos y agravios".

Docentes privados se sumaron al reclamo

María Luisa Nasiff, secretaria adjunta de Sadop, participó del plenario del SUTE y cuestionó al Gobierno de Cornejo por, según sus palabras, incitar la "precarización laboral" y la "pérdida de derechos de los trabajadores". Aseguró que una maestra inicial no puede estar ganando 10 mil pesos y que debería revisarse todo el plan de gestión educativa del Gobierno: "En lo que va de la gestión de Cornejo, se han cerrado 17 institutos privados, entre CEOS, escuelas e institutos".