El Gobierno buscará bajar a 15 años la edad de imputabilidad

El Gobierno enviará al Congreso el nuevo Régimen Penal Juvenil, un proyecto que contempla la baja de la edad de imputabilidad de 16 a 15 años de edad para los delitos más graves. La decisión de enviar el proyecto que el ministro de Justicia, Germán Garavano, tiene listo hace meses, se reflotó al ver la buena recepción que tuvo el anuncio de la compra de las pistolas Taser.

Avatar del

Redacción MDZ Online

El Gobierno buscará bajar a 15 años la edad de imputabilidad

El Gobierno buscará bajar a 15 años la edad de imputabilidad

Tras la baja repercusión negativa que tuvo la decisión de dotar de pistolas Taser a personal de seguridad en aeropuertos y trenes, el Gobierno avanzará con otros proyectos en materia de seguridad. Entre ellos el Gobierno enviará al Congreso el nuevo Régimen Penal Juvenil, un proyecto que contempla la baja de la edad de imputabilidad de 16 a 15 años de edad para los delitos más graves.

La decisión de enviar el proyecto que el ministro de Justicia, Germán Garavano, tiene listo hace meses, se reflotó al ver la buena recepción que tuvo el anuncio de la compra de las pistolas Taser.

Fue la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien junto a Garavano hablaron del tema en una reunión que tuvo lugar el último viernes. La funcionaria, que pretendía que la edad de imputabilidad bajara a 14 años, le dio su conformidad al ministro para que quede en 15 años.

En el oficialismo aspiran a que el consenso con un sector del peronismo federal les permita avanzar con el proyecto en el Congreso. Desde ya descuentan que el kirchnerismo se opondrá.

Según consigna Clarín, el proyecto prevé un sistema de escalas, según la edad. A los 15 años, los chicos serán imputables sólo por delitos considerados graves: homicidio, violación, lesiones gravísimas, secuestro extorsivo y robo con armas de fuego. En tanto, los mayores de 16 años y los menores de 18 años serán imputables siempre que no se trate de un delito cuya pena máxima de prisión es igual o menor a tres años; y podrán ir a la cárcel cuando cometieran un hecho reprimido en el Código Penal con una pena máxima igual o mayor a diez años.

En todos los casos, como se apunta en el artículo 50 del proyecto, se establece que 15 años será el “plazo máximo” de prisión que se le podrá imponer a adolescentes y se deja claro que “queda prohibida la imposición de reclusión y de prisión perpetua” para los menores.

En los casos que la “investigación preliminar” determine que fue un menor de 15 años quien cometió un delito reprimido con pena máxima de diez años, se dispondrá que un equipo interdisciplinario -integrado por médicos, psicólogos, psicopedagogos, docentes, especialistas en adicciones y trabajadores sociales- elabore un plan individual para acompañar al joven en su recuperación y evitar que avance en la carrera delictiva.

El único punto que Macri deberá definir antes de enviar el proyecto gira en torno a los plazos máximos para la aplicación de la ley, que prevé la creación de un Fuero de Menores y establecimientos donde alojar a los jóvenes privados de su libertad.

Temas
  • Proyecto enviado al Congreso
  • régimen penal juvenil
  • imputabilidad
  • patricia bullrich
  • germán garavano