Política La pelea paritaria

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"

El entorno del ministro de Trabajo confirmó que ofrecerán alternativas a los gremios para no reabrir las negociaciones si la inflación supera a la esperada. Por ahora, el punto de referencia mantiene en 15%.
Avatar del

MDZ Política

1/6
El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"(Télam)

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo" | Télam

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo"(Télam)

El Gobierno busca evitar la "cláusula gatillo" | Télam

 El Gobierno nacional buscará a toda costa evitar incluir una "cláusula gatillo" en los acuerdos salariales, y por ahora mantiene el "tope" en 15 por ciento.

Un informe del diario la Nación indica que la cartera del cuestionado Jorge Triaca tiene preparadas algunas opciones para ofrecerles a los gremios a la hora de negociar: desde incluir retribuciones adicionales por productividad y presentismo hasta habilitar modificaciones en los convenios colectivos que aumenten la retribución por antigüedad o establecer adicionales que puedan quedar como permanentes.

Otras opciones son avalar aportes extraordinarios a la obra social; otorgar beneficios por viático o refrigerio; establecer adicionales importantes por el día del trabajador de la actividad; incrementar bonificaciones ya existentes, y hasta incluso se puede poner un porcentaje en el acta y luego en las escalas tomar otro más alto.

Triaca volverá mañana de sus vacaciones en Chapadmalal, a donde se recluyó luego del escándalo con su empleada Sandra Heredia, a quien echó en medio de insultos, y quien estaba registrada en un sindicado intervenido. El futuro del ministro está ligado al éxito que consiga en estas negociaciones.

Los recientes aumentos de las tarifas de los servicios públicos, del combustible y de las prepagas, sumados a los vaivenes del dólar, empujan a las paritarias a un terreno de incertidumbre, en el que el gremialismo disidente ya advirtió que la inflación superará el 20%.

La nota de La Nación remarca que el otro obstáculo para definir la pauta en 15% fueron los acuerdos salariales que ya se definieron con subas por encima de los pronósticos oficiales. Un caso es el de los trabajadores de entidades deportivas (Utedyc), que pactaron un alza de hasta el 19% en dos tramos y con una revisión en noviembre según la evolución de la inflación.

El otro trato salarial que serviría como parámetro es el de los aeronáuticos. En su rol de empleador, el Gobierno acordó una suba salarial de 17% con los empleados de Intercargo y de Aerolíneas Argentinas. En ambos casos, tanto fuentes oficiales como sindicales admitieron que el aumento de bolsillo supera el 20%, producto de retribuciones no remunerativas, pagos extras por productividad y otros ítems adicionales. Si bien fue la última paritaria de 2017, su período de aplicación abarca casi por completo este año.