Cortocircuito en la Legislatura por el nuevo escalafón

En la Legislatura provincial, los empleados de la Cámara de Senadores cambiaron de convenio colectivo con el objetivo de eliminar viejas desigualdades. En Diputados analizan plegarse pero aún no toman la decisión. Mientras tanto, en la Casa de las Leyes convivirá la diferencia entre los trabajadores administrativos de ambas cámaras.

Avatar del Mariano Bustos

mariano bustos

Cornejo se acordó de Paco Pérez.

Pachy Reynoso/MDZ

Las diferencias entre el trabajo de la Cámara de Diputados y la de la Cámara de Senadores no son muchas. Incluso, hay quienes esgrimen que en Mendoza deberíamos tener una legislatura unicameral. Sin embargo, a partir de ahora ser empleado del Senado o ser empleado de Diputados serán dos mundos contrapuestos. El cambio de escalafón acordado por la vicegobernadora Laura Montero y los representantes de los gremios ATE y APEL ha generado una grieta puertas adentro de la Casa de las Leyes.

"No tengo dudas que cuando me vaya de esta Casa el empleado legislativo va a estar en un mejor lugar -el lugar que se merece- y va a tener tanto prestigio como tiene esta institución", manifestó Montero el jueves de la semana pasada. En concreto, la vicegobernadora subrayó que el nuevo escalafón "es justo para quien trabaja y cumple con su función porque da posibilidades de crecer mediante una adecuada capacitación y porque posee un régimen claro de ingresos y ascensos por concurso". "Esto permitirá equilibrar inequidades históricas que se dieron en esta Casa de las Leyes a través de designaciones injustas, a dedo y arbitrarias”, adhirió.

Asamblea Legislativa izada de bandera

Pero de ser así, no se entiende por qué el cambio solo ha llegado para la mitad de la Legislatura. El Senado y la Cámara de Diputados parecen haberse encerrado cada uno en su habitación. En breve, las reglas para los empleados de ambas cámaras serán diferentes. En concreto, los empleados legislativos que se desempeñen en el Senado pasarán a tener un nuevo régimen, mientras que en Diputados los trabajadores seguirán con el antiguo convenio laboral.

Según explicó a MDZ el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés, están de acuerdo con la necesidad de modernizar el escalafón y estuvieron trabajando a la par de Montero para llegar a un acuerdo con los gremios. Sin embargo, Parés pidió más tiempo para evaluar cómo impactará el cambio presupuestariamente y hacer las simulaciones correspondientes mientras que en el Senado prefirieron no esperar más.

En concreto, Parés lamentó que Montero no haya esperado que la Cámara Baja terminara de pulir los detalles para saber en detalle el impacto de la transición de un escalafón al otro. "Veníamos trabajando de forma conjunta en ver cómo iba a ser el escalafón y luego evaluar cómo hacer el reescalafonamiento. El texto yo no lo puedo firmar sin saber eso", señaló Parés. "Yo todavía no lo he trabajado pero el Senado se adelantó", adhirió.

"Hay que hacer simulaciones, ver cuánto cuesta, consultarlo al Ejecutivo, etc. Laura decidió firmarlo y nosotros lo vamos a seguir trabajando. Si se trabaja bien va a llegar a buen puerto. Hace falta el nuevo escalafón porque hay desorden", concluyó Parés pero destacó que estos cambios llevan su tiempo. "Hay que entrevistar al personal y explicarles que es un cambio que los beneficia", finalizó.

Una de las dudas que habían surgido desde el gremio UPCN eran posibles acomodos en planta permanente. “No pasaré empleados de planta transitoria a planta permanente y los funcionarios que vinieron conmigo dejarán sus cargos cuando yo me vaya”, aseguró públicamente Montero.

"Se terminaron los acomodos, el ingreso a dedo y el poco reconocimiento a la dedicación. Este escalafón cumple con la ley 7920, hubo mucho intentos y agradezco a los gremios con representación paritaria porque se trabajó codo a codo con ellos para firmarlo”, remarcó la vicegobernadora.

El nuevo escalafón

El proyecto contiene virtudes como la implementación de una Escuela de Gobierno y Capacitación Legislativa para formar a los empleados y simplifica el régimen de escalafones. De los 15 escalafones que hoy existen, se pasaría a una estructura de seis. Además, determina los adicionales que podrán percibir los trabajadores y la responsabilidad jerárquica de cada empleado. Incluso, determina la función específica de choferes, taquígrafos y la remuneración de los distintos niveles de planta temporaria.

Al mismo tiempo, deja claro cómo debe ser el régimen de concurso para la selección de personal legislativo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?