Política Efecto CEOSA

Efecto Ceosa: ahora Irrigación exige a sus empleados declarar si tienen otro trabajo

El pedido de Sergio Marinelli se generó tras las sospechas por tráfico de influencias. Hay funcionarios bajo la lupa por ser parte del DGI, del Prosap y también de empresas privadas.
Avatar del

Mariano Bustos

1/4
Efecto Ceosa: ahora Irrigación exige a sus empleados declarar si tienen otro trabajo(Pachy Reynoso/MDZ)

Efecto Ceosa: ahora Irrigación exige a sus empleados declarar si tienen otro trabajo | Pachy Reynoso/MDZ

Efecto Ceosa: ahora Irrigación exige a sus empleados declarar si tienen otro trabajo(Pachy Reynoso/MDZ)

Efecto Ceosa: ahora Irrigación exige a sus empleados declarar si tienen otro trabajo | Pachy Reynoso/MDZ

Efecto Ceosa: ahora Irrigación exige a sus empleados declarar si tienen otro trabajo

Efecto Ceosa: ahora Irrigación exige a sus empleados declarar si tienen otro trabajo

Efecto Ceosa: ahora Irrigación exige a sus empleados declarar si tienen otro trabajo

Efecto Ceosa: ahora Irrigación exige a sus empleados declarar si tienen otro trabajo

Aunque en el Departamento General de Irrigación nieguen que existan incompatibilidades y tráfico de influencias en la adjudicación de obras, el superintendente Sergio Marinelli ha tomado algunas medidas para evitar sorpresas. Luego de desplazar al secretario de Gestión Hídrica Fernando Gomensoro por las sospechas que existen respecto a la vinculación de Hydrotec (la empresa que fundó) con la constructora CEOSA, principal beneficiado en las licitaciones de Irrigación y el Prosap, ahora exigen que todos los empleados declaren si tienen otro empleo. Es que Gomensoro, como otros empleados, superpusieron empleos que generan sospechas de incompatibilidad.

En concreto, el "gobernador del agua" firmó una circular el día 6 de febrero del 2018 pidiendo que todos los agentes y funcionarios presentaran una declaración jurada con datos sobre segundos empleos aparte del que tienen en Irrigación.  La denuncia de la OA es de enero de este año, es decir que Marinelli tomó la decisión tras las sospechas de tráfico de influencias. 

Si bien las sospechas del órgano que comanda Laura Alonso se centran en una obra hídrica realizada en Catamarca, pone bajo la lupa a una constructora mendocina y a Gomensoro, funcionario de Irrigación.

El problema es que este último no solo trabajaba en el DGI, sino que también lo hacía en el Prosap y fue fundador de Hydrotec una consultora privada que asesoró a empresas constructoras que ganaron licitaciones del Prosap e Irrigación. Hoy, Hyrdrotec hace obras en conjunto con Ceosa, pero Gomensoro aclara que hace tiempo dio un paso al costado para evitar incompatibilidades.

Lo cierto es que en cuando este escándalo comenzaba a tomar vuelo, Marinelli firmó la circular 002 referida a "la incompatibilidad dispuesta por el Artículo 13 de la Constitución Provincial relativa a acumular dos o más empleos en funciones públicas o rentadas". En la misma, dispone que "todos los agentes y/o funcionarios dependientes del DGI" presenten una declaración jurada antes del día 1 de marzo.

De todas maneras, hace la salvedad de "aquellos que se encuentren comprendidos en las excepciones previstas en el artículo 13 de la Constitución Provincial". La carta magna hace referencia como excepciones a los cargos gratuitos, profesionales o técnicos, los del profesorado y comisiones eventuales.