Edemsa debe casi $2 mil millones y dudan del destino de su recaudación

La principal distribuidora eléctrica de Mendoza dejó de pagar y consiguió un amparo judicial. Aunque argumenta falta de recursos, percibe la tarifa "ideal" según los cálculos oficiales. Solo se ajustará la tarifa por inflación. La última comunicación de Cammesa menciona que la deuda nueva de Edemsa es de 1900 millones de pesos. 

Pablo Icardi

Edemsa debe casi $2 mil millones y dudan del destino de su recaudación

Edemsa debe casi $2 mil millones y dudan del destino de su recaudación

La situación de Edemsa, la principal distribuidora eléctrica de Mendoza, es difícil de explicar fuera de contexto. Tuvo aumentos como nunca antes y dejó de pagar, como casi siempre. Pero, como informó MDZ, consiguió un paraguas judicial para no sufrir consecuencias en lo inmediato con los incumplimientos y seguir recaudando.

El problema es, para quienes analizan las cuentas de las empresas de servicios públicos del país, qué pasa con los recursos de esa empresa concesionaria de servicios. La empresa tiene tarifa “plena”, que incluye los costos de la energía, sus propios costos y hasta el margen de ganancias. Por eso dudan sobre el destino de la recaudación, que en parte debería tener destino específico. 

La “nueva deuda” con Cammesa, el mayorista de la energía, es de 1900 millones de pesos. Así lo informó la propia empresa estatal al EPRE y al Gobierno de la provincia a manera de alerta. El primer llamado de atención apareció en octubre. A la histórica deuda que tenía esa empresa, se le sumaron facturas impagas del año pasado y el cese del pago de este año.

El argumento oficial que presentó EDEMSA para justificar la falta de pago fue el supuesto retraso tarifario y curiosamente Cammesa (que depende del gobierno nacional) envió notificaciones a la Provincia para advertir sobre el tema. Sin embargo la respuesta desde Mendoza fue unánime: la empresa tiene la tarifa plena y está vigente el último aumento del VAD, que fue del 30,2%. Justamente  la empresa gestionada por José Luis Manzano tiene la tarifa actualizada. Primero se hizo con los aumentos escalonados. Luego con el convenio firmado el año pasado que volvió a empardar los costos con la recaudación, y luego con un aumento “a cuenta” del 30% que quedó firme desde el 31 de julio y fue tomado con la última etapa para equiparar costos y recaudación. Por eso la recaudación de la empresa aumentó fuertemente.

Las dudas que surgen son sobre el destino de los recursos. La tarifa eléctrica está regulada y cada parte de lo que el usuario paga tiene un destino específico. Así, por ejemplo, el costo de la energía viene devengado en la boleta y Edemsa debería transferirla de manera casi automática. El VAD (que es la porción local de lo que se paga) tiene como objetivo cubrir los costos locales y la propia rentabilidad. Los análisis técnicos realizados por el Ejecutivo determinan que con esa tarifa la empresa debería funcionar sin problemas, pagar los costos y cumplir sus obligaciones. Sin embargo eso no ocurre. La próxima actualización tarifaria se hará tomando en cuenta la inflación.

Beneficios

El amparo otorgado por el Segundo Juzgado Federal de Mendoza, otorgado por el juz provisorio Juan Carlos Nacul, sorprendió por el alcance que le da y por algunos errores de concepto. Es que, por ejemplo, le otorga amplias ventajas a la empresa para que disponga de los recursos, sin hacerle frente a las obligaciones. En el análisis de las cuentas de la empresa hay un ítem particular: los gastos en honorarios, consultorías y servicios de terceros. En medio año, se destinaron casi 300 millones de pesos en ese rubro, 90 millones más que el año pasado. La resolución del juz Nacul permite a la distribuidora suspender el plan de pago por la deuda vieja que tenía (propuesto por la propía empresa)  y condicionar el pago de la electricidad que compra. 

Uno de los argumentos que menciona EDEMSA en ela Justicia y también en un comunicado oficial, es que se podría caer para los usuarios el beneficio de la tarifa social. En realidad, explicaron, la falta de cumplimiento de la distribuidora podría generarle problemas a la distribuidora y no a los usuarios. “A quien se le cortan los beneficios es a EDEMSA por no cumplir, pero no a los usuarios.

La base de la pelea judicial es por la falta de ejecución del artículo 15 del Presupuesto del año pasado que daba una compensación a las distribuidoras eléctricas por ingresos no percibidos que permitía licuar la deuda de las empresas. Ese artículo, que fue impuesto por lobby del masismo en el Congreso, no se ejecutó. Incluso desde Mendoza hubo quienes sugirieron al Gobierno nacional no aplicarlo porque la forma de redacción no era "imperativo". 

Las únicas concesiones que hizo la Nación con las deudas fueron con empresas eléctricas que aún son estatales. Edemsa busca tener algún trato similar, a pesar de ser privada. "Quiere tener los beneficios de ser una empresa privada y disponer de los recursos y también los de una empresa estatal. Pero en realidad no se dan cuenta que son una empresa de servicios públicos con una concesión que deben cumplir", analizó un referente del tema. 

En Mendoza miran de cerca el accionar de la empresa, pues ha vuelto a incumplir con los usuarios por falta de cumplimiento de la calidad de servicio. Es que con la tarifa actual, EDEMSA debería ejecutar obras de mejora que no ha realizado y se vuelven a acumular multas.

Desde el EPRE aseguran que no hay razones que justifiquen ningún incumplimiento y que el contrato y las obligaciones de la empresa siguen vigentes. “En el litigio no tenemos intervención porque no somos parte. Nosotros lo que hacemos es exigir que se garantice la calidad del servicio, con una tarifa justa. Los mecanismos de revisión están vigentes”, aseguró Jimena Latorre, directora del EPRE.

"La Justicia Federal concedió un amparo a la empresa de electricidad EDEMSA para que pueda asegurar la normal prestación del servicio y la continuidad de los subsidios sociales para los usuarios de la provincia, mientras se resuelve una compensación de deuda por los ingresos no percibidos por las distribuidoras mientras estuvo en vigencia el congelamiento tarifario... Como la compensación no se hizo efectiva, EDEMSA suspendió transitoriamente los pagos a la empresa CAMMESA.. Con el amparo judicial se pretende que la compensación de los ingresos no percibidos por los concesionarios se solucione a partir del pago de las facturas de compra de energía a CAMMESA y no mediante aumentos tarifarios para los usuarios", informó la empresa a través de un comunicado. En realidad lo que obvia esa información es que ni la tarifa social, ni la tarifa geneal se establece a discreción de la propia empresa, sino que es el Estado el que la determina.

En el balance parcial de mitad de año, declara una ganancia bruta de más de 800 millones de pesos y una ganancia neta de 300 millones. "En su conjunto, las variaciones en Ventas y Costo de Ventas hicieron que el Resultado Bruto del año aumentara un 257%, pasando de $ 233,3 millones en el primer semestre de 2017 a $ 832,0 millones en el mismo período del corriente año....Luego de varios años, el Resultado Operativo fuera positivo arrojando una ganancia de $ 302,6 millones (pérdida de $ 69,2 millones en el mismo período del ejercicio anterior)", dice el informe financiero. 

Edemsa tiene la concesión del servicio eléctrico del 70% de Mendoza y es la única que tiene deuda de las distribuidoras locales. Ese es otro de los datos que hace temblar los argumentos de los empresarios. Esa distribuidora es propieda de Andina PLC, que es parte del holding de empresas energéticas que conduce José Luis Manzano, pero que tiene diluidas las acciones en distintas firmas. 

Temas
  • Servicios públicos
  • Electricidad
  • Edemsa
  • Luz
  • Mendoza
  • Cammesa
  • Gobierno
  • EDEMSA
  • energia
  • Gobierno nacional
  • Nación
  • Justicia Federal
  • inflación
  • VAD
  • Secretaría de Servicios Públicos de la provincia
  • Boletín Oficial de la Nación
  • EPRE
  • Poder Ejecutivo de la Nación
  • Secretaría de Servicios Públicos
  • Secretaría de Energía de la Nación
  • Gobierno provincial