Duro informe de la AGN por irregularidades en Madres de Plaza de Mayo

Es lo que se desprende de las irregularidades detectadas por la Auditoría General de la Nación tras investigar el programa “Misión Sueños Compartidos”.
Avatar del

MDZ, Nacionales

1/2
Duro informe de la AGN por irregularidades en Madres de Plaza de Mayo(Télam)

Duro informe de la AGN por irregularidades en Madres de Plaza de Mayo | Télam

Duro informe de la AGN por irregularidades en Madres de Plaza de Mayo(Télam)

Duro informe de la AGN por irregularidades en Madres de Plaza de Mayo | Télam

La Auditoría General de la Nación presentó hoy el informe sobre las irregularidades registradas en el programa “Misión Sueños Compartidos” de la Fundación Madres Plaza de Mayo, a cargo de la polémica Hebe de Bonafini: entre 2005 y 2011, el Estado nacional otorgó a esa fundación un total de 1.295 millones de pesos para construir 4.757 viviendas, de las cuales 822 fueron adjudicadas. Los hermanos Sergio y Pablo Schoklender fueron los que gerenciaron esas obras, según informó Infobae.

Teniendo en cuenta las casas adjudicadas y el total de lo otorgado por el Gobierno lo que ha quedado a la vista ha sido 1,57 millones por vivienda. 



El informe detalló pagos a Sergio Shocklender por un total de 23 millones, mientras que a Pablo  Schoklender se le otorgaron 13 millones. La constructora que ambos tenían, Meldorek, recibió $ 4,4 millones. En ninguno de los casos el desembolso del dinero estuvo vinculado a gestión de obra que pudo ser probada.

La AGN también constató "pagos a funcionarios públicos tanto a nivel nacional como provincial que tenían la responsabilidad de aprobar y controlar las gestiones relacionadas con las obras de la Fundación Madres de Plaza de Mayo".

El informe, que auditó construcciones realizadas en las provincias de Santiago del Estero y Chaco, la ciudad de Rosario, los distritos de Tigre y Ezeiza así como la Villa 15 en Capital Federal, también denuncia la falsificación de documentos –especialmente la firma de titulares de ONG que iban a ser beneficiadas– y las fallas en los mecanismos de adjudicación de las viviendas, que dieron a lugar "arbitrariedades y clientelismo", según Despouy.

Según la AGN, "la falta de un seguimiento sistematizado de las familias a las que se les ha asignado una vivienda, sumado al carácter de preadjudicación por falta de aprobación del Plano Catastral definitivo, impide conocer si la familia beneficiaria es la ocupante de la vivienda".

También se detectó que la AFIP le otorgó a Bonafini un plan de facilidades de pago de 108 cuotas para regularizar la situación, pero, hasta la fecha, ninguna cuota fue abonada.

Los informes completos de la Auditoría General de la Nación