Política Expectativa por las reuniones en EEUU

Dujovne reveló qué ayuda pedirá el Gobierno al FMI

El Ministro de Hacienda detalló que el país pedirá un acuerdo financiero 'stand by' de alto acceso", aunque sin especificar el monto. El Gobierno aseguró que Argentina no necesita el dinero pero que le servirá para "suavizar oscilaciones de la volatilidad externa".
Avatar del

MDZ Política

1/2
Dujovne reveló qué ayuda pedirá el Gobierno al FMI(Télam)

Dujovne reveló qué ayuda pedirá el Gobierno al FMI | Télam

El ministro Dujovne se encuentra negociando con el FMI en Washington.(Télam)

El ministro Dujovne se encuentra negociando con el FMI en Washington. | Télam

 El Ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne anunció hoy que "Argentina pedirá un acuerdo financiero 'stand by' de alto acceso" con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El marco del Acuerdo Stand-By permite al FMI responder rápidamente a las necesidades de financiamiento externo de los países, y respaldar políticas que los ayuden a salir de las crisis y volver a un crecimiento sostenible. Cuando un país solicita un préstamo al FMI, acuerda ajustar sus políticas económicas para superar los problemas que lo llevaron a tener que pedir financiamiento en primer lugar.

Dujovne inició este miércoles las negociaciones al entrevistarse en Washington con el Director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner.
De ese encuentro, que se realizó a primeras horas de la tarde, participó también el encargado de la Argentina del FMI, Roberto Candarelli, dijeron fuentes oficiales.

Luego de la reunión fue el turno del análisis entre los equipos técnicos del Fondo y de nuestro país, este último integrados por el jefe de Asesores, Guido Sandleris; el viceministro, Sebastián Galliani; el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y el jefe de gabinete de ese ministerio, Ariel Sigal. 

Además, también viajaron el vicepresidente del Banco Central, Lucas Llach, y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.

Dujovne tiene previsto entrevistarse mañana con la directora del FMI, Christine Lagarde, antes de emprender el viaje de regreso a Buenos Aires, mientras continúan las negociaciones .

"No es que Argentina no tenga dinero, sino que estos fondos permiten justamente suavizar las oscilaciones de la volatilidad externa", aclararon desde Hacienda. 

Antes de partir ayer a Washington, Sandleris aseguró que la Argentina "no necesita el dinero del FMI" para hacer frente a obligaciones y que las gestiones iniciadas para acceder a una ayuda son de carácter "preventivo", para atemperar las oscilaciones que genera la volatilidad externa en el mercado local.

El funcionario, que se abstuvo de precisar el monto y el plazo que tendrá ese crédito, explicó que "no es que Argentina no tenga dinero, sino que estos fondos permiten justamente suavizar las oscilaciones de la volatilidad externa".

Durante un contacto que mantuvo con la prensa en el Palacio de Hacienda, Sandleris también relativizó que el FMI vaya a poner exigencias fiscales que la Argentina no pueda cumplir, como condición para la entrega de fondos.
"El Fondo es pragmático, realista. No veo que haya una diferencia sustantiva (de enfoque) con lo que nosotros proponemos en términos fiscales", aseguró.

Estimó que el costo de ese crédito será "un poco más de la mitad" de lo que habitualmente la Argentina paga en el mercado financiero.


Por su parte, el ex director regional del FMI, el argentino Claudio Loser, afirmó hoy que el país atraviesa "una crisis difícil", pero consideró que "no es ni de lejos la peor" porque "los problemas que hay son manejables".

"El Gobierno tiene los instrumentos desde el punto de vista técnico para solucionar los problemas", afirmó Loser a radio La Red.

En tanto, la Cámara de Diputados no avaló un intento de votar en el recinto el rechazo de un eventual acuerdo con el FMI, propuesta por el legislador Nicolás del Caño, del Frente de los Trabajadores y la Izquierda (FIT).

No podemos estar en esta sesión sin debatir esta cuestión que significará mayores penurias para la gran mayoría del pueblo trabajador, ya que pide a cambio reforma laboral, bajar la edad jubilatoria, achicar el Estado con mayores despidos", aseguró Del Caño.

Sin embargo, los bloques opositores, incluidos los peronistas Frente Renovador y Argentina Federal, adelantaron su rechazo a votar esa propuesta de la izquierda, que resultó negativa con 66 votos afirmativos, 113 en contra y 45 abstenciones. 

¿Qué es un acuerdo stand-by?

 El marco del Acuerdo Stand-By permite al FMI responder rápidamente a las necesidades de financiamiento externo de los países, y respaldar políticas que los ayuden a salir de las crisis y volver a un crecimiento sostenible. 

 La duración de un Acuerdo Stand-By es flexible, y generalmente abarca un período de 12-24 meses, pero no mayor de 36 meses, acorde con la necesidad de atender problemas de balanza de pago a corto plazo. 

El acceso a los recursos financieros del FMI en el marco de un Acuerdo Stand-By se guía por la necesidad de financiamiento del país, su capacidad de pago y su historial en el uso de los recursos del FMI. Dentro de esas directrices, el Acuerdo Stand-By brinda un margen de flexibilidad en cuanto al monto y la oportunidad del préstamo para contribuir a satisfacer las necesidades de los países prestatarios.

Cuando un país solicita un préstamo al FMI, acuerda ajustar sus políticas económicas para superar los problemas que lo llevaron a tener que pedir financiamiento en primer lugar. Estos compromisos, incluida la condicionalidadespecífica, se describen en la carta de intención del país miembro (que a menudo contiene un memorando de políticas económicas y financieras).

Complementando lo logrado en etapas anteriores, el FMI ha introducido más reformas a las condiciones de sus préstamos para poner el foco en criterios que sean mensurables y observables.

Condiciones cuantitativas. Se hace un seguimiento de los avances de los países prestatarios a partir de metas cuantitativas para los programas (criterios de ejecución cuantitativos y metas indicativas). Los desembolsos del FMI están supeditados a la observancia de los criterios de ejecución cuantitativos, a menos que el Directorio Ejecutivo decida suspender su aplicación. Como ejemplo cabe mencionar las metas relativas a las reservas internacionales y el nivel de déficit o endeudamiento público, en consonancia con los objetivos de los programas.

Medidas estructurales. En el nuevo marco de los Acuerdos Stand-By se han eliminado los criterios de ejecución estructural. En su reemplazo, el avance en la implementación de las medidas estructurales que sean cruciales para lograr los objetivos del programa se evalúa de manera integral, entre otras cosas mediante parámetros de referencia en ámbitos de política clave, en el contexto de las revisiones de los programas.

Frecuencia de las revisiones. Las revisiones regulares que realiza el Directorio Ejecutivo del FMI cumplen un papel fundamental en la evaluación del desempeño logrado en el marco del programa y permite que este se adapte a los acontecimientos económicos. El marco del Acuerdo Stand-By permite que la frecuencia de las revisiones se determine en forma flexible en función de la solidez de las políticas del país y la naturaleza de sus necesidades de financiamiento.