Dieta política, la única para engordar sin culpa

En el #Wok de hoy: Post FMI, otro anuncio de "megarrecorte" del gasto público + El combo austero no incluye a los sueldos políticos + Nadie puede ganar más que el gobernador, ¿pero tampoco mucho menos? + La torpeza de querer equiparar a un edil con un docente.
Avatar del

Rubén Valle

1/12
Dieta política, la única para engordar sin culpa(paralelo32.com.ar)

Dieta política, la única para engordar sin culpa | paralelo32.com.ar

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa

Dieta política, la única para engordar sin culpa(paralelo32.com.ar)

Dieta política, la única para engordar sin culpa | paralelo32.com.ar

{ Maridaje } Para musicalizar la lectura de esta columna, el autor propone Wistman's Wood, por John Surman

 

Parece un déjà vu y lo parece porque desde hace 15 días por lo menos -acuerdo con el Fondo Monetario Internacional de por medio- la promesa del gobierno nacional fue recortar el gasto público y, cual bonus track para la tribuna, habló de echarle mano al gasto político. El viernes volvió a la carga con igual mensaje. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y su par de Modernización, Andrés Ibarra, anunciaron un plan de ajuste en el sector público con el objetivo de liberar recursos y bajar el déficit, de tal forma que se ahorren unos $20 mil millones por año. En el primer capítulo, el tijeretazo había sido de $30.000 millones destinados a la obra pública.

El combo de austeridad incluye congelar los ingresos al Estado, finalizar los convenios técnicos, limitar los viajes de funcionarios y achicar la flota de autos oficiales. Estos fondos ahorrados, promete Dujovne, servirán para priorizar gastos de mayor impacto, como el gasto social o de infraestructura.

>

En un contexto donde un edil y un senador, ambos del FIT, denunciaron públicamente los altos sueldos en el Concejo Deliberante de Las Heras (casi $78.000) y en la Cámara Alta (cerca de $100.000), tendrían que resonar con más fuerza los dichos del jefe de Hacienda: "El Estado es de todos, lo pagamos entre todos, por más que algunos piensen que no es de nadie y que se financia solo. Lo financiamos todos los argentinos con nuestros impuestos". Frase que hubiera resultado más contundente con la confirmación de que, como "gesto" en medio de la crisis, también habría un recorte de los sueldos de los funcionarios públicos. En la lógica de quien gobierna, hacer esto sería propio de populistas, pero ¿acaso no veníamos hablando de austeridad y, otra vez, de "gestos" ya que el Estado "somos todos"?

Cada vez que se reflota el inevitable escrache público del salario político, resurge la propuesta equívoca y hasta demagógica del FIT que pretende equiparar dietas y haberes de concejales y funcionarios políticos con el sueldo docente.

Vale preguntarse si lo lógico no es que alguna vez ganen más los docentes. ¿Por qué igual? ¿Quién dijo que un concejal es equiparable a un maestro o a un profesor? Y además, ¿por qué habría que compararlos, poniéndolos en igual plano, tratándose de personas con formación y funciones tan disímiles?  

Una ley de 2014 (proyecto del entonces senador del PJ y actual Fiscal de Estado, Fernando Simón) estableció como tope salarial que ningún agente estatal podrá percibir más que el gobernador.

Leamos el textual de la 8727: "Ningún funcionario, empleado o contratado, bajo cualquier modalidad, que preste servicios en el ámbito del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, incluyendo sus reparticiones centralizadas, descentralizadas o autárquicas, cuentas especiales o sociedades del Estado o con participación estatal mayoritaria, podrá percibir una remuneración y/o contraprestación bruta total, bajo cualquier modalidad o concepto, superior a la remuneración bruta que legalmente corresponda percibir al cargo de Gobernador de la Provincia".

Quedan exceptuados por ser funcionarios de rango constitucional magistrados, Fiscal de Estado, Asesor de Gobierno, Presidente y Vocales del Tribunal de Cuentas, Contador y Tesorero de la Provincia, Superintendente y consejeros de Irrigación. 

Esta normativa surgió ante la necesidad de darle racionalidad a los sueldos estatales ya que había cerca de 800 cargos que cobraban sueldos bastante más altos que los del propio gobernador.

La remuneración de los legisladores provinciales se rige por lo establecido en la Ley 5811, que en su artículo 27 establece que su dieta mensual será el 95% de lo que cobra el gobernador. Por lo tanto, el aumento -tanto para las autoridades del Ejecutivo como de Legisladores y funcionarios de ambos poderes- se rige por el incremento que se dé para la clase 013.

En tanto que en las comunas, Intendentes y Concejos Deliberantes acuerdan sus sueldos, siempre con los honorarios del gobernador como techo. Hay municipios que mueven sus salarios automáticamente cuando sube el del mandatario provincial, mientras que en otros se manejan en función de las paritarias municipales.

Confirmando que hecha la ley hecha la trampa, aún con los límites legales como "ayudamemoria" los sueldos de la política se las ingenian para encontrar algún vericueto y escaparse de los corsets administrativos y financieros. Eso, claro, hasta que la ciudadanía los vuelve a poner en caja, como paso el año pasado en Tupungato, donde se aprobó un "dietazo" del 46,25% y ante la presión popular el intendente Gustavo Soto tuvo que dar marcha atrás.

Un dato que corrobora la importancia de avanzar hacia la transparencia es que esta semana, después de muchos años de espera y tropiezos, se sancionó en Mendoza una de las leyes más postergadas, la de Acceso a la Información Pública. Una herramienta que, de ser bien entendida y utilizada por los ciudadanos, ya no va a ser falta que nos enteremos de sueldos escandalosos de los cargos políticos por un edil díscolo, un medio que se animó a publicarlo o las redes que lo viralizaron. Será, sueña uno, parte de una normalidad que todavía se percibe verde como un dólar. 

.................................................

 #LaEncuesta 


.................................................

#Lecturas

78. Historia oral del Mundial, de Matías Bauso (Sudamericana, 864 págs, $499)

Imposible contar el Mundial 78 sin contar la Dictadura, pero a la vez, su significación y magnitud no pueden reducirse a las oscuras circunstancias políticas que le dieron marco. Gran parte de lo que se cree saber sobre aquel campeonato es erróneo, asegura Matías Bauso. Tras un trabajo de investigación monumental, el autor reconstruye los aspectos sociales, políticos y deportivos de este evento, lejos de los reduccionismos y de las lecturas banales que buscan tranquilizar la memoria y la conciencia. A través de infinidad de testimonios, Bauso examina aquellas controvertidas semanas de 1978 con la perspectiva que ofrecen las cuatro décadas transcurridas.

.................................................

#LaDataFlora

Los números del foro #ArgentinaAbierta en Mendoza

.................................................

#El Resaltador

La escuela pública, en la cuerda floja

"Son varios los responsables del vaciamiento de la escuela pública, sin distinción partidaria. Durante los últimos 60 años de historia argentina, la privatización de la educación fue la política educativa más lamentablemente exitosa. Una verdadera política de Estado que nadie reivindica, pero atravesó gobiernos militares y civiles de todos los partidos y en todas las provincias... Las primarias públicas perdieron uno de cada 10 alumnos en los últimos 15 años. Estamos perdiendo a la escuela pública...En la medida en que los sectores medios y altos pagan por educación, los gobiernos tienen relativamente más recursos para la educación de los más pobres. El problema es que el costo social de éste es el aumento de la grieta, una mayor segregación socoeconómica en el sistema escolar. Y para colmo, los argentinos perdemos uno de los instrumentos centrales de la excelencia, la equidad y la cohesión social: la escuela pública".

{ Mariano Narodowski, autor de El colapso de la educación }

.................................................

#Tuiteado