Desde Cuba, Cristina atenta a la reacción de los mercados

Frente a una posible respuesta negativa, ya buscó apoyo en su par Dilma Rouseff.
Avatar del

MDZ Política

Desde Cuba, Cristina atenta a la reacción de los mercados

Desde Cuba, Cristina atenta a la reacción de los mercados

Con la mirada puesta en la situación del dólar y su impacto en la economía, el Gobierno espera la reacción de los mercados para resolver las medidas que sumará al combo que ya anunció la semana pasada.

Ayer, en busca de dar una señal, la Presidenta pidió una reunión con su par de Brasil , Dilma Rousseff, que la recibió apenas minutos después de haber llegado a la isla desde Davos, según informa La Nación.

El tema del encuentro, que duró una hora, fue la economía. Según informó un miembro de la delegación argentina, ambas presidentas "coincidieron" en alertar sobre "movimientos especulativos" contra los países emergentes, la misma tesis que hizo pública la Casa Rosada cuando dejó que se disparara el dólar hasta los ocho pesos.

Aunque el gobierno argentino apenas se refirió a esa "unidad de criterio", así lo llamaron, entre las dos presidentas, el encuentro es de alta trascendencia para el país vecino por el impacto que la devaluación del peso argentino podría depararle. Hasta el momento, la administración de Rousseff y ella misma negaron que la abrupta suba del dólar pudiera tener algún efecto negativo en su economía, pero fuentes de la comitiva brasileña dijeron que apenas Cristina pidió el encuentro, Dilma había aceptado. "La agenda siempre es económica", resumieron, como adelanto de la bilateral que ambas compartieron en el hotel Meliá Habana, donde se hospeda la delegación de Brasil. Al menos, sostenían, es una señal que ambas presidentas dialoguen cara a cara.

La expectativa es alta en la comitiva argentina sobre lo que pueda pasar hoy. Con cautela, los acompañantes de la Presidenta en este viaje evitan sacar conclusiones anticipadas. Lo que dan por seguro es que podría haber nuevos anuncios. "Todo dependerá de lo que pase mañana", se resignaba un allegado presidencial, y sostenía que lo más importante, de todas maneras, es que habrá que esperar el impacto que las medidas puedan tener en los precios, sobre todo de alimentos.

Ayer, el ministro de Economía, Axel Kicillof, anticipó, en una entrevista con Página 12, que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, será el encargado de anunciar las nuevas normativas esta mañana en su habitual conferencia de prensa.

La incógnita es ahora qué otro plan sumará la Casa Rosada para contener la inflación. "Algún acuerdo con los gremios podría haber", agregó otra fuente, que recordó el llamado que había hecho Cristina Kirchner el miércoles pasado, cuando en pleno discurso por cadena nacional en su regreso a la actividad pública anticipó que se reuniría con los jefes sindicales. La reunión podría concretarse a la vuelta del viaje por esta ciudad de la Presidenta, previsto para el jueves, según allegados presidenciales.

La jefa del Estado podría renovar su llamado a un acuerdo social. Sucede que los

A pesar de la expectativa, en el círculo cercano a la jefa del Estado intentan mostrarse ajenos a los vaivenes económicos. "La Presidenta habló con sus funcionarios", sólo respondieron oficialmente sobre la preocupación de Cristina en el impacto que tendrán las medidas hoy.

Seguramente, quien se llevó ayer una impresión en primera persona fue Rousseff. Incluso ella había puesto como principal resguardo que las medidas tomadas por el gobierno argentino tendían a provocar que los exportadores liquiden la cosecha. De la reunión participaron el ministro de Industria, Fernando Pimentel; el asesor para asuntos externos, Marco Aurelio García, y del lado argentino, el canciller Héctor Timerman, el embajador Luis María Kreckler y el secretario de Relaciones Económicas, Carlos Bianco. Aunque la comitiva argentina negó que se hablara de la relación comercial y las trabas entre ambos países, integrantes del encuentro dieron cuenta de que el tema estuvo sobre la mesa.

A pesar de que intentan mostrarse confiados, la mira de la delegación está puesta en el resultado. "Se harán correcciones, eso es seguro", insisten, para destacar que habrá nuevas medidas. Hasta el momento, Capitanich sólo anticipó anteayer desde Buenos Aires mayores controles en la cadena de formación de precios.


Sin plan detrás de los anuncios

"El Gobierno trata de hacer correcciones de forma desordenada, sin un programa detrás", afirmó ayer el ex diputado Alfonso Prat-Gay (CC-ARI) en referencia a los anuncios económicos del viernes, que comenzarán a implementarse hoy.

Para el titular del Banco Central durante las gestiones de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, la imprevisión es el elemento distintivo de las decisiones del Gobierno. "Ya no se la creen ni ellos mismos. Hacen una conferencia de prensa el jefe de Gabinete y el ministro de Economía para anunciar medidas y luego, durante el fin de semana, (Axel) Kicillof le dice a un medio oficial que en realidad no van a aplicar lo que anunciaron 48 horas antes. Es exasperante", declaró el dirigente, que hoy presentará formalmente su fundación Políticas de Gobierno en un hotel del barrio de Congreso.

Otros dirigentes opositores, como Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Julio Cobos, también expresaron sus dudas sobre el devenir de la economía. "¿Quién sabe qué va a pasar mañana a la mañana? Ni ellos saben. Estamos en un camino de improvisación", disparó Macri a TN.