Política Los cuadernos de las coimas

Cuadernos de la corrupción: La muerte de Néstor Kirchner y lo que pasó

El ex presidente murió en Río Gallegos el 27 de octubre de 2010. La recolección de dinero proveniente de empresas siguió, pero en diciembre de ese año Centeno dejó de escribir. Lo que pasó después, según un nuevo capítulo de esta investigación que lleva a cabo La Nación.
Avatar del

MDZ

1/6
1(Gentileza La Nacion)

1 | Gentileza La Nacion

2(La Nación)

2 | La Nación

2(La Nación)

2 | La Nación

2(La Nación)

2 | La Nación

2(La Nación)

2 | La Nación

0(Gentileza La Nacion)

0 | Gentileza La Nacion

 Ese 27 de octubre de 2010, el chofer Oscar Centeno y Roberto Baratta comieron pizza en un departamento que tenía el ex asesor de Julio De Vido en Barrancas de Belgrano, ciudad de Buenos Aires. Néstor Kirchner había fallecido en Río Gallegos de un paro cardíaco a las 9.15. Para Centeno fue una jornada agitada y desde Buenos Aires permanecían a la espera de lo que sería el funeral del ex presidente.

La recolección de dinero proveniente de empresas siguió tras la muerte de Kirchner, detalla un nuevo capítulo de los cuadernos de las coimas que difunde La Nación, sin embargo, el chofer de Baratta creyó que los recorridos para recaudar dinero concluirían con la muerte de Kirchner y dejó de escribir en su cuaderno en diciembre de ese año.

Pasaron más de dos años.

El 6 de mayo de 2013 Centeno retomó los cuadernos:

"Hoy vuelvo a escribir después de la muerte de Néstor C. Kirchner que dejé de hacerlo. Pensé que después del fallecimiento no se haría más el valijeo". 

El resto de la historia ya es conocida / Fuente: La Nación.