Cristina querría que su resultado lo dijera C5N

El cristinismo considera que sus deseos son órdenes que deben ser cumplidas. Pero como ya no detentan el poder, son capaces de embarrar la cancha.
Avatar del

MDZ

1/2
Cristina querría que su resultado lo dijera C5N

Cristina querría que su resultado lo dijera C5N

Cristina querría que su resultado lo dijera C5N

Cristina querría que su resultado lo dijera C5N

 Las elecciones son así: se gana, se pierde e, inclusive, se empata. Siempre tiene que haber un árbitro que lo defina y debe ser independiente. Claro, eso no sucede en Venezuela, por ejemplo, en donde el resultado que la justicia electoral avala es el deseado por el régimen de Maduro. Y en Argentina sus seguidores se sienten atrapados por la República: Cristina Kirchner dijo que ganó, cuando no era así y reclamó el triunfo que la ciudadanía no le dio.

Bueno, de hecho, la expresidenta hasta se negó a entregar la banda y el bastón de mando al presidente que le sucedió en el cargo en un gesto que no fue solo de desconocimiento y desprecio a las instituciones republicanas, sino al electorado que no está con ella. 

El cristinismo considera que sus deseos son órdenes que deben ser cumplidas. Pero como ya no detentan el poder, son capaces de embarrar la cancha para que si no ganan ellos, no gane nadie o, al menos, se discuta el triunfo ajeno.

Aníbal Fernández había obtenido el 38 por ciento en la elección general para la gobernación y ella misma siempre hizo alarde del famoso 54% con el que ganó su segunda presidencia, tras enviudar de Néstor Kirchner, ocasión en la que le dio un giro importante a lo que era la transversalidad política para llevarla hacia un personalismo de tintes menos peronistas que el que lideró su marido.

Disconforme con no manejar los resortes de los medios propios y ajenos (pero a tiro de pauta publicitaria), probablemente sueñe con una realidad mejor, la posverdad que se ve, por ejemplo, por la pantala de C5N.