Cornejo ganó en Kamchatka

El oficialismo suma una nueva ficha en el mapa electoral. Aunque no era su propia estrategia, capitalizó un triunfo electoral.
Avatar del

Pablo Icardi

1/3
Cornejo ganó en Kamchatka

Cornejo ganó en Kamchatka

Cornejo ganó en Kamchatka(Gobierno de Mendoza)

Cornejo ganó en Kamchatka | Gobierno de Mendoza

Cornejo ganó en Kamchatka

Cornejo ganó en Kamchatka

Es un lugar pequeño, poco trascendente en el mapa electoral. Pero dependiendo del contexto y el sentido de oportunidad de los jugadores, puede ser trascendente. El radicalismo ganó en Santa Rosa y conducirán ese municipio por primera vez. El gobernador Alfredo Cornejo logró un triunfo inesperado y que puede capitalizar aún "a pesar de él".

Como en el TEG, juego que más se asemeja a su forma de planificar la política, ahora Cornejo tiene las fichas en Santa Rosa, el kamchatca de Mendoza. En ese sentido, tiene al PJ rodeado en cada región de la provincia: a la oposición solo le queda San Martín en el Este, Lavalle en el norte, Maipú en el Gran Mendoza, San Rafael en el Sur y Tunuyán en el Valle de Uco. San Carlos es el comodín, pues no es oficialista pero tampoco opositor furioso. Por su realidad política Santa Rosa se parece más a Macondo. Pero como parte de una estrategia política se asemeja al pequeño país que figura en el tablero del tradicional juego de mesa.

Por eso Cornejo y toda la cúpula radical se mudó a Santa Rosa por un ratito. La primera prueba electoral del país fue en ese distrito y ante la sequía de novedades políticas, toma más protagonismo. También fue un triunfo para la alianza local, que forman la UCR, el PD, el Pro, el Frente Renovador, el socialismo y  Libres del Sur. Incluso la foto de ayer mostraba a socialistas y gansos abrazados. 

En 2015 Cambia Mendoza arrasó. Incluso en las primeras horas luego de la elección los radicales decían: "Ganamos hasta en Santa Rosa". Luego, en medio de los festejos, la tendencia se revirtió y Sergio Salgado fue reelecto. Se quedaron con sangre en el ojo. Cuando en el departamento crecía el escándalo, Cornejo apuntaba a que el departamento se hunda con "capitán ajeno". Es decir, que luego de la detención y renuncia de Salgado fuera un peronista quien asuma y que se haga cargo de todo para luego apuntar a ganar en las elecciones. Norma Trigo y otros radicales contradijeron al gobernador y asumieron la intendencia. El Gobernador notó que la estrategia de Trigo daba algunos frutos rápidos y se sumó. Incluso la tomó como la "candidata oficial" en las sombras, frente a la "monterista" Débora Quiroga. No fue su estrategia inicial, pero se acopló y Cornejo sumó más fichas en su mapa político mendocino.

>

El de Norma Trigo también es un caso particular. La mujer llegó al poder comunal sin tener un sector propio y también como "antimodelo" político. Quienes siguieron la escueta campaña de Santa Rosa cuentan que para arrancarle una sonrisa había que rezar. "Es una chica Almodóvar", describió un periodista. Claro que no todo es tan romático. También hubo chicanas internas por los métodos de captación de la atención el Santa Rosa, bien alejados de las nuevas prácticas que se pregonan en los discursos.

El PJ, alicaído y sin horizonte, gastó una ficha importante: Flor Destéfani le puso el cuerpo a una elección complicada y no tuvo el respaldo partidario que merece una candidata.